Educación. La presencialidad comenzó y el COVID da el “presente”

Como anticipamos, la presencialidad plena que plantearon los gobiernos de Alberto Fernández y Trotta, Larreta, Kicillof y demás gobernadores, así como la Iglesia y demás patronales de la enseñanza privada, sin condiciones ni insumos, es muy difícil de sostener. En ese marco y con la mayor circulación, en las primeras semanas hubo numerosos casos de nuevos infectados entre docentes y estudiantes.

Si bien se trata de situaciones puntuales, aunque dramáticas, también se supo de dos docentes fallecidos en la Provincia de Buenos Aires, de otras dos muertes de docentes en Jujuy, de una profesora de IES en Mendoza y la de un auxiliar de la educación en Misiones, todas por COVID-19.

La situación en las distintas provincias

En la Ciudad de Bs. Aires, donde el cronograma de clases inició el 17 de febrero, la conducción Celeste de la UTE, así como la Multicolor de Ademys, viene denunciando cientos de casos. Contrastando con la Celeste de SUTEBA que, llamativamente, no informa ni señala ni un solo caso de contagio ni burbuja afectada en la Provincia, la UTE porteña informó que -hasta el viernes 6-, tenían 178 docentes contagiados. Y que, sumando a auxiliares y estudiantes, contaban un total en 300 personas afectadas por coronavirus a partir de la presencialidad en la Ciudad, con algunos cientos de burbujas aisladas.

Según los informes de gremios de la Federación Nacional Docente y de nuestra participación en conducciones o sectores Multicolor de numerosos distritos, esa situación de incremento de casos se ve también entre docentes y estudiantes de provincias como San Juan, Misiones, Jujuy, Catamarca o Tucumán. Mientras que en otras como Chaco y Neuquén, el proceso de luchas y paro generalizado no permitió aún la presencialidad. En Santa Fe, debían iniciar las clases este lunes, pero el paro masivo lo impidió.

A su vez, se repite en gran medida el esquema de imponer el ocultamiento de los casos, por parte de las autoridades hacia las escuelas. También es un rasgo común que se carezca de los necesarios elementos de desinfección e higiene y que hagan limpiar a docentes las aulas y zonas de la escuela, al carecer de personal suficiente que limpie y la recarga de trabajo que conlleva la presencialidad, también en este rubro.

En territorio bonaerense, a pesar de su discurso más “progre” para intentar diferenciarse de Larreta en una lamentable disputa electoral, desde el 1º de marzo Kicillof articuló una presencialidad sin las condiciones exigidas por la docencia y desde los SUTEBA Multicolor. Debido a esto, muchas escuelas estatales bonaerenses, están solo abiertas con semi-presencialidad. Por lo que concurren solo algunos cursos y con baja asistencia. Algo que también se verifica en CABA, desnudando la mentira y el marketing del 100% de presencialidad. Aspecto que sí es diferente en el sector privado, donde fuerzan al crecimiento de la asistencia para asegurar una presencialidad en la mayor cantidad de cursos.

Ahora bien y como es lógico, quien no faltó a clases es el COVID-19 en la Provincia. Desde que comenzó la presencialidad vamos sabiendo de una mayor cantidad de casos de infectados en el sector, tanto en docentes como en estudiantes; ya sean niñes o adolescentes. Y lamentamos esas dos muertes mencionadas, de una docente en Baradero y de un joven docente de Morón.

A pesar de esta situación, ni el gobierno ni los sindicatos, se replantean otra planificación de las condiciones en que definieron imponer esta presencialidad. Más bien, desde el gobierno de Kicillof se hace silencio o mandan a callar los casos y burbujas afectadas, en los distintos establecimientos.

Cuando debería hacerse al revés, realizar un estudio meticuloso y científico de cómo afecta o no la presencialidad y el coronavirus a las escuelas bonaerenses y del país. Lo mismo en relación a casos graves o alguna muerte que pueda producirse. La investigación y el seguimiento científico, comprobable, contrastable es indispensable para superar las impresiones.

Por el lado de la burocracia Celeste de SUTEBA, la que siempre suele recordar el deceso de toda compañera o compañero, vemos que no han mencionado siquiera estos casos en sus redes, relacionados con el COVID. Como tampoco investigan ni señalan la situación que se vive en las escuelas y distritos para corregir todo aquello que sea necesario.

Porque no va la especulación electoralista y mezquina de denunciar los casos de contagios ante el gobierno de Larreta, pero acallar los que pudieran ocurrir ante el de Kicillof. Gobierno provincial que la Celeste integra, con un ministerio, funcionarios de Educación, legisladores y demás cargos. No es posible que el COVID decida actuar de una forma en CABA y de otra cuando cruza la General Paz…

Terminan con los privilegiados de siempre

Por otra parte, en este tiempo vimos cómo las vacunas se repartieron entre amigos y militantes del gobierno a nivel nacional y en algunos distritos de la Provincia. Mientras los esenciales seguían esperando y la docencia debía iniciar la presencialidad, sin haber recibido las vacunas.

