lunes, 17 junio 2024 - 04:04

Entre Ríos. Basta es Basta presenta la primera iniciativa popular ambiental

Debates en torno a la urgencia y las formas de transformaciones productivas.

La Coordinadora por una vida sin agrotóxicos en Entre Ríos: Basta es Basta, impulsa la primera iniciativa popular en la provincia para declarar la emergencia ambiental por agrotóxicos. Busca declarar como actividad peligrosa la producción agrícola con utilización de insumos de síntesis químicos. Además propone crear el registro público de establecimientos agropecuarios, más un registro público provincial de vigilancia epidemiológica e impulsa una evaluación de impacto acumulativo y sinérgico de todas las pulverizaciones que se realizan en la provincia.

Esta iniciativa representa sin dudas un paso importante, no sólo para nuestra provincia, sino para el país. Son muchas las poblaciones que demuestran los cambios cualitativos que se pueden generar cuando se nos involucra en la toma de decisiones. Vemos, por ejemplo, cómo el pueblo de Chubut sigue resistiendo contra la megaminería y cómo las iniciativas populares son una herramienta de movilización y de lucha centrales, cuando enfrente tenemos gobiernos y corporaciones que sustentan modelos productivos de saqueo y contaminación. Sin dudas la participación directa es un resguardo frente a estos poderes que piensan en sus bolsillos más que en nuestra salud y territorios. Saludamos la iniciativa de la coordinadora y desde la Red Ecosocialista acompañaremos la juntada de firmas para llegar al 2% del padrón que la ley exige para el tratamiento de la ley.

Fortalecernos en el debate profundo

La iniciativa popular se presenta en un contexto particular, venimos de años de luchas contra un modelo que no va más. En nuestra provincia se expande el modelo del agronegocio, crecen las hectáreas de monocultivo y aumenta la cantidad de litros de agrotóxicos que se vierten y, por ende, crecen las consecuencias en nuestra salud, nuestros territorios y ríos. El gobierno extractivista sigue sin escuchar a las poblaciones que reclaman “basta de fumigarnos”. De hecho, solo en los últimos años vemos como Bordet, su aparato legislativo de la mano de Giano y el aparato judicial de la mano de Rodríguez Signes, con la complicidad de Juntos por el Cambio, intentan avanzar con leyes aún más retrógradas y frenan amparos ambientales y de cuidados de la salud.

En este contexto es central sumar iniciativas que busquen romper la monotonía que la democracia burguesa pro extractivista nos quiere imponer, donde los mismos de siempre tienen el monopolio de las decisiones. Y si bien apoyamos que se desarrolle la iniciativa popular del Basta es Basta, creemos necesario profundizar algunos debates y aportar una mirada desde el ecosocialismo.

El conjunto de los artículos del proyecto de ley, sin querer expresar una mirada simplista, proponen el desarrollo de una alerta sobre la utilización de agrotóxicos y la generación de información pública. Desde la Red Ecosocialista entendemos que las iniciativas populares nos dan la posibilidad de proponer leyes que permitan la instauración de la participación popular. En ese sentido, y para esta propuesta en particular, vemos que esa participación quedaría por fuera de la aplicación de la ley.
Si queremos que esta ley llegue a buen puerto, vemos fundamental la incorporación de la participación popular, tanto en la creación del registro de vigilancia epidemiológica, como en la evaluación del impacto y en la autoridad de aplicación. En los fundamentos del proyecto de ley se expresa información que es recabada por organizaciones sociales, cientificxs, médicos y pueblos en lucha. Esta información científica y popular es sistemáticamente negada por el gobierno provincial de Entre Ríos. Es en este punto donde radica nuestra mayor preocupación: ¿por qué dejar en las autoridades provinciales, negacionistas de los efectos nocivos y letales de este modelo, la exclusividad de los estudios y controles? El control social es un paso fundamental para un cambio radical de modelo. También es necesario advertir que, de lograr la aprobación de esta iniciativa, es central tener presente a la hora de la reglamentación qué pasos a seguir se tomarán si los estudios dan impactos negativos. Declarar la utilización de agrotóxicos como actividad peligrosa sin pensar medidas de transición deja esta propuesta a mitad de camino.

Con debate y participación podemos avanzar colectivamente a una transición radical, luchamos por un modelo social y ambientalmente saludable, donde las poblaciones decidan qué, cómo y dónde producir. Con reforma agraria agroecológica, donde se efectivice la prohibición de agrotóxicos. Con un modelo de propiedad que combine la nacionalización de la tierra para su reparto a familias y el control estatal, en pos de alentar una producción colectiva mediante cooperativas y con apoyo estatal donde las necesidades técnicas lo requieran. Por eso desde la Red Ecosocialista y el MST en el FITU llamamos a toda la ciudadanía a firmar y apoyar esta iniciativa popular y a las organizaciones ambientales, sociales y políticas a sostener la movilización para seguir construyendo un modelo productivo de y para las mayorías.

Clickeá aquí para acceder a firmar por la iniciativa popular

Noticias Relacionadas