lunes, 22 abril 2024 - 23:03

La Plata. Inundación y emergencia, garantizar atención y subsidios a los afectados

Luego de unos días de calma, este martes 19 las fuertes lluvias, el temporal y la tormenta con granizo y vientos, volvieron a castigar a La Plata, así como a Berisso y Ensenada, afectadas junto a otras localidades del conurbano y el interior provincial.

Esta mañana de miércoles, la capital bonaerense volvió a verse afectada. Literalmente diluvió otra vez, por lo que el servicio meteorológico mantiene el alerta naranja y prevé fuertes tormentas por la tarde, con alerta amarillo por ráfagas.

La lluvia y tormenta vuelven a hacer estragos

Mientras escribimos, angustia ver el cielo gris, plomizo y encapotado, que lo cubre todo. El agua cae y junto al frío, se cuela en la ropa, las viviendas, calles y veredas. No perdona nada, inclemente. Como muestran los videos, los daños y pérdidas son graves, sobre todo en las barriadas más humildes, por lo que hay numerosas personas y familias evacuadas.

Desde temprano, un diluvio volvió a azotar la capital provincial, a días del intenso temporal que asoló la región, con Berisso y Ensenada. Ayer, entre las 18 y las 23 hs, llovieron 123 milímetros. Es la cantidad de lluvia esperada para todo marzo y sólo en una hora cayeron 60 mm, la mitad del registro pronosticado para el mes.

Esta nueva tormenta volvió a desnudar la falta de obras, de inversiones de consideración e incluso de las tareas de mantenimiento de los sumideros, arroyos, zanjones y canales. Las que tanto demandamos junto a las asambleas vecinales, organizaciones sociales y políticas como el MST – FIT Unidad, pero siguen postergadas.

Decenas de calles, incluso céntricas, se transformaron en ríos, con arroyos saturados que se llevaban todo a su paso. El anegamiento de casas y avenidas generó desesperación en los barrios, con caída de cielorrasos, daños en los muebles, camas, las paredes, pisos, cocinas y baños.

Viviendas humildes muy afectadas en City Bell

Hubo colapso de los desagües pluviales, los caminos Centenario y Belgrano que son vías de acceso a la ciudad, se hicieron ríos, con correntadas que lo cubrían todo. Autos flotando y siendo arrastrados, caos y automovilistas desesperados. Se vio también una impresionante cantidad de agua frente al Municipio y el estadio de Estudiantes. Incluso el Tren Roca debió suspender sus servicios. Y muchas escuelas y facultades suspendieron sus clases por el temporal.

La caída de granizo y los vientos causaron pérdidas en el cordón hortícola, con el destrozo de plantaciones e invernaderos. A esto se sumó un extendido corte de luz que lleva más de 16 horas sin resolverse. Nadie sabe decir qué pasa ni cuándo volverá la luz, porque la privatizada EDELAP ni responde, solo lo hace una máquina y un “bot” que dan “consejos” para evitar descargas eléctricas de un servicio de luz que no garantizan…

Ríos en el centro de La Plata

Mientras el polo petroquímico debió parar ayer varias de sus plantas en el Complejo Industrial Enrique Mosconi, Refinería YPF, generando antorchas de intensidad y ruidos. Todo esto y más, con un pronóstico nada alentador para hoy.

Una nueva inundación que trae malos recuerdos

La pesadilla de la inundación volvió a traer el nefasto recuerdo del 2 de abril de 2013, cuando cayeron 400 mm en horas y dejó un saldo de más de 100 muertes, del que fueron responsables los gobiernos de Bruera, Scioli y Cristina. Hubo un juicio, pero solo se castigó a un funcionario de segunda.

La falta de grandes obras, tan demandadas, tuvo también como responsables a Macri, Vidal y al ex intendente Garro, quien es hoy funcionario junto a Scioli del liberfacho Milei. Obras que tampoco garantizaron Kicillof y el PJ en estos años.

