domingo, 14 agosto 2022 - 21:44

UNC. Paro docente por aumento de salario

En el marco del paro nacional docente universitario convocado por CONADU y CONADUH, la docencia de Córdoba concentró el día martes en las puertas del Consejo Superior, exigen que el mismo se pronuncie a favor de un aumento de sueldo acorde a la inflación y la reapertura de las paritarias locales que no se reúnen hace más de un año.

Con una inflación anual estimada en el 70%, y una interanual que ya llega al 58%, la paritaria docente firmada en marzo por un aumento del 41% en cuotas es claramente un ataque a las condiciones laborales y de vida de la docencia universitaria. A esto hay que sumarle que en Córdoba muchos docentes todavía están en condiciones de precarización extrema, trabajando con cargas anexas, sin poder acceder a concurso y en condiciones de una clara inestabilidad laboral. 

Esta combinación fue la que motivó una nutrida participación de la docencia en la concentración frente al Honorable Consejo Superior. Pese a que la conducción Nacional de CONADU llamó a un paro dominguero la bronca por abajo logró instalar dos acciones de lucha: la del Consejo Superior el martes  y el miércoles concentraron en plaza Vélez Sarsfield los docentes de los colegios preuniversitarios Manuel Belgrano y Monserrat. Otro punto que reclama la movilización es que la docencia pueda ser parte de las decisiones sobre las modalidades de cursada. En muchas facultades se intenta instalar una bimodalidad precarizante que, de avanzar, duplicaría el trabajo a realizar sin ningún tipo de pago por ello ni aporte del Estado para garantizar condiciones laborales.

Defender la universidad es tarea de todos

Aunque las elecciones universitarias habían puesto en pausa el conflicto, debido a que la conducción de ADIUC se dedicó hacer campaña por la lista de VAMOS, el recambio generacional y el fortalecimiento de nuevos delegados logró impulsar correctas acciones de lucha que hay que fortalecer.

El ataque a la universidad es global y se veía venir, el recorte presupuestario denunciado a inicios de año, junto a la dificultad de algunas universidades para poder pagar los servicios son todas instancias que ponen en riesgo la continuidad de miles en la universidad pública y recuerdan a los ataques sufridos en 2018 durante el macrismo.

Raúl Gómez, docente e investigador de la Facultad de Psicología y militante de Alternativa Universitaria expresó: «Ha sido una medida que ha contado con alta adhesión de la docencia, lo que denota que la bronca y la predisposición a la lucha es fuerte. El deterioro del salario docente es el indicador del recorte presupuestario en curso mediante el ajuste por inflación que está implementado el gobierno nacional”. Este viernes está convocando el cuerpo de delegados recientemente electo para evaluar la continuidad de las acciones de lucha y elevar la exigencia a la conducción nacional de poner en pie un verdadero plan de lucha. Desde Alternativa Universitaria impulsamos la realización de asambleas en las unidades académicas para fortalecer y garantizar el plan de lucha que hace falta.

Noticias Relacionadas