viernes, 27 enero 2023 - 01:07

Shakira. ¿Las mujeres “facturan” o actúan y luchan?

A continuación compartimos el artículo escrito por Flor Salgueiro y publicado originalmente en el sitio oficial de la Liga Internacional Socialista

La letra de la última canción de Shakira ha generado revuelo. Que si empodera a las mujeres, que si las cosifica, que si es o no sorora, que alimenta el liberalismo económico y una extensa lista de opiniones. Aquí daremos una mirada sobre algunos aspectos de este debate.

Han pasado apenas unos pocos días desde la presentación de la canción escrita por Shakira y producida por Bizarrap, pero ya lleva millones de reproducciones. También se han escrito miles de líneas analizando la letra, el contexto, a los artistas, el mensaje y una larga lista de etcéteras.

“No sé ni qué es lo que te pasó. Estás tan raro que ni te distingo”

Las críticas a la nueva canción de Shakira le llovieron desde distintos ángulos. Por ejemplo, por el eventual “sufrimiento” que les causará a sus hijos al mencionar críticamente al padre. O por cantar sólo para facturar. También la cuestionaron por falta de sororidad, por cosificar a las mujeres, por si es patriarcal. Desde otra óptica, en cambio, algunas mujeres plantearon que su tema sería un nuevo himno feminista…

“Esto es pa’ que te mortifiques”

Quizás las críticas que más nos indignan, como feministas anticapitalistas que somos, son las que vienen desde los sectores sociales más machistas y rancios. Utilizan siempre una doble vara, un doble rasero, cuando se trata de opinar sobre el accionar de hombres o de mujeres en el ámbito que sea.

Por caso, no se escucharon gritos desesperados reclamando por el daño hacia los niños cuando el machista Piqué apareció públicamente con Clara Chia en pleno proceso de separación. Tampoco cuando llegó a presenciar la tercera fecha de la Kings League de fútbol 7 conduciendo un Twingo para promocionar su nuevo negocio y facturar ganancias. Y tampoco cuando, estando su hijo al lado, se burló de Shakira ante los medios. Las actitudes machistas hay que rechazarlas.

“Yo sólo hago música…”

Shakira no es ni más ni menos que una artista, una cantante reconocida que compone sus propias letras a partir de sus experiencias de vida, situaciones personales y sentires. Es un punto importante, porque creemos que no corresponde aplicarle un feministómetro a cada canción de quien no se considera a sí misma feminista. La canción es eso: letra y música, que expresan una subjetividad. No toda expresión artística que haga una mujer debe pasar por el tamiz del feminismo, que además es muy amplio y multiforme.

En este caso la letra tiene frases que, aun de forma distorsionada, pueden expresar cierto empoderamiento que vivimos las mujeres. Por otro lado, es positivo que ya no se le cante sólo al amor romántico hegemónico y que se hable de los ingresos económicos que generamos las mujeres. Por cierto, Shakira se hizo millonaria componiendo y cantando canciones en las que suele abordar temas de su vida personal. Y lo hizo bajo las reglas del mercado capitalista, de manera profesional, sin que los machistas se escandalicen, critiquen ni les dediquen horas de análisis a las letras.

“Te creíste que me heriste y me volviste más dura”

No es novedad que en el movimiento feminista surgen muchos debates, como se expresó en estos días. Hay quienes critican la letra por falta de sororidad con Clara Chía. ¿Pero qué se entiende por sororidad? ¿Acaso por ser mujer debo ser sorora con todas? En mi caso, no lo sería jamás con la reina de España; con Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea; con Kristalina Georgieva, titular del FMI; con Rocío Monasterio o Macarena Olena, voceras de Vox, y una larga lista de mujeres burguesas, que desde sus lugares de poder defienden la explotación y la opresión. Ninguna sororidad nos une ni nos unirá con ellas, todo nos separa.

“Cambiaste un Ferrari por un Twingo, cambiaste un Rolex por un Casio”

La frase de la canción de Shakira que hace referencia a los automóviles y los relojes puede tener distintas connotaciones. Una es la cosificación de la mujer, aunque en este caso entendemos que tiene un carácter de ironía. Pero es cierto que la mención con desdén es a los bienes que no son de primeras marcas, caras y lujosas. En realidad, millones de mujeres y hombres sentirían mucha alegría si pudieran tener “aunque sea” un Twingo o un Casio. Es evidente que toda opinión es relativa a la posición social de quien opina.

¿Y si en vez de “las mujeres facturan”, las mujeres luchamos?

Mientras miles y miles de personas siguen ahora el caso Shakira-Piqué como una telenovela turca, la realidad no nos da respiro. En el Estado español, en los 18 días que van del año ya hubo cuatro femicidios. Varios fueron cometidos por violentos reincidentes, o sea que el Estado no actuó para evitarlos. Además, siguen las violaciones en manada, como en Castelldefels. Al tándem PP-Vox se le dio por avanzar contra el aborto legal en Castilla y León. Y desde ya, se mantiene la brecha salarial en perjuicio de las mujeres, no está resuelto el sistema de cuidados y la situación es aún más dura para las inmigrantes.

Más allá de lo que opinemos sobre Shakira, sería mucho mejor cambiar “las mujeres facturan” por las mujeres nos organizamos y luchamos. Porque así sea su derecho, las que “facturan”son una ínfima minoría. Es necesario retomar el camino de la movilización e impulsar la huelga general para el próximo 8 de marzo. Las conducciones mayoritarias del movimiento feminista tienen que convocar a movilizaciones masivas en defensa de nuestros derechos, pero la institucionalidad y el feminismo burgués no son la salida. Por eso te invitamos a organizarte en el feminismo anticapitalista y revolucionario.

Flor Salgueiro

Noticias Relacionadas