jueves, 30 mayo 2024 - 10:43

Zona Sur. En defensa de la Reserva Laguna de Rocha

Nos sumamos al reclamo de les vecinos y organizaciones ambientales de la zona para frenar la entrega de los terrenos fiscales que forman parte de la Reserva Provincial natural, integral y mixta Laguna de Rocha a Racing Club.

El 23 de junio de este año se hizo pública la amarga noticia que el intendente Fernando Gray había dado el aval a Racing para construir un predio, sin ninguna consulta previa a la población y afectando parte importante de uno de los pocos pulmones verdes que poseemos en el conurbano sur y, a su vez, uno de los reguladores hídricos más importantes que tiene la cuenca media y baja del río Matanza Riachuelo.

Este “regalo” de 64 hectáreas que se le otorga al club de Avellaneda se hace con la fundamentación de la cesión temporaria realizada en el año 2009. Luego de varios años de disputa judicial, los Estado provincial y municipal pactaron sin consultas, ni oposiciones. Lo que provoca aún más indignación.

Visto desde el foco de la problemática de la tierra, un factor importante en nuestro país, resulta inentendible que el Estado otorgue de forma totalmente gratuita tierras a organizaciones con fines lucrativos, mientras se las niega sistemáticamente a las familias que se organizan exigiendo un lugar donde vivir, terminando estos conflictos en represión estatal.

Resulta aún más trágico tratándose de tierras fiscales en un humedal y reserva natural. La construcción de cualquier tipo sobre esos terrenos provocaría, en primer lugar, mayor predisposición en toda la zona para grandes inundaciones; sin contar la perdida de una porción importante de espacio verde, de los que no sobran en el conurbano.

Otro eje que es necesario traer a discusión es el democrático, no puede ser que un puñado de políticos, jueces, dirigentes y empresarios decidan por sobre todos los vecinos, que son quienes van a sufrir las consecuencias naturales que provocaría la construcción del predio. Al igual que con otras políticas extractivas, se efectúan a espaldas de los pueblos, ya que estos se oponen a la destrucción ambiental y les hacen frente las veces que sea necesario.

Por otro lado, no hay que ver esto como un hecho aislado. Por el contrario, es parte de una doctrina extractivista global que tiene este gobierno y que también han tenido los anteriores. Los gendarmes del capital no pueden gobernar funcionando en armonía con la naturaleza, depredan hasta el final. Positivamente, hay una nueva generación que se les planta, como lo demostró el proceso de lucha contra el acuerdo porcino con China. Es necesario seguir organizándonos de forma colectiva para poder enfrentar toda la matriz depredatoria del sistema capitalista sobre el medio ambiente. Desde la Red Ecosocialista y el MST trabajamos para eso, como así también para desarrollar la movilización; ya que, solo permaneciendo en la calle, visibilizando esta problemática, podremos frenar el negocio inmobiliario sobre espacios verdes. Por eso apoyamos la jornada de reforestación convocada para el 4 de diciembre y la movilización fechada para el día 18.

Marcelo Granate, Red Ecosocialista, Zona Sur

Noticias Relacionadas