viernes, 27 enero 2023 - 00:54

Santa Fe. Organismos de DDHH en estado de alerta

La querella de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Rosario alerta que hubo cambios en una causa de delitos de lesa humanidad y que podrían considerarse de extrema gravedad institucional.

El pasado 9 de mayo inició en Santa Fe el juicio a 6 ex policías por crímenes de lesa humanidad en la causa Laguna Paiva – Chartier. Una causa que investiga el secuestro y tormentos, en 1980, de 11 personas que en su mayoría trabajadores fabriles que vivían de la localidad de Laguna Paiva y eran activistas sindicales de base.

En dicha jornada un nutrido grupo de activistas de diferentes organizaciones de Derechos Humanos de la ciudad de Santa Fe y de Rosario se acercaron a las puertas del Tribunal Oral Federal, ubicado en la capital santafesina, para brindar apoyo a las y los testigos de la causa, la querella.

Ahora, desde la querella señalan que “El día 27 de Mayo de 2021, el Tribunal Oral N° 1 de Santa Fe, integrado por los jueces José María Escobar Cello, Luciano Lauria y la jueza María Ivon Vella, dispusieron la acordada 11/2021 en relación al juicio Chartier”, que estable una serie de modificaciones que de no ser revertidas se convertirán en un “hecho de gravedad institucional”, advirtieron.

A continuación reproducimos el comunicado enviado a Periodismo de Izquierda y  que ADPH seccional Rosario ha publicado en su cuenta oficial de Facebook. Nos hacemos eco del pedido de la querella y exigimos que se lo tenga en cuenta:

 NOVEDADES CAUSA “LAGUNA PAIVA” O “CHARTIER”

El día 27 de Mayo de 2021, el Tribunal Oral N° 1 de Santa Fe, integrado por los jueces José María Escobar Cello, Luciano Lauria y la jueza María Ivon Vella, dispusieron la acordada 11/2021 en relación al juicio “Chartier”, donde establecen:

– Dejar sin efecto las inspecciones oculares de los Centros Clandestinos de Detención ex “D2” y “Guardia de infantería reforzada”.

– Instar a las partes a reducir testigos, con la advertencia que de no hacerlo lo hará el tribunal de oficio.

– La reducción de asistencia en la sala de juicio, con la excepción de jueces y de las víctimas-testigos (asistiendo sin sus abogades).

Si bien entendemos y compartimos la gravedad de la situación sanitaria, eso nunca puede ir en desmedro de los procesos de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.

Hace más de 4 décadas que las víctimas están esperando este momento tan importante de reparación histórica, por lo tanto desde la querella de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (#APDH), hemos solicitado al tribunal que solo se reduzca a tres testigos los desistimientos (siendo testigos de concepto) manteniendo a los testigos directos, familiares y dos testigos de conceptos que darán el contexto del terrorismo de Estado de la región Santa Fe.

Asimismo, hemos solicitado se mantenga la inspección judicial en el ex Centro Clandestino de Detención tortura y exterminio “D2”, entendiendo que puede ser llevada adelante la medida sin violentar la normativa sanitaria, ya que ese inmueble actualmente es una repartición pública y puede realizarse en horarios no laborales de dicha dependencia.

Distinta es la situación de la ex “Guardia de infantería reforzada” (GIR), donde actualmente existen personas privadas de su libertad, y resultaría dificultoso realizar esa medida judicial con la actual situación sanitaria.

En relación a la situación de las audiencias, al informarles la resolución del tribunal a los y las sobrevivientes, de que deberían asistir en soledad con la “presencia” en modo virtual de sus abogades, esto trajo muchas sensaciones negativas y de angustia. Ya que durante el Terrorismo de Estado, fue en ese mismo tribunal donde fueron condenados por la Ley 20.840 y confinados a distintas cárceles del país.

Es importante destacar que el Programa Provincial de Protección y Acompañamiento a testigos y querellantes en los juicios contra el terrorismo de Estado ha acompañado una nota al tribunal adhiriendo al pedido de esta querella, donde describen que las víctimas de Terrorismo de Estado asistiendo a una audiencia sin sus abogades “reviven no solo la sensación de extrema soledad en que atravesaron estas escenas traumáticas sino a su vez la ausencia de la representación legal: es sabido que no tuvieron en su momento acceso a ser representados por abogado alguno, y el Estado en su conjunto, pero particularmente el Poder Judicial, operó como parte del aparato criminal”.

Por lo que hemos solicitado al tribunal haga una excepción para que les abogades estén presentes en el momento en que presten testimonio las tres víctimas que restan declarar.

Los y las sobrevivientes realizan este esfuerzo por adaptarse a las nuevas circunstancias sanitarias, manteniendo en alto las banderas de MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA.

Estamos convencidos de que el tribunal hará lugar a lo solicitado por esta Querella, de lo contrario podría configurar un hecho de gravedad institucional.

Estos juicios son el ejercicio de la memoria, la búsqueda de la verdad y la justicia sobre hechos mundialmente entendidos como delitos de LESA HUMANIDAD, son educativos y formadores de conciencia de nuestras instituciones.

Erradicar la impunidad es un imperativo del Estado Argentino.

Reparar a las víctimas del terrorismo de Estado UNA OBLIGACIÓN.

NO OLVIDAMOS

NO PERDONAMOS

NO NOS RECONCILIAMOS

Noticias Relacionadas