viernes, 19 julio 2024 - 09:15

Coparticipación. El gobierno prepara nuevos impuestos para pagarle a Larreta

Casi en paralelo con declaraciones del presidente Fernández acerca de que la Corte había perdido “el sentido de justicia” al fallar a favor del reclamo del gobierno de la CABA -para que le aumenten los fondos girados por coparticipación y ratificar su intención de pagarles con bonos-, se conoció la noticia de que el Ministerio de Economía estaría armando nuevos impuestos para pagar los $ 200.000 millones anuales que demanda la Ciudad. Esta salida se daría a cambio de que Juntos por el Cambio (JxC) dé quórum en las sesiones extraordinarias para tratar los proyectos que manda el Ejecutivo. Negociaciones en curso y además bendición de la Iglesia, lo cierto es quienes pagan el plato no son nunca los grandes empresarios o ricachones, sino la mayoría trabajadora con más impuestos.

Sigue el debate verbal entre funcionarios y gobernadores señalando que el fallo de la Corte sí daña a las provincias, porque obliga a la Nación a girar fondos que se usan para asistir a los distritos en favor de la jurisdicción más opulenta, que eso no se puede hacer sin cambiar la ley de coparticipación (que necesita acuerdo unánime para ser cambiada), que tampoco se puede hacer si las transferencias de dinero no están incluidas en la ley de presupuesto y un largo etcétera. Mientras, en el otro lado de la disputa, los dirigentes y agentes mediáticos de JxC afirman que se viola la división de poderes al desconocer el fallo de la Corte, que la plata en cuestión no sería tanto dinero si se compara con las obligaciones nacionales, que a pesar de haber “ganado –ya que el gobierno dice que pagará con bonos- es necesario dinero diario constante y sonante, como exige el fallo de la Corte.

La Iglesia por su parte, preocupada porque la disputa por los recursos y el discurso electoral no supere esos límites y abra una brecha por la que se cuele la bronca de abajo, también salió a terciar llamando a que se respete la Constitución, “superar la desmesura” y “no pensar solo en preservar los intereses partidarios y electorales”. Los sacerdotes exhortaron en las palabras del obispo Ojeda, representante de la Conferencia Episcopal Argentina, seguir el camino del diálogo” para preservar “la institucionalidad”.

Te puede interesar: Crisis política. La Corte falló a favor de Larreta en la disputa por la coparticipación

Lo cierto es que parece que la espuma que levantó el tema está bajando y que el gobierno, tras las duras posturas iniciales de Fernández, Cristina, el kirchnerismo y los gobernadores contra los jueces, amenazando con no acatar el fallo del supremo tribunal, pasó primero a decir que pagará con bonos y ahora estaría estudiando cómo pagar con plata –como indica el fallo de la Corte- subiendo los impuestos.

De acuerdo a la información periodística de distintos medios, el Ministerio de Economía estaría analizando mantener el impuesto de Ingresos Brutos a las Leliqs que cobran los bancos y sumar un gravamen al juego online para juntar $ 140.000 millones de los $ 200.000 millones anuales que necesita al año para cumplir con las nuevas transferencias a la CABA que exige el fallo de la Corte.

Para concretar esto necesita que Larreta baje su actual impuesto de Ingresos Brutos del 8% a las Leliqs y Pases del Banco Central, y el impuesto de los Sellos del 1,2% que se aplica a los consumos con tarjeta de crédito, gravámenes que Larreta creó para compensar la baja que Fernández realizó en los recursos que la presidencia de Macri otorgó a la Ciudad, que luego consagró la actual ley de coparticipación y ahora la Corte restableció parcialmente al fijar en 2,95% el porcentaje de recursos coparticipables que la Nación debe girar al gobierno de Larreta.

Te puede interesar: Nuevo capítulo en el sainete por la coparticipación. Fernández pagará con bonos a Larreta

La negociación entre el gobierno del FdT y el de JxC que maneja la CABA, además de las cuestiones monetarias –la Ciudad reclama la restitución del 3,5% que le otorgó Macri en su momento y sigue la demanda en la Corte por este monto- incluiría que JxC garantice el quórum en las sesiones extraordinarias del parlamento. En la Cámara baja el oficialismo debe tratar varios proyectos que la crisis y caída de la última sesión de Diputados le impidió. Entre ellos una nueva moratoria previsional, la creación de nuevas universidades en el conurbano y la ley de blanqueo impositivo, tan necesaria para las cuentas de Massa con el FMI.

En resumen, para pagar la policía de Larreta y Kicillof, que son las destinatarias de los fondos en disputa, usted y la mayoría de la población trabajadora, se verán afectados directa o indirectamente por el sostenimiento de impuestos regresivos, parte un sistema tributario donde la mayoría de la población paga muchos impuestos y la minoría rica –ahora también beneficiada por el proyecto de blanqueo de capitales- paga muy pocos en relación a su patrimonio.

Eso es lo que queda cuando empieza a bajar la espuma de la pelea entre las distintas facciones de los integrantes de la casta político-empresarial que nos gobierna; y eso es lo que hay que cambiar de raíz para que nuestra Argentina deje de ser un país del 1% y el FMI, y para que las riquezas generadas por la inmensa mayoría de la población trabajadora sean para beneficio de todos los que con su esfuerzo la construyen día a día.

Noticias Relacionadas