Santa Fe. Presentaron programa de los 1000 dias

El denominado plan de los 1000 días está enmarcado en la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el embarazo y la primera infancia, Ley N°27611, la cual fue sancionada el 30 de diciembre de 2020 junto a la Ley N°27610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo. En estos días se está tratando en la provincia de Santa Fe y es necesario analizar y abrir el debate acerca de esta ley tan controvertida.

En pleno debate en la sociedad sobre la promulgación de la tan discutida ley de IVE, defenestrada por un lado por unos que invocaban la supuesta autoridad suprema eclesiástica y enarbolando la bandera de los derechos de las mujeres quienes la defendieron, por el otro; el ejecutivo logra tras maniobras políticas poner en la cartera parlamentaria la ley de IVE en noviembre de 2020. Cabe mencionar que fue un año de conflictos sociales debido a las restricciones por la pandemia de Covid-19.

Alberto Fernandez, burlando los tiempos y los mecanismos parlamentarios, además de la lucha de las mujeres de la histórica Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, manda su propio proyecto de ley de IVE acompañado de otro que es el proyecto de los 1000 días.  Este proyecto está destinado a acompañar a las mujeres y personas gestantes y sus niños y niñas durante ese período de tiempo.

En estos días la ministra de Salud, Sonia Martorano y la ministra de Igualdad, Género y Diversidad, Florencia Marinaro, presentaron el programa de los 1.000 días en nuestra provincia. El cual se plantea como objetivo “fortalecer el cuidado integral de la salud y la vida de las mujeres y otras personas gestantes, y de los niños y las niñas en la primera infancia, en cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado en materia de salud pública y derechos humanos de las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar, y de sus hijos e hijas, con el fin de reducir la mortalidad, la mal nutrición y la desnutrición, proteger y estimular los vínculos tempranos, el desarrollo físico y emocional y la salud de manera integral, y prevenir la violencia”.

Analizando detenidamente la ley, podemos advertir que se trata de una suma de dinero: “La Asignación por Cuidado de Salud Integral consistirá en el pago de una suma de dinero que se abonará una (1) vez al año a las personas titulares comprendidas en el artículo 1° de la presente ley, por cada niño o niña menor de tres (3) años de edad que se encuentre a su cargo, siempre que hayan tenido derecho al cobro de la prestación establecida en el inciso i) del artículo 6º de la presente dentro del año calendario, y siempre que acrediten el cumplimiento del plan de vacunación y control sanitario, de conformidad con los requisitos que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) establecerá a tales efectos” .

Es decir, se trata de una suma anual fija que recaerá sobre otras asignaciones que ya perciba la persona y cuyos requisitos son los mismos que para otras asignaciones. Por ende, los y las trabajadoras con salarios mínimos quedarían por fuera de este plan, que a su vez no garantiza sea una suma que equipare a la canasta básica familiar y teniendo en cuenta los índices de inflación del 60 % esperados para el año que viene no creemos pueda hacerle frente.

Esta medida sólo será un programa de “propaganda” que se da en contexto de nuevos acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y no cabe dudas que el acuerdo de Fernández con el visto bueno de los partidos del régimen imponen más ajuste en materia salarial y en materia asistencial. El lanzamiento del plan de los 1.000 días, entonces es una forma más de poner parches a una grieta que ya no tiene salvación alguna.

En conclusión, este plan impulsado por el ejecutivo nacional y puesto a implementar en nuestra provincia, no sólo es más de lo mismo y un programa que no solucionará el hambre, ni las necesidades de nuestras infancias vulnerables, sino que responde más a una necesidad de conciliar con los sectores eclesiásticos quienes opusieron trabas para la promulgación de la Ley de IVE.

Hoy 31 de diciembre a un año de la Ley, decimos ningún acuerdo con el FMI, basta de políticas de cartón en materia de género, No a la objeción de conciencia, Aborto Legal Seguro y Gratuito para todos y todas.

Estefania Sandoval

Docente de literatura, integrante de Juntas y a la Izquierda Santa Fe

Noticias Relacionadas