lunes, 15 agosto 2022 - 18:36

Trabajadorxs del neumático. Jaque a la reforma laboral

En las últimas semanas, la lucha del SUTNA y la negativa de las empresas para resolver los reclamos, ha generado debates sobre como está la producción en el sector y las gigantescas ganancias y rentabilidad de las empresas. Una visión desde el lado de los trabajadores para demostrar la voracidad de las empresas y la combatividad de los obreros del neumático.

En nuestro país existen tres grandes fabricas de neumáticos: FATE en San Fernando, PIRELLI en Merlo y BRIDGESTONE en Lavallol. Entre todas, producen anualmente alrededor de 16,5 millones de neumáticos, de los que exportan el 70%, dejando 6,5 millones de ruedas para el mercado local, que consume casi 10 millones. Por eso escasean algunas medidas y estas empresas acusan al conflicto con el SUTNA de la falta mientras aumentan el precio de los neumáticos, dejándoles así actualmente ganancias diarias de 3 y 3,5 millones de dólares a estas empresas. Que además recibieron el aporte del crédito del Bicentenario, junto al ATP en la pandemia, subvenciones a la energía, al gas oil, todo junto a los dólares a precio diferenciado para sus compras importadas. Si bien el recurso caucho es importado, solo incide en el 2% del valor del neumático, el resto es energía, equipos y mano de obra local.

Los trabajadores cobramos alrededor de 3 dólares la hora, y por ejemplo un armador que en su jornal de 8 hs arma por un valor de U$D 67.500, gana U$D 20 dólares en todo el día. Arma en 8 hs unas 500 cubiertas que pesan 9 kg cada una y que las empresas venden en fàbrica a U$D 15 x kg. Cada cubierta vale asi U$D 135 y en 500 cubiertas suman el valor U$D 67.500. Si comparamos su trabajo producido de U$D 67.500 con lo que le pagan su fuerza de trabajo del día a U$D 20, surge que en los primeros 8 segundos del jornal se cubrieron todos sus 20 dólares. El resto del día se lo queda todo la patronal. Una tasa de explotación de 3.600 veces para el puesto de armador de cubiertas de auto. Ni hablar de las de camión, que pesan 65 kg cada una, o las de tractor, que pesan más de 130 kg.

Para comprender el conflicto actual es necesario ver el papel estratégico de la fabricación de neumáticos a nivel mundial, ya que hasta que se encuentre alternativas a la rueda para transporte terrestre como son los camiones, ómnibus, maquinaria vial y agropecua-ria junto a los autos particulares, el elemento fundamental de las ruedas son los neumáticos. Debido a esto y, aunque es una autoparte, las terminales de construcción de equipos, camiones, camionetas y autos, lograron que los trabajadores de fabricación de neumáticos estén organizados en sindicatos separados del grueso de agremiados a sindicatos más grandes en afiliados, como lo es el SMATA (89.000), mientras que el SUTNA tiene 5000. Esto ayuda a intentar someter y controlar con menor riesgo de conflicto que si fuera un gremio más grande.

Por otra parte, el látex de caucho, que es la materia prima fundamental, es un recurso natural limitado y escaso, que solo se produce en climas tropicales y con mucha mano de obra casi artesa-nal, pero que por el control territorial se maneja como un commodity más, aunque se debe extraer a mano desde la corteza del árbol. Se producen y consumen alrededor de 28,5 millones de toneladas de caucho en todo el mundo (IRSG), siendo los proveedores más grandes los países del sudeste asiático. El precio internacional por kilo de caucho natural es de 2 dólares, cada neumático necesita entre el 30 y 50% de su peso de caucho natural y el resto son aditivos como azufre, silicio, metal, y plastificantes. Las empresas fabricantes de neumáticos son los dueños de las plantaciones más grandes de caucho.

La fabricación de neumáticos a pesar de las altas tecnologías que se utilizan al ser armadas capa por capa antes de vulcanizar, debe tener interacción permanente de un operario que le controle y corrija, de ser necesario, las junturas de cada tela y controle dimen-sionalmente cualquier defecto del proceso, además de la programación, puesta a punto de líneas y del mantenimiento complejizado por los PLC´s y robots que participan del proceso, junto a ello, el control de calidad es extremo debido al requerimiento de seguridad para el uso normal de velocidad en las calles.

