martes, 16 julio 2024 - 07:03

Inflación. La medida interanual fue del 102,5%, la más alta en los últimos 33 años

Lejos de los deseos del gobierno, febrero cerró con una inflación del 6,6%. Así lo informó el INDEC con la publicación del “Índice de Precios al Consumidor (IPC)[i]”. En cuanto a la variación interanual, lo acumulado en los últimos 12 meses alcanzó el 102,5%, una cifra récord de los últimos 33 años, solamente superada por el 2000% de la hiperinflación en 1990.

Según el informe, en el mes pasado las divisiones que más aumentaron fueron “Comunicación (7,8%), sobre la que incidió el alza de los servicios de telefonía e internet y Restaurantes y hoteles (7,5%), por las subas en Restaurantes y comidas fuera del hogar. También se destacó en el período el aumento de: las cuotas de las prepagas, que impactó sobre Salud (5,3%); cigarrillos, en Bebidas alcohólicas y tabaco (5,2%); los combustibles, dentro de Transporte (4,9%); y los servicios de electricidad y agua en algunas regiones, en Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (4,8%).

Acerca de la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas que llegó a el 9,8%, el informe indica que “fue el que más incidió en todas las regiones. Al interior de la división se destacó principalmente la suba de Carnes y derivados. A su vez, aunque con menor magnitud, se destacaron las subas en Leche, productos lácteos y huevos; y en Frutas

El IPC Núcleo, que no tiene en cuenta ni los precios regulados ni a los factores estacionales, marcó en febrero un aumento del 7,7%. Por un lado, los productos estacionales mostraron un incremento del 3,3% y, por otro, los productos regulados aumentaron un 5,1%.

Los números que dejó febrero vuelven a contrarrestar el relato del Frente de Todos en torno a la espiral inflacionaria que vivimos hace tiempo en nuestro país. Con el 6,6% del mes pesado, lejos queda el anhelo de Sergio Massa de tener un 3% de inflación en el mes de abril y de esa manera lograr un 60% anualizado, como habían proyectado en el presupuesto del 2023. Un escenario que no era muy difícil de adivinar y que se terminó de concretar con el regalo que el ministro de Economía le hizo a los banqueros. Los únicos en contar con cláusula gatillo contra la inflación para resguardar la ganancia de la especulación financiera.

Siguiendo con esta línea y sobre todo en un mes que se lleva el título de la inflación interanual más alta de los últimos 33 años, las proyecciones de los privados tampoco auguran un panorama deseado para la coalición gobernante del Frente de Todos. Por ejemplo, el “Relevamiento de Expectativas de Mercado[ii]”, publicación elaborada por el BCRA junto con consultoras, centros de investigación y entidades financieras, señala que la inflación en los próximos meses se mantendría entre un 5,7% y un 6,3%. Además, proyectan que el 2023 cerraría con una inflación acumulada del 103,5%.

Mientras se publican estos números la Unidad Piquetera se planta con un acampe para defender a los compañeros que quieren dar de baja de los Potenciar Trabajo, para cumplir con el programa de ajuste digitado por el FMI. Victoria Tolosa Paz, la ministra de Desarrollo Social, cada mes que pasa se convierte en una de las mejores alumnas que el Frente de Todos tiene para ofrecerle al Fondo. La ministra no se cansa de demonizar al movimiento piquetero y de dejar en situaciones críticas a aquellos que se ven dados de baja. La idea del Ministerio es volver a pasar la tijera en este programa y dar de baja a 85.000 personas, con la excusa de que los titulares no han validado su identidad. Es necesario recordar que desde principios de este año ya se dieron de baja 160.000 de estos programas. Para Tolosa Paz los recortes están a la orden del día, pero la comida para los comedores, las herramientas para los trabajadores que realizan prestaciones laborales y la creación de puestos de trabajo dignos no están dentro su radar.

Este gobierno peronista que viene transitando varias crisis internas hace tiempo estableció su rumbo: el del cumplimiento del acuerdo de Facilidades Extendidas firmado con el FMI. Y el comportamiento que vemos de la inflación es una de las consecuencias de esta decisión. El ministro de Economía, que se ha cansado de crear medidas parches para maquillar la situación económica, no ha cambiado nada de lo estructural para transformar esta situación, sino todo lo contrario.

Te puede Interesar: FMI. Se aprobó el nuevo desembolso y se modificaron la metas de reservas a cambio de más ajuste

Las necesidades de las mayorías trabajadoras no tienen nada que ver con los programas de ajuste que propone tanto el oficialismo, como la oposición de derecha. Es por esto que desde el MST en el FIT-U entendemos que hay que cambiar de rumbo, para que la vida de los trabajadores obtenga otros resultados.

En cuanto a la inflación, la única forma de frenarla es aplicando un verdadero congelamiento de precios y utilizar la Ley de Abastecimiento para los formadores de precios. Al mismo tiempo se deben incrementar los salarios, para que los bolsillos de los trabajadores puedan hacerle frente a esta inflación, elevando sus ingresos al valor de una Canasta Básica. Estas son algunas de las medidas que apuntan a resolver los problemas de fondo, donde se toquen los resortes de la economía.

Pero en paralelo a esto es necesario romper con el Fondo Monetario Internacional, para terminar de asegurarles las ganancias a los sectores más concentrados de la economía. En la actualidad no existe fuerza política alguna que plantee un programa que busque este giro de 180 grados, hasta Cristina Fernández tiene como norte la obligación moral de sanear estas estafas con un programa de ajuste. Es por ello que mientras se apliquen estos programas las cifras de estas publicaciones seguirán siendo de esta gravedad.


[i] https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/ipc_03_2370114036C9.pdf

[ii] https://www.bcra.gob.ar/Pdfs/PublicacionesEstadisticas/REM230228%20Resultados%20web.pdf

Noticias Relacionadas