lunes, 17 junio 2024 - 03:39

UNER – Elecciones de rectorado. Otra Asamblea Universitaria a espalda de los estudiantes.

Hoy se llevó a cabo la Asamblea Universitaria de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), donde se votó al nuevo rector y vicerrectora. Los resultados arrojaron la reelección de la fórmula Sabella/Andretich, siendo la misma la única presentada.
Luego de la Asamblea, dialogamos con el Consejero Directivo de Indignadxs-MST en el FIT-Unidad, por la facultad de Ciencias de la Educación, Nicolás Zuttión.

El Consejero, que votó en blanco, afirmó lo siguiente: «Esta asamblea se realizó dos años después de lo que fueron los confinamientos que se realizaron producto del Covid-19. Sin embargo, mientras se escucharon balances triunfalistas acerca de lo que fue la experiencia de la virtualidad, se esconden las condiciones de cursada.

La mayoría de los estudiantes y trabajadores nos vimos realmente afectados por una virtualidad forzada donde la universidad se encontró cerrada puertas para adentro con una lógica sumamente elitista. Sin importar los niveles de deserción todo siguió como si no hubiese pasado nada, manteniendo y priorizando una matriz mercantilista donde prima la acreditación y evaluación del conocimiento, y no las necesidades de les estudiantes.

Mientras los índices sociales de la juventud alarmaban, tanto como ahora, se impuso el recorte de becas, el desfinanciamiento presupuestario, el escaso acceso a los soportes técnicos y servicios de internet y la inexistencias de viviendas estudiantiles para poder llevar a cabo las cursadas y permanencia en la universidad. El golpe que se infligía a nuestra permanencia en la universidad por las políticas de ajuste y precarización a la juventud, aplicadas por el gobierno nacional y provincial, tuvo eco en nuestras casas de estudio«.

También resaltó: «Lo que se presenta como un triunfo, fue la política de rectorado y de los diferentes decanos del sálvese quien pueda, me corrijo: que estudie quien pueda. Tan es así, que las autoridades de esta universidad, como lo hizo el CIN en su conjunto, dio el visto bueno al presupuesto 2022 que después el Congreso no aprobó. Presupuesto que era casi 2 veces menos que lo que el gobierno destina para el pago de los intereses de la fraudulenta deuda externa. Lo que no se dice, es que el visto bueno a ese presupuesto significaba un recorte real del 9% en caso de que la inflación anual se ubique en el 46%. Mirando la situación política y económica en la que nos encontramos, con una escalada inflacionaria sin límites, el recorte aprobado hubiese sido peor«.

Reforma del estatuto universitario

Por otro lado, Zuttión también se refirió a la reiterativa iniciativa del rector para reformar el estatuto: «Es un proceso que comenzó y, como lo denunciamos tiempo atrás, está vaciado de los verdaderos actores de la universidad: los estudiantes y los docentes. A través de los mecanismos restrictivos que se impusieron, como la Comisión Ad-Hoc y el funcionamiento de los mismos Consejos Directivos, no se ha hecho más que poner trabas para la participación de la mayoría.

Desde Indignadxs defendemos las instancias democráticas que se puedan generar en todas las facultades y, además, que la Asamblea Universitaria sea la instancia última de definición de la reforma del estatuto. Lejos de recurrir a esta instancia mencionada, que debería suceder anualmente según el estatuto vigente, sólo se convoca para la elección de las autoridades y sin discusión alguna, totalmente vaciada«.

Y remarcó: «Nosotros defendemos que cualquier estudiante o trabajador de la universidad si quiere participar, lo pueda hacer y que no sea un proceso excluyente.

Con nuestra fuerza, tiempo atrás, presentamos distintos proyectos:
-La conformación mayoritaria de los Consejos Directivos y el Consejo Superior por parte de los estudiantes y;
-La elección directa de nuestras autoridades, rector, vicerector, decano y vicedecano. Lo mismo con nuestros consejeros superiores y directivos, además de la unificación de todas las categorías docentes en un único padrón para que puedan elegir a sus representantes.
Qué fue lo que pasó, Sabella y la comisión Ad-Hoc excluyeron nuestras iniciativas por encontrarse por fuera de los marcos legales. Marcos legales que responden a la Ley de Educación Superior. Una ley que promueve la mercantilización de la educación en vez de garantizar el derecho a la educación pública. Ley que admite la injerencia de intereses privados en la producción de conocimiento, en los planes de estudio y, además, la intromisión de los gobiernos, las empresas privadas y los organismos multilaterales como el BM o el FMI
«.

Por último sentenció: «Si hay una reforma del estatuto no puede ser adaptada a los marcos de discusión menemistas, a los marcos de una ley que puede ser festejada por lo más putrefacto de la política argentina, como Juntos por el Cambio o el espacio que representa Milei. Si hay una reforma del estatuto tiene que ser en base a la participación mayoritaria, con democracia real, de los verdaderos sujetos universitarios, los estudiantes y trabajadores. Esta es la única forma de lograr los verdaderos cambios que necesita la universidad para responder a las discusiones importantes. Esta es la única forma de provocar los cambios que necesitamos los estudiantes y los docentes para que la universidad vuelva a hacer de las mayorías trabajadoras«.

Noticias Relacionadas