Te puede interesar: La Plata, 10 años de la inundación. Ahogados en impunidad

En ese marco, el municipio conducido ahora por Alak, dijo haber lanzado un operativo, que abrieron centros de asistencia y recomiendan, a quien necesite ser evacuado, que se comunique con la línea 147. A su vez, tratan de bajar el tono al desastre, al decir que los cauces del Río de La Plata y los arroyos en general funcionaron bien, como El Gato. Pero los arroyos Carnaval o el Rodríguez están al límite o desbordaron.

En Gorina, el barrio Medalla Milagrosa fue de los más afectados. El contaminado arroyo Rodríguez desbordó, ingresando agua a las viviendas de familias trabajadoras. A pocos metros, se levantan los barrios privados que sí cuentan con desagües y mantenimiento de ese mismo arroyo. Así, a diferencia de los vecinos de Medalla Milagrosa, los del country no se inundaron.

En la zona de Gorina, nunca no se había inundado con esa magnitud, pero los vecinos denuncian que, a raíz de la nueva construcción del lago artificial y el country San Joaquín, con las intensas lluvias las familias se vieron afectadas. Y que el propio country también «tapó un desagüe que va al arroyo», generando asi que el agua se vaya toda para el barrio.

Gorina

En la Toma de Los Hornos, las familias están aisladas por el agua que las rodea, impidiendo el ingreso de asistencia. Hay familias de nuestro movimiento a las que les entró hasta 1 metro de agua. En Berisso y Ensenada la situación es similar.

Si bien se realizaron algunas obras, producto de las incesantes luchas, esto sigue pasando por varias cosas. Como la cementación urbana, la especulación inmobiliaria y el avance del agronegocio sobre los humedales, como el loteo ilegal del área protegida del arroyo El Pescado (ampliar aquí). Todas acciones que se deben revertir.

Porque padecemos un sistema “productivo” extractivista, que genera una crisis climática que Milei y sus liberfachos niegan, pero provoca un verdadero ecocidio y fenómenos “naturales” que afectan a las ciudades y comunidades. Ante esto, faltan más y mayores obras, como las que demandamos junto a las asambleas vecinales.

A su vez, sigue resultando notorio que ni bien llueve, hace frío o calor, de inmediato colapsan la luz, el agua y los servicios básicos. La privatizada EDELAP estalla y nunca dan respuestas, lo mismo las empresas de agua o gas. Poniendo en evidencia la falta de inversiones para responder a una ciudad y región que fueron creciendo.

Colaborar con donaciones y exigencia a los gobiernos

Mientras se resuelve la urgencia, debemos retomar la lucha y los reclamos a los gobiernos de Kicillof, Alak y Milei para que garanticen toda la asistencia necesaria. Que se declare una verdadera emergencia provincial y en la región, con subsidios a las familias afectadas con proyectos como el de ley que presentamos en 2013 junto a Vilma Ripoll (MST) y numerosos diputados de distintos bloques.

Los gobiernos deben garantizar la entrega de agua, productos de limpieza y desinfección, ropa, sábanas, frazadas, colchones y comida para asistir a las familias y barriadas afectadas. Además de disponer móviles y postas de Salud para asegurar la asistencia primaria.

Junto a la limpieza de sumideros, zanjas y zanjones para evitar obstrucciones, lo mismo con los arroyos. Además de exigir que se restituyan la luz y el servicio de agua potable donde falte, asistiendo ya a personas mayores y las infancias.

En ese contexto, además de la infraestructura pública y las viviendas afectadas, hay que contar que numerosos comedores populares han sido afectados. Esta calamidad se suma a las postergadas entregas de alimentos. A pesar de este escenario, frente al temporal, son la primera referencia para la asistencia.

Por eso desde el MST Teresa Vive, lanzamos desde ayer por la tarde una colecta solidaria para los damnificados. Para hacer donaciones y contribuir, el alias es: colecta.inundados (cuenta de Leonel Acosta).

También se pueden acercar alimentos, ropa, calzado, frazadas, productos de limpieza, entre otros, a nuestro Centro de acopio en calle 56 N° 915 entre 13 y 14 o comunicarse con al 2216780252 o 2213032663. Toda ayuda es vital, mientras exigimos a las autoridades de la provincia, el municipio y la Nación que garanticen todo lo necesario.

Leonel Acosta y Francisco Torres

Noticias Relacionadas