jueves, 29 septiembre 2022 - 01:48

UTS. La nueva conducción en marcha

El viernes 10 de junio, el gremio que agrupa a trabajadoras y trabajadores de la salud pública de Córdoba desarrolló dos importantes instancias. Se reunió por primera vez en sesión extraordinaria el Congreso general, máximo organismo democrático de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), creado en el nuevo estatuto y con sus miembros recientemente electos. Por la noche tuvo lugar el acto de asunción de sus nuevas autoridades para el período 2022-2025.

En la reunión se tomaron importantes resoluciones para la vida interna del gremio, entre ellas la desafiliación de la UTS de la Federación Sindical de Profesionales de Salud (FeSProSa) a la que pertenecía, y se aprobó una declaración sobre la situación provincial y el pliego de reclamos.

Saldar la deuda con la salud y sus trabajadores

Así se tituló el documento aprobado por el Congreso extraordinario. Allí se analiza la situación económica y social de la provincia y se destaca que es muy grave el atraso salarial de las y los trabajadores de salud con ingresos muy deteriorados frente a una inflación que en el primer cuatrimestre del año fue 23,1% y sigue en aumento, con previsiones del 70% anual.

El documento señala que mientras crece la recaudación fiscal y los fondos que la provincia recibe por coparticipación federal, estos fondos no se destinan a fortalecer la salud pública ni a resolver las principales necesidades sociales sino a subsidiar a las grandes empresas, especialmente de la agroindustria y el transporte. En las deliberaciones, los delegados acordaron que la política del gobierno es un vaciamiento, que se intenta maquillar con algunas obras como la construcción de un nuevo edificio para la Maternidad o el hospital Eva Perón de la capital, pero que no cuentan con el personal ni los recursos necesarios. También se señaló que en los hospitales hay un régimen de mucha violencia para asegurar que funcione el trabajo precario y súper explotado, que se apoya en la precarización laboral como forma de disciplinar y en amedrentar con la amenaza de perder el trabajo si protestan. Y este ajuste se expresa en muchas situaciones en todos los hospitales, sobre estos aspectos se aprobó la declaración que se puede leer en el link de la secretaría de prensa del gremio.

Avanzar en una nueva Federación nacional

Este proyecto es otra de las resoluciones tomadas por el Congreso. La resolución parte de una reflexión sobre los problemas que el gremio debió afrontar durante los dos años de pandemia y los grandes desafíos planteados para las y los trabajadores de la salud a partir de allí. En el texto señala la necesidad de que el Estado reconozca laboral y salarialmente su tarea y que para ello es de gran importancia conquistar una paritaria nacional de salud. En segunda instancia se refieren a la necesidad de transformar el sistema de salud, para avanzar hacia un sistema único y la producción pública de medicamentos. Ambas cuestiones, dice el documento, son tareas de escala nacional, para las que es necesaria la unidad sindical del equipo de salud de todo el país.

Luego explica que FeSProSa ya no puede ser ese factor unificador ya que, producto de la política de su núcleo de conducción ha abandonado sus principios fundacionales. En cambio, se ha convertido en una agrupación cerrada sobre sí misma que no refleja las luchas reales de los hospitales. La Federación ha adoptado una política intervencionista sobre la vida de las asociaciones de base. Incluso ha llegado a recurrir al Ministerio de Trabajo para intervenir contra las conducciones que expresan otras opiniones, el caso más extremo es el de APSADES (gremio de salud de Salta) donde desconoció el resultado de las elecciones y puso a la FeSProSa al servicio de una intervención del Ministerio.

