sábado, 1 octubre 2022 - 03:10

Por salario y presupuesto. Un torrente de rebelión docente se extiende a medio país

Desde que se retomaron las clases, luego del receso invernal, se han ido sucediendo luchas y protestas docentes en cada vez más provincias. Todas muy fuertes y masivas, con paros contundentes y movilizaciones multitudinarias. Muchas en unidad con profesionales y trabajadores de la salud y estatales.

El proceso es de tal magnitud y extensión al abarcar a medio país, que la conducción Celeste-Violeta de CTERA se vio obligada a lanzar una “Jornada Nacional de Protesta” para el miércoles 10, con acciones por provincia (paros, movilizaciones, concentraciones). Pero sin paro nacional ni un plan de lucha con movilización a la Plaza de Mayo, como hace falta y le venimos exigiendo a la CTERA. A su vez, en cada provincia, habrá que sacar mandatos, hacer asambleas y garantizar que el 10 sea una jornada sí, pero con paro provincial y movilizaciones masivas.

Primero había sido la rebelión docente autoconvocada en San Juan que concluyó en un triunfazo contra el gobierno del PJ y el Frente de Todos. La CTERA miró para otro lado y su gremio de base traicionó. Pero el conflicto los superó, recreó la organización autoconvocada del 2021 y la potenció, generando un espacio de resolución democrática de bases que nos ubicó en una destacada participación, como parte de las y los delegados departamentales emergidos en sus dos semanas de masiva rebelión docente autoconvocada. Proceso que se está volviendo a reactivar, dando impulso a las reuniones de delegados y representantes con mandato, todo por fuera de los gremios.

El 28 de junio hubo una fuerte movilización en San Luis, ante el intento de reformar el Estatuto Docente. Pero luego, desde que se retomaron las clases, suman en total 11 provincias con conflictos. Abarcando a distritos claves como Santa Fe o Mendoza (ver aquí y aquí), además de Chubut, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego en el sur, junto a La Rioja, Chaco y Formosa en el oeste y norte argentino. A esto se agrega Neuquén, donde una multitudinaria asamblea de Aten Capital votó parar y movilizar este jueves 4 (ver aquí y aquí). Mientras Ademys en Capital, convoca a una asamblea abierta unificada de la docencia porteña para el martes 9, precedida de una semana de deliberación y asambleas por escuelas para definir un plan de lucha.

Multitudinaria asamblea docente de ATEN en Neuquén capital

Si esto no termina de estallar, imponiendo efectivamente un paro nacional y no una «jornada» librada a la decisión de cada burocracia local, es por el rol cómplice con el ajuste de Baradel y la Celeste, que frena toda acción desde noviembre de 2019 en la provincia que concentra el 38% de la docencia, de los recursos, la producción e ingresos del país.

Razones sobran para desbordar también en territorio bonaerense, pero quienes dicen dirigir en la Multicolor no se abren a convocar una instancia democrática. Ahora, ante el llamado a la jornada del 10, los SUTEBA Multicolor deberían convocar a un plenario provincial de delegades con mandato, para exigir a la burocracia, pero para llamar a paro provincial ese día, desde las Seccionales combativas de SUTEBA, con movilización.

Para así interpelar y dar un canal a toda esa bronca que se acumula en las escuelas ante la pérdida salarial, con Kicillof que se lanza a meter las 5 horas en Primaria, por la baja de 22.000 docentes contratados del programa +ATR o los problemas de infraestructura y las escuelas estalladas. Sacar conclusiones de lo que está pasando en el país es clave para actuar en consecuencia y ponerse a tono de un proceso que es nacional, en respuesta a la crisis.

Un torrente de lucha, democracia y participación activa de la docencia, va recorriendo la Argentina

Asistiendo a un verdadero torrente, amplio y generalizado, de rebeldía docente. Con determinación y mucha garra, gana las calles y protagoniza parazos masivos como no se veía desde antes de la pandemia. En una nueva fase o curso de luchas, que coloca nuevamente en escena a un potente actor de la lucha de clase. El que siempre supo hacer punta al frente de los conflictos, con más de 1.4 millones de educadores del país.

