martes, 23 julio 2024 - 02:30

Santa Fe. Jime Sosa cuestionó la ausencia de medidas frente a la segunda ola

Con cifra record a nivel nacional la provincia de Santa Fe registró el pico máximo de contagios en los últimos 80 días. En los centros de testeos aseguran que se duplicaron los casos positivos en las últimas semanas.

La argentina registró en el día de ayer la cifra más alta de contagios desde iniciada la pandemia en el año 2020. Fuentes oficiales dieron a conocer que el total de casos positivos fue de 20.870 a nivel nacional y además se confirmó el fallecimiento de 163 personas, ambos en las últimas 24 horas.

La provincia de Santa Fe no permanece aislada de la situación. Los informes del ministerio de salud santafesino dan cuenta de que ayer se registraron un total de 1.336 nuevos casos de coronavirus y 10 nuevos muertos en las últimas 24 horas.  De esos contagios, 114 corresponden a la capital santafesina y 628 al departamento de Rosario. Se trata de la cifra más alta en los últimos 80 días. El Secretario de Salud, Jorge Prieto, reconoció que las cifras de contagios se duplicaron en la última semana.

Al respecto, Jime Sosa, dirigente provincial del MST y referente del Frente de Izquierda Unidad, señaló:

“La segunda ola llegó, pero las medidas de prevención siguen sin aparecer. El gobernador Perotti sigue los lineamientos marcados por el ministro Guzmán quien expresó que no se puede volver a fases de cierres porque colapsaría la economía. Si continuamos con este tipo de circulación los casos van a seguir en aumento y se va poner al límite al sistema de salud y sus trabajadores. Hay que sincerarse de que la llegada de la nueva partida de vacunas es escasa. Desde el FIT-U venimos denunciado que se privilegian los negociados de los dueños de las patentes. Es necesario en este momento avanzar en la campaña por la liberación de las patentes, para que los Estado puedan producir la vacuna masivamente y de manera gratuita, declarando de utilidad pública los laboratorios como CIBIC, el más grande de Rosario”.

Además, añadió: “Es falsa la dicotomía entre el cuidado de la salud y la economía. Es momento de fortalecer de verdad el sistema de salud, incorporar más tecnología para acelerar los testeos. Lo mismo que dotar de derechos laborales plenos a toda la planta de trabajadores de salud precarizada, junto a eso nombrar todo el personal necesario y duplicar los salarios. La provincia cerró el 2020 en un superávit cercano a los $ 19.000 millones, ese monto de dinero debe ponerse al servicio de fortalecer políticas públicas de trabajo y de asistencia a los sectores de la economía informal, pequeños comerciantes y gastronómicos. Preocupa mucho saber que no se han anunciado medidas claves para acompañar al casi 40% de la población del gran santa fe y rosario que vive bajo la línea de pobreza”.

Las próximas semanas serán críticas y con ascenso generalizado de casos. Las nuevas cepas registradas en el país al ser más contagiosas requerirán de políticas concretas y no de meros discursos vacíos. Mientras los referentes políticos del Frente de Todos y Juntos por el Cambio privilegian las ganancias de unos pocos, desde la izquierda se sostiene que es momento de dar vuelta y avanzar en una perspectiva que priorice los intereses de las mayorías populares y de los trabajadores.

Noticias Relacionadas