lunes, 22 abril 2024 - 23:23

UNLu. Asamblea en defensa de la educación pública

El jueves de la semana pasada se realizó la asamblea estudiantil de la Unlu en la sede central de Luján. Convocada por los centros de estudiantes de Información Ambiental, Historia, Ciencias de la Educación y estudiantes organizadxs de carreras como Trabajo Social y Geografía que se encuentran sin centro de estudiantes.

Con una buena cantidad de estudiantes participando, el peso central lo tuvo el debate sobre todos los ataques de Milei, como el congelamiento del presupuesto universitario que busca ahogar en el desfinanciamiento y pavimentarle el camino al arancelamiento. Sin dejar de lado el aumento de más del 500% del transporte, con recortes en la frecuencia del servicio que liquida la posibilidad llegar siquiera a la universidad de muchxs estudiantes, además del recorte en becas y el insuficiente boleto estudiantil de la Provincia de Buenos Aires que recién se acredita en abril.

El objetivo del gobierno, además de fulminar las carreras, acortarlas y elitizarlas es también la investigación y la extensión, que hoy por la emergencia presupuestaria pasarían a un segundo o tercer plano, un crimen a una de los pilares de la ciencia argentina.

La situación de la UNLu

El Rectorado y el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Luján decidieron aprobar una resolución donde expresaban el estado de “emergencia presupuestaria”, pero sin ninguna crítica al gobierno nacional y menos llamando a la acción en las calles para defender la universidad. Desde el espacio de la asamblea les exigimos que se pronuncien en rechazo al ajuste del gobierno y que se informe la situación presupuestaria de la universidad, cosa que fue ignorada categóricamente. Esta pasividad en la acción por parte de los órganos directivos de la institución no es más que aceptar el ajuste y hacerlo un hecho.

La situación en la universidad es crítica, con una inflación de más del 200% interanual, con la quita de subsidios a los servicios y un aumento de más del 500% de los mismos, sumado al hecho de que ue se cuenta con un presupuesto que es de diciembre de 2022 con el cual se podría llegar a funcionar “normalmente” hasta mayo, el resto es incertidumbre.

El día de la asunción del presidente en su discurso decía “no hay plata”, augurando el brutal ajuste que sufrimos desde diciembre. Pero esta frase escapa de la realidad, por solo dar un ejemplo a Mercado Libre, empresa de su amigo Marcos Galperín se le dan beneficios fiscales por más de 100 millones de dólares al año. Es decir, sí hay plata para empresas que facturan millones al año y precarizan a sus trabajadores, pero no para la educación pública. Esto está ligado a lo que mencionamos anteriormente, desfinanciar la universidad pública y la investigación en ellas es habilitar el financiamiento privado para que cada vez tenga mas peso, respondiendo a un modelo mercantil de la educación y la ciencia, atada a los intereses privados y no a las necesidades sociales.

En este marco es que desde el estudiantado en la UNLu nos venimos organizando, porque entendemos la necesidad de defender lo que tantos años de lucha nos costó conseguir. Ya hemos decidido próximas actividades como carteleadas, volanteadas, radios abiertas y más. También hemos decidido apoyar todas las medidas de la lucha docente y no docente, además de movilizar el 24M.

Desde el MST y los centros de estudiantes de Información Ambiental e Historia te invitamos a participar en las próximas jornadas de lucha, contra el ajuste a la educación y hasta que caiga todo el plan de Milei.

JS del MST/FIT Unidad Universidad de Luján

Noticias Relacionadas