El combustible que hace arder esta caldera es el ajuste nacional al servicio del FMI, con los gobernadores de las fuerzas del sistema como los ejecutores. En cada provincia cuidan las finanzas y dólares para cumplir con la deuda nacional y las “deudas públicas” provinciales, además de acumular los excedentes impositivos y regalías para beneficiar a las patronales de las que los caciques provinciales son empleados, gerentes ejecutores.

Paro y movilización en Rosario, Alternativa Docente exige paro nacional

Esto desata un proceso que incluye una fuerte irrupción y ejemplos de democracia directa de las bases, lo que logra poner contra las cuerdas a buena parte esos gobernadores e interpela al gobierno de Alberto y Cristina. Un gobierno nacional atravesado por una fuerte crisis, pero que insiste en mirar para otro lado, mientras destinan apenas un poco más del 5% del PBI al presupuesto educativo, incumpliendo vergonzosamente su propia ley de Educación. La que estipula un 6% como mínimo, cuando la burocracia Celeste de CTERA le exigía a Macri que subiera el presupuesto al 10% del PBI.

Esto de poner contra las cuerdas a los gobiernos se vio en San Juan, pero también en La Rioja y en Chubut. Con Uñac, Quintela o Arcioni debiendo dar importantes aumentos que no tenían pensado y hasta entregar a su ministra de Educación como pasó en Chubut. Con gobiernos que incluso dan manotazos, al intentar frenar sin éxito las luchas con aprietes, descuentos, amenazas de sanciones o dictando conciliaciones truchas como pasó en Chubut.

Y ocurre también en Santa Cruz, donde el gobierno de Alicia Kirchner amenaza con quitarle la personería a la ADOSAC por desconocer su “conciliación”. Así como Vidal y su ministro Villegas, el de la Gestapo antisindical, intentaron sancionar a SUTEBA por llamar a paro, también el gobierno K amenaza hacerlo con la docencia santacruceña por luchar.

A su vez, vemos a Perotti y el PJ en Santa Fe insistir con no dar respuesta u ofrecer sumas insuficientes, al igual que Schiaretti en Córdoba. Pero en Santa Fe se decidió un fuerte plan de lucha con una participación de más de 32.000 docentes al decidir. En Mendoza, mostrando que en eso tampoco hay grieta, la UCR y Juntos quieren imponer una miseria por decreto, difundiendo cifras mentirosas a la población, amenazando con descuentos, además de detener al Secretario de ATE. Pero en los plenarios departamentales del SUTE se votó paro, exigiendo al gobierno reapertura de paritarias (14 departamentos votaron 72 hs de paro y 4 por paro indeterminado). También un gobierno conservador como el del MPN en Neuquén, vuelve a ver pasar la fuerza docente ante sus narices.

La docencia mendocina se prepara para retomar los paros

Este creciente torrente de luchas, que incluye fuertes procesos asamblearios, de desborde, presión y hasta de ruptura con los gobiernos, tanto del PJ como de Juntos, y con las burocracias cómplices, tiene de vanguardia a los masivos movimientos autoconvocados. Con un probado nivel de organización y práctica de la democracia de bases para infringir derrotas a sus gobernadores y los sindicalistas traidores. Los que son desbordados y se limitan a ser espectadores de luchas multitudinarias que otros actores protagonizan.

La fuerza, masividad y protagonismo de un fuerte activismo joven que se postula, combinado con la experiencia de las corrientes de izquierda y combativas, asentado en esa irrupción en escena de las bases docentes, canaliza positivamente toda la bronca que se acumula en las escuelas.