La resolución también explica que: “La conducción de FesProsa intentó confundir a las y los afiliados para dividir el sindicato. Mintieron sobre que nuestro gremio participaba en actividades que no se habían discutido en los órganos del gremio y de las que ni siquiera fuimos consultados, utilizó la firma y logo de UTS sin autorización y siguieron haciéndolo luego de que les advertimos que dejaran esas actitudes. También en el mismo sentido crearon cuentas apócrifas en redes sociales para difundir informaciones que no se correspondían con las decisiones tomadas por los órganos del sindicato…”. Sobre la base de esta situación, el Congreso resolvió que la UTS se desafilie de la FeSProSa y avance en la construcción de una nueva Federación junto a a CICOP (Buenos Aires), APSADES (Salta) y APUAP (Jujuy), que en su momento fueron fundadores de la FeSProSa y hoy se han retirado de ella. Y también con compañeros de la Asociación de Profesionales y Técnicos del Hospital Garrahan y otros sindicatos de CABA con quienes conformaron la coordinadora FeSProSa Línea Histórica. El texto completo de la resolución se encuentra publicado en el siguiente enlace.

Un acto que muestra una UTS fortalecida

Esa noche también se realizó en un salón del centro de la ciudad el acto donde referentes de hospitales y centros de salud de toda la provincia asumieron las secretarías para el próximo período. La Nueva conducción va a estar encabezada por Gastón Vacchiani, coordinador provincial de ANCLA y médico del Hospital Neuropsiquiátrico; como adjunta estará Estela Giménez, enfermera del Hospital de Niños a quien el gobierno provincial intenta quitar sus fueros para despedirla por haber participado en una protesta en reclamo por insumos para el hospital, en 2013.

Además de la asunción se realizó un homenaje a Ricardo Sánchez, fundador del gremio. El secretario general le entregó un diploma y un presente en nombre de la Comisión Directiva provincial, en reconocimiento a su tarea en pos de organizar a las y los trabajadores de salud de la provincia.

Gastón Vacchiani

El acto contó con la presencia de numerosas delegaciones de sindicatos, colegios profesionales y organizaciones políticas y sociales: SURRBAC (recolectores de residuos), APA (aeronáuticos), CTA de los Trabajadores, SIPOS (agua y saneamiento), SUTEP (espectáculos públicos), CEPETEL (telefónicos), Colegio de Profesionales de Bioimágenes, Colegio de Psicólogos, Foro Solidario Córdoba, entre otros.

Además estuvieron presentes legisladores, como Luciana Echevarria y diversas personalidades del ámbito profesional, académico y sanitario. También enviaron saludos y adhesiones UEPC Capital (docentes), ADIUC (docentes universitarios), CISPREN (prensa), AMET (docentes técnicos), SUTNA delegación Córdoba (neumático) y los sindicatos de trabajadores de salud de Jujuy, Salta, los hospitales Moyano y Garrahan de Buenos Aires, entre otras organizaciones. Y se hicieron presentes Guillermo Pacagnini, secretario general y Orlando Restivo del Consejo directivo de la CICOP (sindicato de profesionales de salud de Provincia de Buenos Aires), también César Latorre, delegado general del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Guillermo Pacagnini, Secretario General de CICOP

En su discurso, Estela Giménez señaló: «Tenemos el orgullo de ser el único gremio que en su conducción tiene mayoría de mujeres en la comisión directiva provincial, que refleja la realidad de los hospitales donde somos la mayoría».

Estela Giménez

Para cerrar tomó la palabra Gastón Vacchiani, que indicó: «Durante la pandemia pasamos momentos muy duros. La mayoría de la sociedad reconoció nuestra tarea esencial, el que no lo hizo fue el gobierno. El Estado tiene una deuda histórica con la salud pública y sus trabajadores. Es hora de saldarla».

También se refirió a que los afiliados le dieron la espalda a un sector minoritario que se retiró de las instancias de debate e incluso boicoteó las elecciones y respaldaron el trabajo cotidiano de la conducción.

El acto reflejó la importancia de la UTS en la sociedad y en el mundo sindical, y mostró un muy importante arco de apoyo y reconocimiento que fortalece a la nueva conducción y al gremio de conjunto para los próximos desafíos.

Iván Sosa

Noticias Relacionadas