viernes, 12 abril 2024 - 20:00

Santa Fe. La docencia quiere decidir sobre la presencialidad

Los anuncios de un posible retorno a las aulas el próximo 17 de febrero han generado enormes dudas y malestar entre las y los trabajadores del sistema educativo.

El Ministerio de Educación de Santa Fe dio a conocer a los medios de comunicación locales que el próximo 17 de febrero retornan a las aulas los grupos que pasan de nivel y el 15 de marzo lo haría el resto. El régimen se asistencia será bimodal, con presencia y virtualidad, y además es el recomendado por el Concejo Federal de Educación.

Los primeros grupos de estudiantes que volverían serian aquellos que integran los séptimos grados de las escuelas primarias, los quintos de secundaria y sextos de técnicas.  La intención es que lo puedan hacer en grupos reducidos  y en horarios limitados con alternancia entre el aula escolar y la casa.

La ministra de educación de Santa Fe, Adriana Cantero, dijo que estaría todo listo para el retorno a las clases. En dialogo con diferentes medios radiales señaló han reacondicionado edificios escolares, se han instalado diferentes lavamanos en para descomprimir el uso de los baños y se espera el inicio de la vacunación de 85 mil docentes y asistentes escolares, ni bien lleguen las dosis necesarias a los centros de vacunación.

Las declaraciones provocaron gran malestar entre las seccionales gremiales combativas del sindicato docente santafesino. AMSAFE Rosario fue de las primeras delegaciones en salir al cruce. En una entrevista radial Gustavo Terés, secretario general del gremio, expresó que existe un interés meramente electoral en los anuncios de la vuelta a clases y reprocho que no se haya convocado a la docencia para debatir dichas cuestiones.

Un regreso con apuro y sin proyecto pedagógico

Una de las preguntas que más se hacen las y los docentes es ¿cómo van a garantizar un regreso seguro en apenas un mes y en contexto de ascenso de casos de contagios muy alto cuando en todo el 2020 nos abandonaron?

Las recientes declaraciones a la prensa el gobernador Perotti han provocado mayor temor, al referirse a la situación epidemiológica, indicó que estamos en ingreso a la segunda ola.

A pesar de que existe un deseo compartido de un retorno a las aulas los criterios del cómo y  el para qué son muy disimiles entre la gestión de turno y gran parte de la comunidad educativa comprometida con el trabajo de enseñar.

Todo parece indicar que las próximas semanas serán claves y que marcarán de qué modo se regresa a las aulas. Las y los docentes no deberían quedar al margen de la discusión ya que poseen el saber que la experiencia diaria y cotidiana otorga. Las asambleas por escuelas deben ser el método que se privilegie en dicha instancia y la elección democrática de las medidas que requieran ser tomadas para defender la integridad de las y los trabajadores de la educación y la vida de millones de estudiantes.

Defender la escuela es una cuestión clave

No ha habido en todo este tiempo ningún plan de construcción masivo de escuelas, tampoco de incorporación a la planta docente de miles de reemplazantes que esperan ser llamados para cubrir espacios que se encuentran vacantes. La nueva modalidad escolar de grupos reducidos va a demandar más docentes y el único modo que eso aparezca en escena va a depender de la lucha de las y los trabajadores de la educación.

En tiempos donde unos pocos intentan hacer de la escuela un depósito, se vuelve clave iniciar la organización para darle forma y cuerpo a la escuela. Exigiendo a las autoridades que ninguna escuela retomara sus actividades por mero decreto. Es clave debatir bajo qué condiciones se pretende sostener la enseñanza a distancia cuando a las claras está comprobado que ha sido un rotundo fracaso ya que los gobiernos se niegan a realizar la inversión necesaria.

Los que creemos que ser educador es ser portavoz de la creencia de que no existe un orden natural con privilegios de clase, de que todos somos iguales y que merecemos los mismos derechos, tenemos que arremangarnos y salir al cruce de los voceros oficiales. El tiempo es ahora y es una lucha cuerpo a cuerpo contra aquellos que promueven una educación cada vez más fragmentada y de una enseñanza subordinada a los intereses del mercado. 

Facundo Fernández,

Miembro de la Comisión Directiva de Amsafe

Y dirigente de Alternativa Docente/ANCLA

Noticias Relacionadas