martes, 23 julio 2024 - 17:07

Vendedores ambulantes. “La única respuesta del gobierno es persecución”

Entrevistamos al compañero Omar Guaraz, trabajador ambulante en la CABA, fundador y dirigente de la agrupación sindical “Vendedores Libres” (CTA de los Trabajadores), sobre la situación actual de la venta en la vía pública.

– Omar, contanos cómo es la vida hoy de un mantero o vendedor ambulante

– Para ponerte en contexto, en un país donde antes de la pandemia se calculaba que había 14 millones de personas trabajando en la informalidad, en donde la pandemia sumó tres millones de pobres más, con un gobierno en Capital Federal que no genera trabajo genuino y cuando querés salir a trabajar te estigmatiza, te reprime, te encarcela y te imputa, y un gobierno nacional que dice defender los derechos de los de abajo pero que no nos trata muy diferente al de Ciudad en los municipios de provincia de Buenos Aires donde gobierna, donde no hay perspectiva de que la cosa mejore… y, la vida del vendedor ambulante es muy complicada.

Tenemos que salir todos los días a ganar el mango, porque en la calle está la plata. Y nosotros necesitamos salir a buscarla para mantener a nuestras familias, para pagar los hoteles en donde vivimos, porque muchos no tenemos casa propia y no nos alcanza para entrar a una casa alquilando, comprar la comida de cada día que cada vez está más cara; en fin, vivir, y eso se hace cada vez más imposible. Salimos a trabajar con miedo, pero salimos igual. Lo mismo los compañeros y compañeras migrantes, que la policía los maltrata peor: vienen de una situación muy difícil en sus países de origen y por eso hay que salir o salir.

– ¿Cómo está el conflicto que les impide poder trabajar libremente?

– El mes de enero fue un mes duro porque baja la venta, pero sobre todo porque en el marco que te decía dimos una lucha tremenda en el barrio de Flores, el central para el vendedor ambulante por el nivel de venta y movimiento de gente, para que nos dejen poner la manta y poder vender.

Ya veníamos de años de una pelea bárbara en diferentes puntos de la Ciudad: Once, Liniers. Pero es en Flores el bastión de nosotros, los vendedores, y lo vamos a defender.

En este sentido logramos hacer una acción de varios días, donde cortamos Avenida Avellaneda y luego cortamos la vía del tren Sarmiento para hacernos escuchar. A mi entender daba para más la acción, nos daba para ganarle la pulseada al gobierno de Larreta y poder instalarnos con la manta. Porque si bien logramos que nos permitan vender “de mano”, o sea de parado en la vía pública, no es lo mismo ni la venta es la misma que poniendo la manta.

Omar Guaraz

– ¿Qué respuestas dan el Estado y los gobiernos para solucionar su problemática?

– La verdad, ninguna. Ni el gobierno de Larreta ni los gobiernos municipales de la provincia de Buenos Aires, estén encabezados por el PRO como Grindetti en Lanús o por el Frente de Todos en Quilmes o La Matanza dan respuesta a la problemática general que atravesamos los vendedores. O mejor dicho, la única respuesta que dan es persecución, represión y hostigamiento, empujándonos a la pobreza.

El gobierno de la Ciudad había propuesto en el pasado, hace unos años creo, dos galpones donde nos encerraban a vender ahí, pero la verdad que no se vendía nada. De los 800 vendedores que había inicialmente quedan 50: el resto se fue.

La otra variante que te dan, aunque en menor medida, es ir a vender a ferias barriales en plazas. Pero no terminan de entender que no somos artesanos, sino que vivimos de revender productos que compramos por mayor. No tenemos mucho que ver con las ferias de artesanos que nos propone el gobierno de Larreta.

– ¿Qué opinás de la reforma de la Ley de Seguridad que anunció Larreta en el inicio de sesiones?

– Yo creo que es un claro mensaje, no solo para nosotros los vendedores, sino para cualquiera que quiera hacer uso libre del espacio público, de que van a seguir reprimiendo y hasta encarcelando indiscriminadamente. Porque lo que propone Larreta es claro: endurecer con pena de cárcel a quien cometa una contravención en la vía pública. Hasta hoy solo pueden hacerle a uno la contravención con pena de multa. Encima, a nosotros en particular nos secuestran la mercadería. Pero como saben que nos hacen eso y el vendedor no se deja amedrentar y al otro día sale de vuelta a la calle a trabajar, quieren directamente meternos presos.

Y como te dije, es contra nosotros pero también es contra quienes se manifiesten en la calle, hagan cortes o marchen. Claramente es ir contra la libertad de manifestarse porque necesitan reprimir. porque la gente se queja porque vivimos muy mal y cada vez peor.

– ¿Qué objetivos tienen ahora? ¿Cómo sigue la lucha?

– En la última reunión de vendedores ambulantes acordamos realizar asambleas generales entre vendedores de Flores para coordinar acciones. Es decir, llevar adelante distintas y variadas medidas de protesta a los efectos de exigir el cese de la represión y las vueltas de las mantas a Flores. Como te decía, la última protesta si bien fue masiva y con mucha presencia de los medios masivos de comunicación, no logró el objetivo ya que no hubo una coordinación general donde todos los manteros que participaron de Flores decidieran cuándo levantar la protesta. Por eso también definimos que la participación de organizaciones ajenas a los vendedores de Flores, que dicen venir a participar, no tenga influencia ni condicionen las decisiones y acciones de los vendedores.

Las reuniones serán presenciales o vía zoom para intercambiar ideas u opiniones. Vista con el tiempo, reconocemos que la última protesta falló y no logró su objetivo, por lo cual analizamos sus causas y nuestros errores a los efectos de subsanarlos.

– ¿Querés agregar algo, Omar?

– Invitamos a toda persona a que acompañe nuestro reclamo y se solidarice con nosotros. La realidad innegable ha logrado que la mente del porteño cambie y entienda que ante la falta de trabajo no nos queda otra salida. Cada vez que la policía nos reprime, la gente que está comprando en la zona o los vecinos saltan a defendernos: “¡No hay trabajo! ¿Qué quieren? ¿Qué salgan a robar para poder vivir?” Eso le gritan a la policía. Eso antes tanto no pasaba.

Agradecemos la solidaridad y el acompañamiento de Alejandro Bodart y el MST que desde un primer momento han estado junto a nuestra lucha, y puesto su banca de diputados al servicio de nuestras necesidades. Han sido de los pocos, sino el único partido que ha entendido la lucha de los manteros y vendedores ambulantes, y eso siempre lo tenemos muy presente. A diferencia de algunas agrupaciones que bajo la bandera del Papa Francisco quieren someternos para que cobremos un ingreso universal y quedar atados a que ese sea nuestro único ingreso, sin poder trabajar en la calle. Seguiremos en la lucha para poder trabajar libremente.

Entrevistó: Gustavo Galeota

Noticias Relacionadas