viernes, 19 julio 2024 - 09:17

Inflación a 4,2% con recesión a cuestas. Para no ser pobre necesitas $850000

El mes de mayo cerró con una inflación del 4,2% y, por el lado de la Canasta Básica Total, su valor con respecto al de abril se incrementó a los $851.351. Así lo informó el Indec con la publicación del “Índice de precios al consumidor (IPC)[i]” y de la “Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total[ii]”.

Inflación

El mes de mayo finalizó con una variación mensual del 4,2% con respecto a lo medido en abril. Con este número, la inflación acumulada en estos primeros cinco meses del año, registra un 71,9%. En cuanto a la variación interanual de este índice llegó al 276,4%.

El informe refleja que: “La división de mayor aumento en el mes fue Comunicación (8,2%), por las subas en los servicios de telefonía e internet. Le siguieron Educación (7,6%), por incrementos en todos los niveles educativos, y Bebidas alcohólicas y tabaco (6,7%) por la suba en los cigarrillos

Por el lado de la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas, su variación en mayo fue del 4,8%. Los aumentos están relacionados al incremento en: “Verduras, tubérculos y legumbres; Leche, productos lácteos y huevos; y Aceites, grasas y manteca

El IPC Núcleo, que no tiene en cuenta ni los precios regulados ni a los factores estacionales, en mayo marcó un aumento del 3,7%. Los productos estacionales mostraron un incremento del 7,2% y por el lado de los productos regulados se registró un aumento del 4,0%.

Canasta Básica

Simultáneamente a la publicación del IPC, el Indec también dio a conocer los números de las canastas que delimitan la línea de la pobreza y de la indigencia.

Por el lado de la Canasta Básica Total (CBT), en mayo registró un incremento del 2,8%. Este aumento sufrido hizo que una familia necesitó $851.351 para no encontrarse por debajo de la línea de pobreza. Además, en los últimos doce meses esta canasta se incrementó un 290,7%.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), delimitadora de la línea de indigencia, el mes paso aumentó un 3,7%. Este número que trajo mayo mostró que una familia tipo, tenía que tener unos ingresos mayores a los $386,978 para no entrar en la indigencia. La variación interanual de este ítem llegó al 290,7%.

Los libertarios, luego de haber conseguido una victoria a medias, hacer aprobar sus proyectos, pero no de la forma que ellos pretendían, con las recientes publicaciones del Indec y, como vienen haciendo desde que asumieron, seguro mostraran como otro triunfo el número inflacionario del mes de mayo (4,2%). Si bien, estadísticamente se lo puede considerar como el más bajo de los últimos dos años, el procentaje públicado es una consecuencia del escenario recesivo por el que estamos transitando, en donde simultaneamente a esto se está dinamitando la producción, el consumo y los puestos de trabajos.

Te puede interesar: Paquete fiscal. Sin ganancias, ni bienes personales

Como lo prometieron Caputo y Milei durante esta semana, la inflación de mayo fue menor al 5%, pero el detalle a tener en cuanta es que simultáneamente tenemos índices de consumo en niveles cercanos al 2001-2002. Esta desaceleración inflacionaria está fuertemente relacionada al ajuste brutal aplicado en estos meses y también, a la caída del consumo. Por ejemplo, según la CAME en mayo, las ventas minoristas cayeron un 7,3% y en el año llevan una caída acumulada del 16,2%[iii].

El nivel de desempleo argentino, producto de la recesión por la que se encuentra navegando el país, va atado al nivel del consumo. Una situación complicada la de la pérdida de puestos de trabajo, sobre todo si se miran los últimos números publicados por el SIPA, en donde fueron 126 mil puestos de trabajo registrado los que se perdieron durante los primeros meses del gobierno de Milei.

Te puede interesar: Caída del empleo. Motosierra al trabajo

Esta dinámica generada por las políticas libertarias, lo único que profundizan es el engrosamiento de la brecha de los ingresos con respecto al valor de la canasta básica. A pesar de los discursos victoriosos que tuvieron desde el gobierno durante esta semana sobre el nivel de los salarios, la realidad muestra otra cosa, sobre todo si se miran los niveles de indigencia y pobreza en los que nos encontramos.

Una de las radiografías que demuestran esto es que, actualmente, en el país hay 10 millones de niños y niñas que consumen menos lácteos y carnes por falta de ingresos, según el último informe de UNICEF[iv]. Atado a lo descripto anteriormente, la publicación también muestra que más de un millón de niños y niñas dejaron de comer alguna comida por falta de dinero y, en 7 de cada 10 de estos casos, existe la particularidad de que quien está a cargo de este hogar, la persona se encuentra ocupada y, dentro de ellas, más de un 60% de manera informal.

Por más de que la dinámica inflacionaria, durante estos cinco primeros meses del año, vaya en descenso, la crisis por la que atraviesan las mayorías trabajadores y los sectores populares es muy profunda. Tomando el índice de pobreza que tiene el país, actualmente es menos de la mitad de la población la que puede cubrir la Canasta Básica Total que tiene un valor de $851.351.

Pero esta dinámica que tienen los precios en los próximos meses puede cambiar, entendiendo que hace tiempo que se están pisando los incrementos en los valores de las tarifas y de los impuestos a los combustibles. Además, acá se puede sumar el comportamiento de los dólares, los cuales podrían reactivar de forma ascendente el índice inflacionario.

Para frenar la profundización de este escenario de crisis es necesario enfrentar de lleno todas las medidas del gobierno de Milei. En particular, sobre la cuestión inflacionaria, hay que realizar una batería de medidas que ataquen a los intereses de los responsables que generaron esta situación. En primer lugar, los salarios deben indexarse automáticamente al valor de la canasta alimentaria y actualizarse con el incremento del valor inflacionario. En cuanto a los formadores de precios, el control tiene que pasar a manos de los trabajadores y de los usuarios. Sumado junto con todo esto, es necesario romper negociaciones con el FMI y dejar de pagar todo tipo de deuda fraudulenta que luego se traduce en ajustazos. Y también, es necesario atacar a los sectores más concentrados de la economía con impuestos progresivos. Es decir, necesitamos todo lo contrario a lo que propone el gobierno de Milei y que ninguno de los gobiernos anteriores estuvo dispuesto a realizar.


[i] https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/ipc_06_24AF3B6493C2.pdf

[ii] https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/canasta_06_24F2D686363B.pdf

[iii] https://www.redcame.org.ar/novedades/13727/las-ventas-minoristas-pyme-cayeron-73-anual-en-mayo

[iv] https://www.unicef.org/argentina/comunicados-prensa/10-millones-de-ninias-y-ninios-consumen-menos-carnes-y-lacteos-por-falta-de

Noticias Relacionadas