lunes, 17 junio 2024 - 04:08

Vicentin. La gran estafa al descubierto

La Afip realizó una presentación ante la justicia de Reconquista, Santa Fe. Sus investigaciones dan cuenta que la venta de activos a Renova fue una simulación.

La delegación de administración federal de ingresos público (Afip) de Santa Fe volvió a poner en debate la causa Vicentin. Según dieron a conocer, el pasado martes realizaron una presentación ante la Cámara Civil y Comercial de la ciudad de Reconquista. Los datos presentados ante la justicia dan jugosos detalles sobre la “supuesta” venta del 16,6% de las acciones que Vicentin tenía en Renova, empresa dedicada a los biodisel, glicerina y molienda de soja ubicada en San Lorenzo y en Timbúes, Provincia de Santa Fe, a la firma Renaiscco BV, controlada por la multinacional Glencore.

Para el organismo de control no quedan dudas de que se trató de una operación fraudulenta ya que se realizó pocas horas antes de declararse en cesación de pagos. Por lo tanto, en el documento presentado señalan que “fue una operación simulada o en fraude a los acreedores, en la más benignas de las hipótesisla venta simulada fue vehículo jurídico ensayado para ocultar la transferencia de activos de Vicentin Saic a las propias empresas controladas de su grupo, dejándolos fuera del alcance de los acreedores”. Y agrega que “estas empresas son las mismas Renova SA, Friar SA, Servipck SRL, Oleaginosa San Lorenzo, Vicentin Desarrollos SA y Renopack SA”

De esta forma, aportaron información precisa de que el 68% de la venta de Renova SA fueron a parar a diferentes sociedades controladas por Vicentin para que ningún acreedor pueda reclamarlas, ni siquiera el Banco Nación con quien la agroexportadora mantiene una deuda millonaria en dólares.

En el cierre del texto presentado solicitan a los organismos competentes que se tomen las medidas necesarias y se profundice la investigación. Por lo tanto, solicitaron la inhibición de la titularidad de acciones de Vicentin Saic en Renova y el embargo preventivo sobre los montos recibidos por dicha operación. Y aclaran que “si esto no alcanza para generar convicción a VE que se trata de una simulación y que se debe cautelar los activos cuanto antes, no sabemos ya que podrá hacerlo

La investigación ha dejado al descubierto la gran estafa de Vicentin y lo bochornoso del tratamiento por parte del Estado Nacional en no avanzar en la intervención directa en el momento oportuno. El único camino viable para recuperar la enorme suma de dinero que la agroexportadora le debe al Banco Nación es la estatización de todo el grupo Vicentin, bajo control de sus trabajadores para prevenir despidos y suspensiones, el asesoramiento de organizaciones sociales y ambientales para una reconversión productiva al servicio de la soberanía alimentaria y de las mayorías.

Noticias Relacionadas