domingo, 14 julio 2024 - 10:47

Otro mecanismo del saqueo. La deuda externa privada creció a un récord de U$S 91364 millones

Hace pocos días el Banco Central dio a conocer su informe sobre la evolución de la deuda externa privada al 30 de setiembre de 2022. Dos editorialistas, Dellatorre y Bermúdez, escribieron sendos artículos sobre el volumen de su crecimiento y la descripción de mecanismos que no son otra cosa que fuga de capitales y saqueo de los grandes empresarios con la complicidad de este gobierno. Un ejemplo más de la justeza de nuestras propuestas de desconocer la deuda, nacionalizar la banca y el comercio exterior.

Como señala Ismael Bermúdez, “por el dólar soja que impulsó a las exportadoras a tomar crédito para comprar la soja o por la prefinanciación de importaciones la deuda externa privada, según el BCRA, creció en los últimos meses y ya totaliza el récord de U$S 91.364 millones”[i]. Esta deuda está compuesta por “U$S 52.266 millones que corresponden a deuda comercial y U$S 39.028 millones a deuda financiera”.[ii]

Según Raúl Dellatorre la deuda comercial tuvo en el 2022 un incremento exponencial: “ya al cierre del primer trimestre trepó a casi 40 mil millones, tres meses después (al 30 de junio) a 44.500 millones y al cierre del tercer trimestre (último informe del BCRA), a 52.266 millones de dólares. Es decir que en nueve meses la deuda comercial privada creció más de 15.800 millones de dólares, un 43,5 por ciento”, o “el equivalente al superávit comercial del mejor año de la historia del comercio exterior argentino (2019)”[iii]

Los mecanismos del saqueo

El informe del BCRA destaca “que alrededor de un 47% del stock de financiamiento externo total fue otorgado por empresas del mismo grupo”. Si son la misma empresa los mecanismos de sobre y subfacturación para evadir impuestos y hacer importantes diferencias son algo común.

No está de más recordar que fue la propia Cristina, la que en uno de sus famosos discursos se quejaba porque al presidente del Banco Central se le diluían las reservas por medio de importaciones sin control. Varios economistas denunciaron como, entre 2020 y 2021, estas maniobras vaciaron las reservas acumuladas con dos importantes superávits comerciales.

Te puede interesar: https://periodismodeizquierda.com/reservas-el-gobierno-regalo-a-los-grandes-empresarios-dos-superavits-comerciales/

Pero parece que, con Massa, protegido de Cristina, Máximo y Alberto, incluso con el super cepo por la falta de dólares estas prácticas siguen vigentes para beneficio de los grandes empresarios.

El editorialista de Página12, da un ejemplo de esto, en torno al negocio del dólar soja, en su primera versión a $ 200. Del total de la deuda comercial al 30 de setiembre “10.647 millones” (de dólares) corresponden a “exportaciones de bienes”. Hubo un “aumento del 82% en apenas tres meses (U$S 5850 millones al 30 de junio)”

En este periodo del dólar soja 1, según el BCRA tan sólo 10 empresas “explicaron el 82% del crecimiento de la deuda por exportaciones” (…) de bienes del sector ‘Elaboración de productos alimenticios’”. Una deuda externa privada que “se incrementó en U$S 3.853 millones con respecto al trimestre previo, totalizando 7.039 millones” y “alcanzando el nivel máximo observado desde el inicio de la serie”.

La tasa a la que se financiaron las exportadoras con entidades del exterior no fue barata: 5,18% en dólares. Encima el perfil de vencimientos de estos créditos es a cortísimo plazo. Según Bermúdez “en el corto plazo las empresas deberían afrontar vencimientos de capital de deuda comercial por U$S 49.808 millones, mientras que los vencimientos de capital de deuda financiera alcanzaban los U$S 17.183 millones”.

Como señala este economista seguramente gran parte de los vencimientos de capital se refinanciarán, pero aumentando el pago de intereses, ya muy elevados.

En resumen, al negocio de haber vendido a la soja mucho más arriba que el dólar oficial del momento, una diferencia que pagamos todos con nuestros impuestos, se le suma que se prefinanciaron con entidades del mismo grupo empresario y todas las trampas que eso habilita. Sus deudas externas aumentarán de volumen con fuertes intereses y cuando tengan que abonar cash parte de sus vencimientos de capital e intereses acudirán a los dólares baratos del Banco Central que autorizó esas deudas. Un negocio redondo.

Parece que Cristina en vez de protestar, sigue avalando la política de su super ministro. O que Máximo, ahora en plena campaña electoral, que dice para la tribuna que hay que refinanciar el acuerdo con el Fondo, o protestó contra el dólar soja, sigue apoyando la gestión de Massa.

Todavía falta con el próximo balance del BCRA, el negocio del dólar soja 2, a $230. Pero eso es un próximo capítulo de esta novela de relato para las elecciones y saqueo todos los días. Hay que parar esta sangría de divisas que necesita el país. Para frenar la fuga de capitales desde el MST en el FITU proponemos tres medidas: romper con el FMI y los acreedores privados de la deuda externa, nacionalizar la banca y el comercio exterior.


[i] “Deuda externa privada: ¿por qué alcanzó el récord de U$S 91.364 millones?”, Clarín 30/01/2023.

[ii] Ídem.

[iii] “La sombra de la deuda externa privada”, Página12 28/01/2023

Noticias Relacionadas