domingo, 23 junio 2024 - 16:00

Teatro. Lorena y la trans-noche

En el Teatro “Dumont 4040”, se está realizando la obra tragicomedia “Lorena”, dirigida por Felicita Kamien y actuada por Payuca en un fantástico unipersonal crudo y poético.

Lorena entra, luego de vivir un suceso totalmente trágico, a su habitación en el Hotel Gondolín, el emblemático hotel-cooperativa en Villa Crespo donde trans y travestis de todo el país residen para terminar sus estudios, aprender oficios o vivir.

Parece que su única opción es huir. Y mientras planea su escape, conocemos su vida. En realidad, a muchos de nosotres, nos vuelve a recordar como es la vida de toda la comunidad trans-travesti. Vivir hacinadas en una habitación, las nulas oportunidades laborales, la discriminación, el maltrato constante. Los sueños rotos de tener una familia y un trabajo formal, sobrevivir con la única opción que le da este sistema a la comunidad travesti-trans: la prostitución. “Si de noche me cogen pero de día soy buen vista, ya está, no salgo de mi casa”, expresa Lorena en el medio de la crisis. Aunque la prostitución se encuentra como condena, en esta obra también lo muestra como un lugar de aceptación, de encuentro grupal y aprobación.

Dentro de su habitación lleno de pósters de Madonna, Maradona, estrellas del pop, entramos en 60 minutos donde todas las emociones se encuentran: el amor, el odio, la traición, la amistad, anhelos, la tristeza, las expectativas y la decepción. Lorena recuerda un día donde venía en un auto, totalmente cansada, entredormida, de estar en un parque de diversiones en Lujan con ese romance que cruza toda la obra, pegándole el solcito de la tarde, “Me dormiría así para la eternidad”, exclama. Hasta el calor del sol, es todo un sueño.

Hace 2 años el Hotel Gondolín sufría un ataque transodiante, en el cual incendiaron una habitación. Los travesticidios van en aumento y aún seguimos con la bronca en la garganta por la Masacre de Barracas. Estas obras, nos vuelven a recordar por lo que luchamos: un mundo más justo para la comunidad LGBT, con aplicación real del Cupo Laboral Trans, Ley de Identidad de Género y la ESI, y una ley integral trans, que sea reparadora y asegure una inclusión real con trabajo digno, vivienda y educación. Un mundo donde ser lo que uno quiere ser, no sea un sueño roto sino un deseo cumplido.

Julieta Luna

Noticias Relacionadas