lunes, 22 julio 2024 - 05:13

Docentes y estatales. Kicillof insiste con salarios de pobreza, detrás de la inflación

A pocas horas de la elección docente en SUTEBA de mañana, miércoles 11, Baradel y la burocracia Celeste provincial anunciaron estar reunidos de urgencia en la gobernación por lo salarial. Al rato nomás, Baradel tuiteó que habrían logrado un aumento del 60.4% anual acumulado, con revisión. Sin ninguna otra aclaración sobre cómo sería este nuevo gran “logró”, obtenido sin lucha, sin asambleas, sin consulta alguna.

El comunicado del FUDB tampoco aclara nada más. Solo ratifican ese 60.4% de “aumento” anual “acumulado”, en muchas cuotas digamos. Ante la falta de precisiones de cómo sería esta suba, vimos que el gobierno sacó un comunicado donde anuncian “un incremento adicional del 10% en mayo”, que se cobra en junio, pero sin especificar si es suma fija, si va al básico, si es en negro o gris, si va o no a toda la escala. A su vez anuncian “un nuevo aumento en diciembre para asegurar un piso de mejora salarial del 60%”, pero sin especificar ninguna otra cosa.

Lo que sí es concreto es que todos los porcentajes, los firmados en la paritaria de febrero y los de ahora, se hacen siempre sobre montos salariales muy bajos, con un básico por debajo de la indigencia ($ 28.856 para maestra de grado). Y un salario actual donde, una maestra que se inicia ($ 65.006) o la que tiene 24 años o más de antigüedad ($ 88.375), no llegan hoy a alcanzar el valor de la canasta de pobreza ($ 89.690 según el INDEC en abril).

Acuerdo paritario firmado en febrero por Baradel-Kicillof

Esto solo sigue naturalizando el doble cargo (o más) para poder aspirar a un sueldo que se aproxime al valor de la canasta familiar ($ 145.456 medida por ATE INDEC). Cuando deberíamos tener ese monto de salario inicial para igualar esa canasta familiar y poder cubrir el acceso a los bienes culturales. Que asegure poder trabajar en un solo cargo y vivir dignamente, en grados o cursos de no más de 20 estudiantes, sí de priorizar la educación hablamos.

Lo otro que es cierto de este anuncio, además de mantener los salarios de pobreza, es que seguimos perdiendo ante la inflación. Ya que el 60.4% anunciado queda bastante por debajo del 65.1% de inflación anual que estima el Banco Central, en su último informe REM de expectativas económicas.

Este anuncio responde, efectivamente, al gran malestar por la situación salarial y de pobreza, no solo en la docencia, sino también entre auxiliares, profesionales de la salud, enfermeras, judiciales, estatales y personal legislativo. El anuncio intenta contener un poco ese malestar y bronca. Pero está muy por debajo de lo necesario y lo posible.

Además, resulta llamativo y algo nunca visto, desnudando el cálculo electoralista del anuncio, que se lo haga a pocas horas de una elección gremial clave, tanto para la burocracia Celeste de Baradel como para el gobierno de Kicillof que integran, como será la votación mañana miércoles en SUTEBA.

Una elección donde se expresó todo este malestar y apatía, más la bronca y un nivel de desafiliación, como cuestiones que apuntan a revertir con estos anuncios sobre la hora. También pesa la interna en el gobierno del PJ y el Frente de Todos. Con un Kicillof que habla de la necesidad de tener “valor” para tomar medidas y tocar intereses.

Pero, ¿qué medidas tomó el “valiente” Kicillof contra el poder concentrado para priorizar de verdad los salarios y a la educación o la salud pública? Porque en vez de pagar y legitimar la estafa de la deuda, debería suspender todo pago a los bonistas y los fondos buitres por la deuda trucha que nos cargaron Vidal junto al PJ. Para destinar esa millonada de dólares a mejorar los salarios de los trabajadores de la educación y del Estado provincial.

A su vez, se deberían eliminar los más de $ 60.000 millones que Kicillof destina a subsidiar los colegios privados, católicos y de otras confesiones. Para destinar esa plata a la escuela estatal, tan deteriorada. Y ponerles un impuesto real y progresivo a las 1.300 familias dueñas de más de un tercio de las tierras de la Provincia, así como a las corporaciones y la banca, que se la siguen “llevando en pala” como reconoce Cristina. Así sobraría plata para asegurar un salario que iguale la canasta familiar y aumentar el Presupuesto educativo provincial y nacional.

Para lograrlo, en vez de transar en reuniones del mismo gobierno que integran, Baradel y la Celeste de SUTEBA, junto a todo el FUDB, deberían llamar a asambleas y a un plenario provincial de delegades con mandato de bases para definir democráticamente un verdadero plan de lucha. Y recién entonces poder hablar de verdaderos “logros”.

Salario básico firmado en la paritaria de febrero

Esa es la propuesta que venimos planteando y concretando en la calle con importantes movilizaciones en La Plata, Ensenada, Tigre, Bahía Blanca o La Matanza, donde incluso hubo un parazo que convocamos desde SUTEBA Multicolor. Es la forma de garantizar que sean las bases las que decidan cuánto cobrar y como lograrlo.

Basta de bancar el ajuste del PJ y el Frente de Todos con el FMI, los bonistas y que la derecha deja correr. Es tiempo de luchar para ir por todo. Por lo que nos merecemos y es posible. Es tiempo también de castigar a un Baradel eterno que, junto a la Celeste, viven entregando las expectativas y necesidades docentes.

Por eso y por mucho más, este miércoles 11 votá y asegurá tu voto por la Multicolor, en cada seccional y en toda la provincia. Por un SUTEBA independiente de los gobiernos, democrático y de lucha.

Alternativa Docente en SUTEBA Multicolor

ANCLA, Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática

MST en el Frente de Izquierda Unidad

Noticias Relacionadas