Las empresas acusan a los trabajadores del neumático de que pretendemos sueldos de Noruega, sin decir que ellos cobran los neumáticos al precio de Noruega y que quieren reducirnos a la esclavitud. Ya que nosotros tenemos semanas de hasta 56 hs que garantizan la continuidad productiva los 365 días del año y así también sus ganancias. Y que nuestro sueldo básico, sin adicionales, se encuentra por debajo de la línea de pobreza.

Si ganamos los obreros del SUTNA ganamos todos

En medio de los acuerdos con el FMI, con pedidos de flexibilización y precarización laboral, con pedidos de suba de edad jubilatoria a los 70 años y pagar menos por las horas trabajadas, el reclamo del SUTNA de bajar la edad a los 60 y pagar el triple los fines de semana, abre un efecto demostración que toma importancia crucial ya que puede ser el ascenso de reclamos de muchos trabajadores de otros gremios que tienen condiciones y horarios parecidos.

En esta lucha, se está revisando la paritaria 2021, que tenía fecha de revisión en marzo/22, pero que con la colaboración del gobierno a través del Ministerio de Trabajo se fue demorando tras 2 conciliaciones obligatorias que atrasaron más de 30 días la negociación. En ese tiempo, la acción gremial puso en evidencia las deterioradas condiciones de los equipos productivos, las condiciones inseguras y la falta de inversión de las 3 empresas. Con los debidos reclamos y realización de los mantenimientos se logró poner en jaque la producción normal, con las empresas intentando amedrentar y perseguir al activismo y a los trabajadores con una respuesta contundente de unidad, apoyo mutuo de los trabajadores y representación gremial que anuló el intento patronal.

En la masiva asamblea general del 13 de abril votamos un pliego de reclamos, con el mandato a la Comisión Directiva de llevar adelante el plan de lucha, y se está exigiendo:
– En la revisión en curso de la paritaria 2021, que significa un pedido superior al valor de inflación, que se agregue al 50% que ya es efectivo en los sueldos. ¡Aumento de salario real!
– Reclamo del pago del 200% de las horas trabajadas los fines de semana y de los excedentes de horas de los sistemas que superan las 40 horas semanales.
– Jubilación a los 60 años.
– Atención integral a los compañeros afectados por COVID y asegurar su puesto de trabajo adecuado.
– Que las empresas dejen de fugar las ganancias asegurando inversiones, generando nuevos puestos de trabajo y que los nuevos ingresos sean de una bolsa de trabajo compuesta de familiares recomendados por los propios trabajadores.

Llevamos 12 paros y 2 movilizacio-nes con cortes de ruta y una gran movilización a CABA. Las empresas desde el 17/05 vienen presentando la misma propuesta de bono extraordinario por 12 meses, con condicionantes que no alcanzan a cubrir nuestro reclamo y un incremento del 66% total sobre los sueldos de junio 2021, que en la realidad sobre nuestros salarios de febrero 2022 inciden solo en un 10,55% pues ya estamos cobrando el 50% de ese valor ofrecido. Y con una inflación interanual que se estima supere el 70% solo sería recuperación salarial y ningún aumento real de salario.

El gobierno abiertamente con las patronales

El Ministerio de Trabajo está mostrando una clara tendencia a favor de las empresas, ya que su actitud dilatoria mes a mes a través de la inflación licúa el salario de las familias trabajadoras y enriquece a los magnates accionistas de las fábricas. Estas empresas se sirvieron de los fondos del Estado cuando recibieron el ATP y los Repro, y fuimos declarados esenciales con urgencia en la pandemia poniendonos a trabajar sin medir que se arriesgaba a cada integrante de cada familia, muchos de grupos de riesgo. Las patronales quieren cambiar los pesos a dólares. Los trabajadores queremos construir un futuro para nuestras familias.

Las empresas se niegan a dar la información en detalle sobre la situación económica de cada empresa y general del sector y del costo laboral por trabajador, a la que están obligadas por aplicación del art. 4 de la ley 23.546 que regula la negociación paritaria y establece que dicha información debe ser suministrada en cumplimiento del deber de buena fe. El SUTNA ha solicitado reiteradamente dicha información a cada una de las patronales, pero vienen ocultando sus balances y hasta los informes que el propio gobierno les ha solicitado a través de la Secretaria de Industria y no son puestos a disposición de los trabajadores. Es inadmisible que aleguen problemas de sustentabilidad que son falsos y una estrategia desleal de negociación. Nuestro plan de lucha seguirá enfrentando la cerrazón de las empresas y las claudicaciones del gobierno nacional a las mismas.

Claudio Mora, lista GRIS del SUTNA, integrante de la Comisión Directiva Nacional

Noticias Relacionadas