San Juan. Rebelión docente

El confinamiento nacional ante la segunda ola de Covid, en la provincia de San Juan tan solo duró una semana. El viernes 28 de mayo, por presión de la Cámara Industrial, el gobernador Uñac anuncia que toda actividad comercial y productiva se abre a partir del próximo lunes 31. Con la excepción de las escuelas, donde la virtualidad se realizaría por dos semanas más. El fin de semana siguiente ocurren dos hechos importantes. Primero, se alcanza los 790 contagios positivos y 13 muertos en 24 horas, siendo el pico más alto de contagios, cuando las camas UTI estaban cerca del 100% de ocupación. Segundo, ese mismo sábado sectores de la Iglesia y las empresas privadas de la educación presionan al gobierno para volver a la presencialidad. El lunes 31 de mayo el gobierno cambia sobre sus propios dichos y anuncia para el lunes 7 la apertura de las escuelas.

Los tres gremios de la provincia se reúnen con el gobierno y el día martes 1 de junio anuncian un acuerdo donde la vuelta a la presencialidad sería optativa para los padres que decidan no enviar a sus chicos a la escuela. Por lo tanto, la tarea docente será atender la presencialidad y después la virtualidad. Esto provocó que la paciencia y la bronca docente estallaran. El acuerdo significa un doble trabajo que los docentes ya no podíamos tolerar.

Una caravana masiva contra el gobierno y los gremios

En poco tiempo y en conjunto con varias agrupaciones docentes organizamos un bocinazo que se hizo masivo. Más de 500 autos recorrimos el centro sanjuanino desde el Centro Cívico, pasando por la plaza 25 y teniendo como destino final la Casa de Gobierno. Nuevamente como en febrero, se produce un descontento generalizado hacia el acuerdo que el gobierno y los gremios firmaron entre cuatro paredes y sin consultarle a nadie. Tan fuerte fue el reclamo que hasta los medios oficiales locales y medios nacionales tuvieron que levantar la noticia.

Horas antes de la caravana, los gremios sacaron una solicita aclarando lo firmado. En esa nota dejaban expresado que “los docentes solo se conectarán para realizar trabajos virtuales durante sus horarios de trabajo”. Esto fue echar más leña al fuego porque la conexión virtual solo se realizaría en las escuelas, las cuales no tienen internet. La conclusión fue rápida: el docente una vez más ponía sus datos y dispositivos para la virtualidad.

Cuidar la salud y más presupuesto educativo

Si bien en los últimos días los contagios están bajando, esto es producto de una semana de confinamiento; por lo que abrir las escuelas solo provocará volver a aumentar los contagios en chicos y adolescentes, la franja etaria que más se está contagiando en esta segunda ola. Uñac, con el apoyo de Cambiemos, cedieron ante la presión de las empresas privadas de la educación, a las cuales solo les interesa recuperar plata y hacer todo lo contrario a lo que hay hacer: seguir restringiendo la circulación hasta que bajen los contagios y las muertes por Covid.

Por lo tanto, desde Alternativa Docente y el MST en el Frente de Izquierda Unidad proponemos:

  • No al doble trabajo: hay que mantener la virtualidad temporalmente, debatida en cada escuela con las familias, para cuidar la salud de toda la comunidad educativa hasta que bajen los contagios.
  • Vacunas para toda la comunidad educativa: los chicos no están vacunados y las familias tampoco. No podemos exigir la presencialidad y exponer a aquellos que no recibieron ni una sola dosis. Para tener rápido esas vacunas proponemos nacionalizar los laboratorios que las producen en el país, para rápidamente inmunizar a toda la población en forma gratuita.
  • Aumentar el presupuesto educativo ya: para garantizar wifi en las escuelas, así como dispositivos para docentes y estudiantes
  • Los gremios tienen que dejar la tregua con el gobierno y escuchar a los docentes: para esto se tiene que convocar a un encuentro provincial para debatir medidas a seguir y que tipo de educación queremos.
  • Estas medidas son posibles de aplicar: los ricos son quienes nunca pusieron un peso en el país, y ahora es cuando tienen que sostener los gastos de la pandemia. Hay que aplicar un impuesto a la riqueza, anular los subsidios a las privadas, utilizar las ganancias extraordinarias de la soja y no pagar la deuda externa. Con estas medidas se puede recaudar plata para fortalecer la educación pública y enfrentar la segunda ola sin contagios ni muertos.

Sumate con nosotros a recorrer escuelas y difundir estas propuestas. Contactate para seguir organizando cada escuela y las próximas movilizaciones que se darán por nuestros derechos. Porque pudimos en febrero, ahora también podremos.

Noticias Relacionadas