viernes, 21 junio 2024 - 04:53

San Juan. Un 3J con reivindicaciones de justicia y absolución

Este 3J desde las 16:30 horas las organizaciones y colectivos feministas y disidentes nos dimos cita en la plaza 25 de mayo para gritar otra vez Ni Una Menos. La jornada empezó con una marcha en zona céntrica que tuvo dos intervenciones centrales: CAVIG (Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género) y plaza Laprida. ¿Por qué? Por el entramado de complicidades político-judiciales de la provincia, que luego vamos a explicar.

Terminando la jornada, en plaza 25 se hizo un altar colectivo para recordar a Norita, las lesbianas de Barracas, a Yanina y a todas las víctimas de la violencia machista y patriarcal. En la columna de Juntas y a la Izquierda, marcharon la hija y hermana de Yanina Pérez, la trabajadora asesinada en febrero de este año en la provincia.

Esta vez gritamos por la libre protesta y la no-criminalización de los movimientos sociales, como también por la comida de los comedores populares que Petovello, Milei y compañía siguen escondiendo. Exigimos políticas públicas reales contra la violencia de género, y un alto a la masacre del Estado genocida de Israel al pueblo palestino. Pero por sobre todo, expresamos la necesaria unidad para enfrentar todo este plan de ajuste antiderechos en las calles, en comunidad y exigiendo a las centrales sindicales paro general y plan de lucha.

La criminalización de la protesta

En la marcha la primera intervención fue en la escuela Normal Sarmiento, enfrente de la plaza Laprida. Es en esta institución que se criminalizó a 4 compañeras activistas por pintar consignas en las paredes el 8M del 2022. Escuela que dicen los funcionarios que es «patrimonio cultural», mientras que en realidad es objeto de grafitis y artivismo desde hace años.

Tres de esas compañeras fueron absueltas e incluso hubo un dictamen favorable de la apelación puesta por el colectivo Ni Unx Menos, en donde una jueza provincial estableció que las activistas imputadas habían recibido violencia pública y política. Pero aún así se sigue persiguiendo y punitivizando la protesta social en San Juan.

En este contexto, una de las reivindicaciones principales fue la absolución inmediata de la cuarta compañera criminalizada, exigiendo un basta de violencia y persecución política. Ojalá los jueces, policías y funcionarios cuidasen tan bien de las infancias y nuestros cuerpos, como cuidan de las paredes.

El CAVIG: una herramienta progresiva pero poco útil

El Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género fue inaugurado en 2020, durante la gestión de Uñac (PJ) en la provincia. Desde 2021 a noviembre de 2023 detallan que se atendió a 34.595 personas, de las cuales 8.649 radicaron
denuncias. Sobre violencia de género más de la mitad, pero incluso de las denuncias con Flagrancia de 193 casos, solo 16 terminaron presos en 2023.

Por más que los números puedan parecer poco relevantes o pequeños, cada una de las denunciantes tiene cara, y el proceso por el que pasan en los organismos de justicia de la provincia es humillantes y revictimizante. CAVIG existe, pero no funciona. Con el femicidio de Yanina Pérez a manos de su expareja tuvimos otra muestra de esto. El femicida tenía denuncias previas de violencia de género y llevaba 3 meses en libertad por otro intento de femicidio. La burocracia cajonea nuestras denuncias mientras nos apunta con el dedo por “locas”. A Yanina le llegó la perimetral aprobada un mes después de que su agresor la asesinara en su lugar de trabajo.

Ahora más que nunca es necesario personal capacitado en violencia de género y un acompañamiento integral a cada una de las denunciantes. Porque dejarnos solas, sin recursos y con denuncias que tardan meses en realizarse es entregarnos directamente a nuestros agresores. Este Estado patriarcal es la muerte de las mujeres libres, trabajadoras y pobres.

EL 3J: ¿cómo la seguimos después?

La marcha, si bien no fue masiva como el 8M, tuvo una impronta más radical y exigente. Como nunca antes, se decidió en asamblea pasar por estos dos puntos estratégicos de la provincia para exigir sobreseimiento y justicia.

Ayer lunes compartimos el dolor y la rabia. Los casos de violencia, discriminación y crímenes de odio vienen en aumento los últimos año. Y con Milei el ataque a nuestra comunidad se profundiza, como parte de su ofensiva contra todos los derechos. No sólo con los cierres del Ministerio de Mujeres y el INADI, sino también con los discursos de odio e insultos de sus referentes y voceros. Discursos que se traducen en el asesinato de compañeras, como Yanina en San Juan, Johana y Érica de Chaco, o las lesbianas de Barracas, por las que seguimos exigiendo justicia. Porque en estos seis meses del 2024 ya nos faltan 131 pibas. Con toda la complicidad judicial, política, policial y por sobre todo estatal.

Pero es la nefasta Ley Bases la que nos ataca como mujeres, trabajadoras y pobres. Es una ley que pretende eliminar la moratoria, ignorando la desigualdad estructural de este sistema capitalista y patriarcal, para que seamos esclavas del sistema y no podamos jubilarnos.

En un escenario donde el gobierno está lejos de conseguir lo que quiere, más que nunca tenemos que rodear las plazas del país cuando se trate en el Senado la Ley Bases, haciendo un llamado a todos los colectivos feministas, transfeministas y disidentes, de trabajadoras y desocupadas a convocar para enfrentar en unidad el plan anti derechos de los libertarios.

Desde Juntas y a la Izquierda y el MST FIT-U tenemos la responsabilidad política de defender nuestros derechos e ir por cambios de fondo con lucha, con movilización y en las calles. Porque es política de Estado que nuestras vidas no importen, porque nos matan por mujeres, trabajadoras y pobres con toda la legitimación de los gobierno nacional y provincial, que no reconocen las desigualdades históricas y estructurales que sufrimos.

Al gobierno le decimos que no retrocedemos ni un paso atrás, porque no es solo el DNU, La Ley Bases y el protocolo antipiquetes; es todo el plan de Milei. Al que enfrentamos movilizades en las calles, pero hace falta más, por eso es necesaria la exigencia a la CGT y las CTAs de un paro general y plan de lucha hasta derrotarlo. Para esto, es necesario construir una alternativa revolucionaria e independiente que quiera dar vuelta todo este sistema podrido. Sumate a Juntas y a la Izquierda en el MST FIT-U, para que tiremos el Patriarcado, junto con el capital.

Mili Álamo
Secretaria de Género y Diversidades CEFFHA – UNSJ

Noticias Relacionadas