Ante este escándalo de magnitud, que se llevó puesto al ministro Ginés, Kicillof decidió “despegarse” y mostrar su operativo de vacunación, garantizando a los docentes inscriptos la aplicación. Pero claro, si bien se ha ido vacunando a muchos, aun es insuficiente para los 300 mil docentes bonaerenses y para las decenas de miles de auxiliares. Además que en muchos distritos aún no se ha empezado.

Toda esa situación, sumado a las condiciones de infraestructura o de espacio concreto en las escuelas para aplicar el Plan Jurisdiccional oficial, hace que muchos docentes hayan pedido dispensa o directamente licencia. Por lo que la presencialidad en la escuela estatal, se ve más reducida en la realidad.

Aun así, lo cierto es que sabemos de distintos casos de quienes comenzaron, que han caído en reposo al ser contagiados por COVID. Y debieron ser aislados, al igual que la burbuja próxima debido al contacto estrecho. De forma no organizada, por esta actitud del gobierno y la burocracia sindical, vamos tomando conocimiento de cientos de burbujas aisladas y de docentes contagiados en la Provincia.

En muchos casos, siendo amenazados, condicionados o poniendo límites para que no se difunda esta situación. O haciendo trabajar igual a algunos casos, en forma presencial o reclamando que trabajen en forma virtual, a pesar de estar en reposo.

Organizarnos con la comunidad por una presencialidad segura

Todo esto muestra que, para los gobiernos, los docentes somos “esenciales” para garantizar la educación, pero no a la hora de cuidar nuestra salud. No solo porque muchos no están aún vacunados, sino porque con una obra social deficiente, que no nos cubre ni el hisospado, el o la docente infectada, debe hacer malabares para controlar el desarrollo del virus.

Desde Alternativa Docente, ANCLA y el MST-FIT Unidad creemos que solo organizándonos por lugar, en Comités de Infraestructura, Higiene y Bioseguridad junto a la comunidad educativa, podremos enfrentar esta presencialidad no cuidada, y exigir se resuelvan las demandas, sanitarias, de infraestructura necesarias para que haya, efectivamente, una vuelta segura a las aulas.

No solo las y los docentes son víctimas del virus, sino también niñes y adolescentes se contagian y no están exentos de desarrollar cuadros graves, que pueden llevarlos incluso a la muerte. Tal como explicamos en esta nota: COVID. Muere 1 menor cada 2 días y 540 se contagian a diario.

Como venimos sosteniendo, solo garantizando de parte de los gobiernos, las condiciones sanitarias, edilicias, salariales y laborales reales y en cada lugar, se puede hablar de una presencialidad segura. Si no, solo será para la foto o un titular mediático, con los riesgos y consecuencias que implica.

Para resolver los problemas estructurales de los edificios escolares, como así también para aportar insumos que permitan desplegar protocolos seguros, se requiere mayor presupuesto para la educación pública. Por eso también decimos: ¡Basta de subsidiar a las escuelas privadas! ¡Basta de destinar plata a la deuda externa o los privilegios de la casta política! Que todo ese dinero esté al servicio de la educación y de la transformación de la escuela estatal que queremos y necesitamos.

Andrea Lanzette

SUTEBA Multicolor, Lanús

Alternativa Docente, ANCLA

Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática

MST en el Frente de Izquierda-Unidad

Noticias Relacionadas

Neuquén. Lxs trabajadorxs de la salud siguen firmes

Desde las 10 de la mañana el equipo de salud nuevamente se encuentra en las puertas de la Ciudad Judicial de Neuquén...

Lanús. Basta de persecución a Roxana, vendedora ambulante

Informamos la grave denuncia que nos hizo llegar el compañero Omar Guaraz, de la Agrupación Vendedores Libres (CTA de los Trabajadores).

Córdoba. Choferes exigen justicia por Gustavo Cuello

El viernes 10 la ciudad de Córdoba se despertó con la trágica noticia de la muerte de un trabajador, un chofer de...

Docentes universitarios. Votan un plan de lucha frente al ajuste y discriminación

Entrevista a Patricio Grande, secretario adjunto de ADUNLu. Lista Naranja y Roja (minoría en la Comisión Directiva) En el...

COVID. Kicillof faculta a suspender las clases presenciales

Este viernes 9, el gobernador Axel Kicillof firmó el Decreto Nº 178/2021 que, en su artículo 3º, faculta a la Jefatura de...

Mar Argentino. Depredación y ecocidio

Las imágenes de cientos de barcos pesqueros al borde del mar argentino causaron gran conmoción. Se trata de una verdadera ciudad flotante...

Moreno. La docencia bonaerense, otra vez de luto

En la misma jornada donde se alcanzó la cifra más alta de contagios por COVID-19 en toda la...

Segunda ola. Suspensión provisoria de la presencialidad, en debate con la comunidad

Cada día hay un nuevo récord de contagios por coronavirus y crecen las muertes. Hasta el gobernador Kicillof...