Pero debemos anotar a un nuevo actor en esta disputa: la derecha retrógrada referenciada en Milei, que promueve desafiliaciones masivas, critica la organización, los debates políticos y plantea una autoconvocatoria que no cuestione los pilares básicos del capitalismo en educación. Así lo vemos en San Juan o La Rioja, donde agitan contra los gobiernos, pero sin importarles los avances y resultados de la lucha. Porque aspiran a que se acumule bronca y canalizarla por la vía electoral con su proyecto reaccionario y privatista, que viene por la educación estatal, el régimen laboral, así como toda la organización docente que intentan desarticular. Un actor que se debe combatir y desenmascarar.

Este proceso de luchas se cocina desde abajo, pero intenta ser frenado conscientemente por la burocracia Celeste de CTERA y sus entidades de base, así como los gremios docentes de la CGT. Intentan salvar su pellejo, prebendas y privilegios, al sostener como sea al gobierno nacional y a cada cacique provincial, aunque eso los debilite cada vez más.

Paro y movilización en Tierra del Fuego, 3 de agosto

La contundente respuesta docente ante la crisis. La Celeste, cómplice del ajuste

Todo esto que describimos es la avanzada de una categórica respuesta de las y los trabajadores de la educación, a la crisis, la disparada del dólar, las remarcaciones y especulación capitalista, que generan una inflación galopante que el gobierno, el FMI y la derecha dejan correr y no se plantean cortar porque actúa licuando los salarios y presupuestos.

Lo mismo con una sostenida devaluación del peso, como dos mecanismos de la burguesía capitalista para descargar la crisis en los bolsillos populares. Porque no ven posible ir a un choque directo que derrote a la docencia, al personal de salud y trabajadores estatales como parte de la clase trabajadora y del movimiento de masas que incrementa sus luchas.

En una crisis que suma a tres ministros de Economía en menos de un mes, pero ratificando todos el rumbo de ajuste y el “ordenamiento de las cuentas públicas” como dijo Massa al designar a su equipo. Todo para pagar una deuda trucha al FMI y a los bonistas buitres, además de seguir enriqueciendo a los especuladores, cerealeras, sojeros y corporaciones a las que dan un dólar especial, mientras tienen exportaciones y ganancias récord en décadas. Junto al sostenimiento de los multimillonarios subsidios públicos a la educación privada y religiosa.

Acá la única deuda es la que tienen con la educación, los salarios docentes y el trabajo para las familias de nuestras infancias y jóvenes. Por eso debemos luchar para que la crisis la paguen los que se enriquecen con ella. Imponiendo además un impuesto real y progresivo a las riquezas, así como la eliminación de los subsidios a las privadas.

Chaco, paro y movilización de SITECH el 1º de agosto

Acabar también con los privilegios de la casta política, imponiendo que el presidente, la vice, los gobernadores y diputados ganen como una docente con 10 años de antigüedad. Y que todo funcionario político esté obligado por ley a asistir y atenderse con sus familias en el hospital y la escuela pública. Todos proyectos que planteamos desde el MST en el Frente de Izquierda Unidad.

Postular a la Multicolor y promover una salida integral a la crisis

Para avanzar en este camino debemos exigir asambleas y plenarios de delegades en todos los distritos a la burocracia. Pero impulsarlos directamente y ponerse a la cabeza para convocarlos en los distritos con conducciones Multicolor, independientes o combativas. No es tiempo para actuar de forma tibia y conservadora. Es correcto exigir e interpelar a la burocracia, pero no alcanza. Es hora también de generar iniciativas y pasar a la acción independiente, postulando a fondo a los sectores Multicolor, si se quiere realmente ser alternativa.

Promover un proceso democrático que ponga en debate urgente la necesidad de reabrir ya las paritarias en cada provincia y a nivel nacional. Para arrancar un aumento real de salarios y jubilaciones docentes, que recupere todo lo perdido con Macri y gobernadores como Vidal, pero también en estos años con el PJ y el Frente de Todos.

Además de mayor salario, debemos reclamar también el inmediato aumento del presupuesto educativo al 10% del PBI. Para eso debemos exigir a la cúpula Celeste-Violeta de la CTERA, la confederación nacional docente que encabezan Sonia Alesso y Baradel, que llamen de una vez a un paro nacional para transformar la «jornada» del miércoles 10 en una verdadera acción, como parte de un plan de lucha que enfrente las medidas de ajuste. En cada provincia debemos votar parar ese día 10.

