lunes, 22 abril 2024 - 21:44

Santa Fe. Trabajadores de CONICET en pie de lucha

Este martes 30 de enero se realizaron acciones de protesta en defensa del CONICET en todo el país en el marco de una jornada de lucha en defensa del sistema científico y tecnológico nacional. La misma surgió a raíz de los despidos y recortes de presupuesto que vienen padeciendo las y los trabajadores del sector. Fue así como desde el sindicato ATE se coordinaron las manifestaciones y abrazos simbólicos.

En la ciudad de Santa Fe la jornada se llevó adelante en el ingreso al Predio CONICET “Dr. Alberto Cassano” ubicado a metros de ciudad universitaria de la UNL. Cerca de las 10 de la mañana y participaron trabajadores de CONICET, Becarixs de CONICET Santa Fe, Cientificxs Inali, Foro Ciencia de Santa Fe, delegados y activistas de ATE, ADUL, el MST en el FIT-T, estudiantes universitarios y otros.

Hubo saludos de los diferentes sectores que participaron y luego se realizó una movilización hacia la fuente de la cordialidad al ritmo de los canticos de “la ciencia no se vende”, “unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode” entre otros. La jornada fue cubierta por la mayoría de los medios de comunicación locales.

Desde Periodismo de Izquierda dialogamos con Sacha Lione, Licenciada en Ciencias Políticas y becaria doctoral de CONICET con lugar de trabajo en el Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral (IHUCSO CONICET/UNL), sobre el contexto que se vive en el sector y las perspectivas a futuro.

  • ¿Cuál es el estado de la situación de CONICET en general y becarios en particular?

S.L: La situación actual de CONICET es de completa incertidumbre. Al plan económico y social neoliberal conservador que está llevando adelante el gobierno actual, que vuelve más precarias las vidas de manera generalizada, se le suma en el caso de la ciencia, un profundo desconocimiento del funcionamiento del sistema científico y tecnológico nacional. Actualmente no sabemos con certeza hasta cuándo hay presupuesto para el funcionamiento de CONICET, hay compañeras -la mayoría mujeres- de gestión y administrativas despedidas y otras que no tienen certezas del tiempo que tendrán trabajo. En relación a becas, aún no han publicado los resultados de las becas doctorales 2023, no tenemos novedades de los llamados a becas postdoctorales 2024 que debería ser en febrero, han recortado las becas extraordinarias y las prórrogas para becaries doctorales que esperan resultados de beca postdoctoral y les compañeres que tienen beca de Agencia corren riesgo de que sus becas terminen en abril (cuando deberían durar dos años más). Todo esto hace que muches compañeres se queden sin salario, en muchos casos sin aviso anticipado, y el sistema entero sin el trabajo que elles realizan. Ya sabemos el costo que tiene si esto ocurre: líneas de investigación en marcha sin poder continuar, personas altamente capacitadas que pierde el país, el orgullo que es hoy a nivel mundial la ciencia Argentina corre riesgo de desaparecer. La ciencia no se puede pensar sin referir a la comunidad integrada por becarixs, investigadores, CPA, administrativos, gestión. A diferencia como lo propone el gobierno actual, la ciencia no puede ser pensada en términos mercantiles y no puede definirse sin sus trabajadores.

A todo esto se le suman reclamos que hace años venimos haciendo. Les becaries nos encontramos organizados a nivel local, en el marco de la Asamblea de Becaries Santa Fe, y a nivel nacional en la Asamblea Nacional de Becaries. Desde estos espacios, desde hace más de una década venimos exigiendo el reconocimiento de derechos laborales básicos, que ningún gobierno ha concedido. Entre otros, nuestro reconocimiento como trabajadorxs; el goce efectivo de la licencia por maternidad, licencias por salud mental, por enfermedades y violencia de género. Tampoco existe voluntad político-institucional para implementar una perspectiva transfeminista en las evaluaciones, la formación y políticas CyT, lo que redunda en mayores situaciones de desigualdad. A esto se le suma el pedido de igual salario por igual tarea, es decir, que no haya diferencias salariales según la institución que otorga la beca (Agencia, CONICET, Universidades Nacionales, entre otras), el respeto a la ley de identidad de género y medidas que contemplen la situación de las personas con discapacidad y/o enfermedades que requieren tratamientos prolongados.

  • ¿Cómo surgió la actividad en Santa Fe y de qué forma se fue organizando?

S.L: La actividad en Santa Fe se realizó a partir de la articulación de Becaries Santa Fe con ATE CONICET Santa Fe con el apoyo de ADUL. En diciembre, desde la Asamblea de Becaries solicitamos a ATE CONICET realizar una asamblea abierta con trabajadores del CCT Santa Fe. En dicha asamblea, becaries Santa Fe manifestó la necesidad de salir a las calles para enfrentar el programa de ajuste neoliberal definido por el gobierno nacional y era eminente su impacto catastrófico sobre la clase trabajadora, pero también sobre las diferentes instituciones del Estado que garantizan derechos fundamentales y promueven acciones que, consideramos, son responsabilidad indelegable del Estado; entre ellas, la Ciencia. De este modo, participamos de la marcha del 20 de diciembre y luego confluimos en la Multisectorial Santa Fe.

En lo que respecta específicamente a la actividad de hoy, 30 de enero, luego de un abrazo simbólico en el pórtico del CCT, en el momento de asamblea se decidió marchar hasta la Fuente de Cordialidad. Entendemos que el momento de lucha es ahora, ya que si se aprueba la “Ley Ómnibus” será terrible el resultado de su implementación para toda la población argentina, no sólo para el sistema científico.

  • ¿Recibieron apoyo de otras organizaciones? ¿Cómo lo recibieron?

S.L: Recibimos la solidaridad de otras organizaciones, de algunos partidos políticos, principalmente de izquierda, de la Multisectorial Santa Fe. Este apoyo es de suma importancia ya que, si bien hay reclamos sectoriales, la situación actual y la lucha trasciende completamente lo sectorial. Quedó claro que no se trata de sentarse a esperar a ver qué pasa para organizarnos, pensar juntes, y salir a las calles. También sabemos que el neoliberalismo conservador que se encuentra gobernando en el Estado nacional es un proyecto económico, social e ideológico a favor de los intereses de diferentes fracciones del capital más concentrado, que pretende destrozar todo aquello vinculado con lo comunitario y lo público: la cultura, el arte, la educación, la ciencia y la salud. Este gobierno pretende profundizar aún más la precariedad en la que ya estábamos inmersos, habida cuenta de décadas de desigualdad persistente y del empobrecimiento generalizado de las clases populares. La angustiante situación nos lleva a considerar, desde la Asamblea Nacional de Becaries, que necesitamos un plan de lucha que se sostenga en el tiempo y esté a la altura de este ataque que estamos viviendo.

El modelo que el gobierno pretende llevar adelante con la criminal complicidad de otras fuerzas políticas, sólo defiende la libertad de los poderosos. Sin educación, sin salud ni derechos básicos y fundamentales para toda la población no habrá un futuro con igualdad y justicia. El CONICET y el sistema científico todo, desde su lugar y con sus herramientas, debe contribuir a ello. Por eso luchamos.

Noticias Relacionadas