lunes, 22 abril 2024 - 23:44

Santa Fe. Paro de colectivos, deudas salariales y rosca política

La ciudad de Santa Fe y el centro-norte de la provincia se encuentra sin el servicio de colectivos por segundo día consecutivo debido a las deudas que mantienen las empresas con los trabajadores del transporte urbano. Según dieron a conocer algunos referentes locales de UTA los empresarios solamente abonaron el cuarenta porciento del salario del mes de enero y desestiman que puedan abonar el resto sin los fondos económicos provenientes de nación.
De esta forma, la capital santafesina y otras ciudades se encuentran sin colectivos. Dicha situación complejiza aún más la situación de cientos de trabajadores que deben recurrir a otros medios de transporte o abonar servicios de taxis o remises para llegar a sus trabajos, mientras otros hacen lo imposible para no perder turnos médicos o cumplir con compromisos que son impostergables.
Al momento no existe certeza alrededor de la vuelta al servicio, el malestar que va en ascenso se fija en el gobierno y los empresarios, crece la solidaridad con el sector de trabajadores que exige dignamente el cumplimiento del pago salarial y de esa forma evitar un mayor endeudamiento por pagos de servicios vencidos y demás.


Pero por arriba la rosca política profundiza la situación de crisis y la reciente medida tomada por el gobierno de Javier Milei de suspender los Fondo Compensador al Transporte del Interior encendió todas las alarmas. Al respecto, el gobernador santafesino, Maximiliano Pullaro (UCR), afirmó “No nos podemos hacer cargo del subsidio de 1.500 millones de pesos que estaba enviando Nación”. Pero no dio informes sobre alguna posible intervención de la cartera provincial de transporte para solucionar la situación.
Por el lado de las empresas, Gerardo Ingaramo, empresario local y titular de FATAP (Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros) aseguran que los 2 mil millones de pesos que reciben de fondos provinciales y los precios actuales de las tarifas no alcanza para cubrir la totalidad de los salarios de los choferes y por ese motivo solamente abonaron el 40%. De esta forma, exigen un aumento del pasaje urbano cercano a los mil pesos.


Por su parte, la referente provincial del MST en el Frente de Izquierda Unidad, Jimena Sosa, señaló: “La situación de crisis del transporte urbano en no es nueva. Trabajadores y usuarios son rehenes de la rosca política y los negociados entre los empresarios y los gobiernos de turno. Es falso que el servicio tiene déficit permanente, si fuera así ¿por qué los empresarios no se dedican a otra actividad? Es bochornoso que hayan privilegiado mantener sus ganancias y no pagar los salarios a cientos de trabajadores y dejar a miles sin servicio”.
“Desde la izquierda hace años venimos señalando que la privatización del transporte urbano es un negociado sumamente irregular. Es hora de que las empresas abran sus libros contables, es obvio que mienten.

Por último, añadió, “La estatalización bajo control de trabajadores y comisione de usuarios es la mejor salida para terminar con este problema. Hay que volver a tener presente que el transporte es un derecho, no un negocio de amigos. Mientras tanto nos solidarizamos con los trabajadores y sus familias. Deben percibir su salario de forma completa de manera inmediata”.

Noticias Relacionadas