A la par de rechazar y llamar a no ir a la marcha trucha de la CGT y la CTA de Yasky para el 17 porque es en apoyo al gobierno. Por eso, desde ANCLA y el MST les estamos proponiendo a las demás fuerzas del FIT Unidad, al Plenario Sindical Combativo y a la Unidad Piquetera organizar en unidad una movilización masiva ese mismo día a la Plaza de Mayo.

Santa Fe: ¡CTERA escucha, queremos plan de lucha…!

Se necesita una medida nacional para apoyar, unir y coordinar las luchas provinciales para que triunfen. Al mismo tiempo se debe buscar unificar, crear vínculos, aunar fuerzas y apoyar esas luchas. Pero en esto, a pesar de venirlo planteado, desde las conducciones Multicolor no se está cumpliendo ningún papel que nos ponga a la altura de ese torrente de luchas y democracia de bases que se extiende.

Ninguna de las corrientes que dicen “dirigir” se postula para intentar coordinar, ponerse en contacto, hacer coincidir medidas. Incluso en los SUTEBA Multicolor ni se intentó siquiera buscar hacer algo el lunes 1º, ante el reinicio de clases. Sin debate con la docencia ni consulta a delegades, se rechazó barajar al menos la posibilidad de convocar a concentrar frente a la Casa de la Provincia en CABA para expresar el malestar, en plena crisis nacional y bonaerense.

Ante la convocatoria a plenarios de delegados de SUTEBA en todos los distritos entre el 8 y 12 de agosto, la Multicolor tiene que garantizar un Plenario Provincial de Delegades para lunes 8 (o el martes 9 a más tardar) para votar la exigencia a Baradel, SUTEBA y el FUDB de parar el miércoles 10 y movilizar. Pero votar también que si no lo hacen, participar entonces de la jornada de CTERA con un paro de los SUTEBA Multicolor el 10, con movilización.

En el caso de la lista Multicolor nacional para las elecciones del 7 de setiembre en CTERA y más allá de las duras críticas que tenemos por su formación (ver nota), todo se limitó a una mera declaración solidaria. Punto. Y quedó en redes sociales y grupos. Tampoco lo hace la lista Azul y Blanca que se presenta también en CTERA como tercer lista. Cuando podrían asumirlo desde el frente Lila en la ATECH de Chubut a partir de la lucha que estamos emprendiendo en la provincia. Porque como hemos planteado, se debería plantear urgente ese llamado a coordinar acciones, unificar luchas y la necesaria exigencia a la Celeste-Violeta de CTERA, así como a las otras confederaciones para que convoquen a un paro y acción nacional en apoyo a las provincias en conflicto (ver acá).

Creemos que estos planteos deben ser bandera de cada activista docente, junto a la demanda de un Congreso Pedagógico o Educativo Nacional donde sean les docentes, estudiantes y la comunidad quienes definamos qué educación para qué modelo de país, tal como postula el Documento de Política Gremial de los SUTEBA Multicolor.

Un reclamos legítimo e imprescindible en la post pandemia para decidir democráticamente, en una instancia que debe convocar el gobierno nacional y también las provincias, con delegades definidos por elección democrática para definir cómo transformar la educación ante medidas e imposiciones como la extensión a 5 horas diarias en Primaria y poder repensar la educación, al servicio del pueblo trabajador.

En este camino, profundizar la lucha para que se vayan todos, con un nuevo Argentinazo. Y pechar en las calles que se convoquen a elecciones anticipadas, pero no a presidente, sino a una Asamblea Constituyente, libre y soberana como estipula incluso el Art. 30º de la Constitución. Para que sea el pueblo trabajador y no unos pocos, quienes decidamos cómo dar vuelta todo y refundar el país y la educación pública sobre nuevas bases. Sumate con Alternativa Docente y el MST en el FIT Unidad para luchar por ello.

Noticias Relacionadas