lunes, 22 julio 2024 - 04:34

Paritaria docente bonaerense. Y el aumento, ¿para cuándo?

Hubo dos reuniones de los gremios con el gobierno. Una el pasado viernes 28 con el ministro de Economía, y el miércoles 3 fue la paritaria salarial de docentes y estatales. A pesar de estar presentes los ministerios de Trabajo, de Economía y la DGCyE (Educación), en no hubo ninguna oferta. Lo mismo ocurrió en la paritaria estatal.

Esto a pesar de que pasó junio, pero Kicillof mantuvo congelados los salarios respecto a mayo, con lo que hasta comienzos de agosto, no habrá ni un peso más en los bolsillos. Es que, como informaron las cúpulas de SUTEBA y el FUDB, lo único que expresó el gobierno fue que “el aguinaldo se cobrará en tiempo y forma, con el salario”. Pero solo eso hubiera faltado, ¡que estuviera en dudas el aguinaldo…!

Sí confirmaron algo que se venía exigiendo en 2023 y en este medio año, que en “la propuesta salarial, a partir de ahora, la base de cálculo será la del mes anterior y no la de diciembre”. Porque eso vino pasando con los “aumentos” anteriores, al tomar a diciembre como base para aplicar el porcentaje de suba. Con lo que el impacto real, fue mucho menor que el porcentaje anunciado, el que se da incluso con un mes de atraso. Es decir, docentes y estatales pre-financian al gobierno y las patronales, al pagar los nuevos precios con sus salarios viejos.

Hay ajustazo nacional, pero también ajusta la Provincia

Pese a esto, las cúpulas gremiales se desviven en elogios a Kicillof, al punto de falsear la realidad diciendo: “una vez más, consideramos positiva la convocatoria mensual a la Paritaria por parte del gobierno”. Porque el mes pasado no hubo ni paritaria ni aumento. Algo grave con esta inflación y crisis, que hace estragos en los bolsillos de la docencia y las familias.

Las críticas de la Celeste de SUTEBA y el FUDB, son solo al gobierno nacional. Es correcto denunciar que Milei no paga el Incentivo (FONID), pero no hay ni una crítica ni se reclama a Kicillof que lo pague, hasta lograr que se lo restituya, como sí están haciendo varios gobernadores. Y está bien expresar el “fuerte repudio” al ajuste nacional, pero también deberían hacerlo con el ajuste provincial, sobre el que no dicen nada…

Cuadro 1

En definitiva, no se sabe qué celebran la Celeste y el FUDB cuando dicen: “se valoró que en un contexto crítico económico, consecuencia del ajuste nacional, se convoque a la Paritaria Docente”. Porque Milei aprieta, pero es Kicillof quien descarga esa crisis en los bolsillos de docentes, auxiliares, estatales y salud.

¿Qué celebra la burocracia? ¡Que decida la base, no la dirigencia!

¿Qué valora la Celeste de Baradel…? Si la inflación acumulada de enero a mayo fue del 71.9% según el INDEC, pero el salario aumentó solo el 46.8%, comparado con diciembre (ver cuadro). La cuenta es fácil, por eso mienten al decir que empatamos con la inflación.

¿Qué valora esta burocracia, si el cargo de una maestra es de $ 441.108 y el de preceptor/a $ 345.073, cuando en mayo la canasta de pobreza fue de $ 851.351 y la de indigencia, $ 386.978…? ¡Con docentes pobres, se empobrece la educación!

La Celeste se limita a avalar esa licuación del poder adquisitivo, siguiendo con salarios de pobreza. Sin hacer asambleas en las escuelas y plenarios de delegades con mandato de base ni llamar a una consulta provincial, como fija el Estatuto de SUTEBA (Art. 19º, inc. a).

Días atrás hubo reuniones de delegades, pero sin mandato y más bien informativas. En general, un puñado de “dirigentes” decide por 300.000 docentes. Cuando no es esta burocracia, sino la base, la que debe decidir cuánto reclamar para recuperar la pérdida salarial, para revertir la quita del Incentivo, aumentar el presupuesto, resolver la falta de cargos o la crisis de infraestructura. Por eso, desde cada escuela, se deben exigir instancias democráticas y con mandatos para resolver cómo luchar para revertir este ajuste.

Milei aprieta, pero Kicillof aplica. Así no va más

El gobierno miente sobre los aumentos para vender un “relato” salarial engañoso. En enero no hubo ningún aumento del 25%, sino que lo desdoblaron (15% en diciembre y 10% en enero). La segunda trampa fue que cada anuncio aparentó “empatar” la inflación, pero un mes después y a cobrar en el siguiente. Tercero, los porcentajes que anuncian son falsos porque los aplican sobre diciembre (ver cuadro), con un engaño que podrá servirles para los medios, pero no sirve al hacer las compras, pagar el alquiler, transporte o tarifas. Encima, en junio no hubo aumento y si lo dieran por este mes de julio, se cobrará en agosto. Por eso hay bronca al no llegar a fin de mes. Así no va más.

Cuadro 2

En otras provincias claves hay luchas docentes, como en Córdoba y Neuquén que votaron paros como No Inicio de clases. En esta última semana, la docencia protagonizó también paros en Chubut, Entre Ríos y Río Negro, mientras en Jujuy rechazan la imposición salarial del gobierno y preparan el No Inicio. Hay que unir todas esas luchas para ganar.

Asambleas para luchar por salario, presupuesto y la escuela pública

A la par del reclamo salarial y en rechazo a los “presentismos” que implementan distintos gobernadores para ajustar a la docencia, en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, el PRO, la UCR, los liberfachos y diputados de Pichetto y Stolbizer, así como de Carrió, votaron un despacho a favor -con una módica “mayoría”-, para declarar a la educación como un supuesto “servicio esencial”. El único objetivo es ir contra el derecho de huelga docente (ver nota sobre el proyecto).

Pese a lo grave de este intento, hasta ahora solo Ademys, con la Multicolor y en asamblea, votó paro y movilización el día que se quiera tratar este perverso proyecto. Y también exigir a la CTERA que pare y movilice ese día. Ese es el camino.

Porque Milei también relanzó desde San Juan, su plan nacional de Alfabetización, votado por unanimidad en el Consejo Federal de Educación (Resolución CFE N° 471/24), por todos los ministros. Un plan que centra en culpar a la docencia de la crisis educativa (ver nota 1 y nota 2), no cuenta con fondos y Pettovello lo destaca diciendo que, por encima de la pobreza infantil -que este gobierno elevó al 70% de las infancias-, “el verdadero drama argentino consiste en la pobreza cultural y educativa…”.

Un cinismo sin límites de un gobierno que ataca a la cultura y una ministra que niega los alimentos a los comedores populares o la distribución de leche a punto de vencer, y que recortó junto al privatista y clerical Secretario de Educación, Carlos Torrendell, las partidas para copas de leche y comedores escolares, como también la compra de libros para las escuelas.

Por eso debemos exigir asambleas para votar un paro y plan de lucha con movilización, tanto provincial como nacional. Con SUTEBA y los gremios del FUDB más la CTERA, medida que las CTA y la CGT, deben acompañar. Además, poner fecha a la Marcha Federal Educativa que CTERA aprobó en febrero, pero nunca convocaron.

Así podremos enfrentar el saqueo salarial y presupuestarios de Milei, hacer que pague ya, aumente su valor y se pase al básico el Incentivo con fondos nacionales, además de reconocer la deuda que, en estos 6 meses, suma más de $ 344.000 para 1.6 millones de docentes del país. Y revertir también el ajuste de Kicillof al no aumentar los salarios, el presupuesto y no pagar el Incentivo.

Con la Multicolor de SUTEBA es posible retomar la iniciativa y convocar al Plenario Provincial (mayormente presencial, con conexión virtual para el interior), votado en setiembre y que nunca se concretó por decisión de compañeros de la Verde de Tigre y la Granate de Bahía Blanca. Cuando se han pronunciado en ese sentido varios Plenarios de la Multicolor en La Matanza, Ensenada, La Plata, Lanús y otros distritos. A la par que se impulsa una consulta para exigir paro y movilización a la Celeste y, si no lo convocaran, organizar la lucha desde la Multicolor. Es tiempo de concretar ese Plenario para que sea la base la que decida, sopesando las complejidades de la situación, con el mandato estricto de las escuelas.

Hay plata para salario y educación

El ministro de Economía “llora” ante los gremios por el recorte nacional, para justificar su ajuste salarial. Pero pese a la motosierra de Milei, entre enero y mayo Kicillof logró un superávit de casi $ 690.000 millones, lo que equivale a dos masas salariales completas. Solo con la recaudación provincial de los primeros 5 meses, se superaron los $ 3.3 billones, con un crecimiento del 261% sobre el mismo período de 2023. Es decir, plata hay y mucha.

Además, en marzo Kicillof pagó U$S 350 millones a los bonistas buitres, por intereses de la estafa de la deuda que nos cargaron con Vidal y el PJ. Eso significaba contar con más de $ 1 millón para cada uno de los 300 mil docentes bonaerenses y poder aumentar $ 87.000 mensuales más a cada docente, por todo un año. Solo eso superaba y por mucho el recorte del Incentivo. A su vez, desde abril hay vencimientos de capital e intereses por casi $ 970.000 millones, en su mayoría en moneda extranjera, de esa estafa de la deuda que se debería investigar y no pagar.

Recordemos además, los cruces que hubo entre Milei, Espert y Kicillof por el supuesto “impuestazo” provincial a las patronales agropecuarias -que no quieren pagar prácticamente nada-. Al plantear una tasa promedio del 200% y en pocos casos del 300%, pero al final Kicillof cedió y rebajó los impuestos a los “dueños de la Provincia” y las 1.300 familias que poseen un tercio de las tierras bonaerenses.

En vez de bajar tributos, hay que poner un impuesto progresivo real para que paguen más los que más tienen. El camino para lograrlo es luchar, porque ajustar al 1% más rico no está en los planes de Kicillof y el PJ. A su vez, solo con luchar no alcanza, ante al fracaso del PJ que le abrió la puerta a Milei, necesitamos poner en pie una nueva alternativa política de trabajadores y la izquierda. Desde Alternativa Docente y el MST en el FIT Unidad, te invitamos a sumarte a dar estas peleas.

Noticias Relacionadas