lunes, 22 abril 2024 - 14:26

San Juan. Justicia por Yanina y cárcel al femicida

El jueves 15 de febrero, San Juan se vio profundamente golpeado por la noticia de un nuevo femicidio que se suma a los demás ocurridos en el país en lo que va del año. Su expareja, el único señalado como autor, sigue prófugo.

Una vez más, en San Juan, tenemos que lamentar un femicidio atroz, que se suma a los que están sucediendo a lo largo y ancho del país. El día jueves a media mañana, los diarios se llenaron de titulares que conmocionaron a la provincia: encontraron en el cementerio de Angaco el cuerpo de Yanina Gabriela Pérez. La empleada municipal encargada del cementerio fue apuñalada cinco veces en el pecho. Fue encontrada agonizando y posteriormente llevada al hospital departamental, donde lamentablemente falleció.

Las primeras investigaciones y testigos que vieron el atroz hecho señalan a su expareja, Ariel Omar Pérez de 38 años, quien la habría esperado y atacado. Este asesino tiene un historial de violencia con su pareja anterior, por la cual cumplió condena, pero hace unos meses salió en libertad.

El Estado es responsable: un femicidio evitable

El todavía prófugo femicida tiene diversas denuncias en materia de violencia de género: en enero de 2020 quiso asesinar de 5 cuchillazos a su ex pareja. La atacó por la espalda y escapó luego de causarle múltiples heridas. La víctima se recuperó y, después de casi dos meses de búsqueda, el 13 de marzo de ese año, la policía logró capturarlo en una finca de San Martín. Por este episodio, según fuentes judiciales, Pérez fue condenado a 1 año de prisión.

Yanina, según el testimonio de sus hijas, estuvo viviendo con el miedo constante de que algo le ocurriera. En los meses posteriores al fin de su relación con el femicida, fue víctima de un hostigamiento y acoso constante. Incluso llegó a evitar ciertos lugares y espacios por el miedo a ser perseguida por Omar Pérez.

Hemos tenido años de gobiernos del PJ y del macrismo con políticas hacia mujeres y diversidades totalmente insuficientes e ineficientes. El gobierno de Alberto Fernández, con la creación de un Ministerio de Mujeres y Diversidades con un presupuesto casi inexistente, poco hizo por combatir y erradicar la violencia a la que estamos sometidas las mujeres y diversidades.

Ahora Milei, un negacionista de la violencia machista y patriarcal a la que estamos sometidas eliminó el Ministerio, profundizando el abandono en situaciones de violencia, y dejándonos “liberadas” a nuestra suerte en las mismas. Al mismo tiempo, la justicia protege a violentos, cuidando a sus propios funcionarios con causas por violencia de género. Y la policía, cómplice del sistema patriarcal, no investiga, sino que revictimiza y desestima las denuncias de quienes se atreven a hablar.

Estas denuncias en la provincia las venimos manifestando hace años desde el colectivo feminista, pero son las voluntades políticas las que permiten que sigamos expuestas a estas situaciones en nuestra cotidianidad.

Una salida sin medias tintas

Los derechos de las mujeres y las diversidades no están grabados en piedra. No hace falta más que una crisis política o de régimen para que las conquistas históricas del movimiento feminista se pongan en duda. Nosotras, las feministas socialistas, somos enemigo público del gobierno de Milei, pero no podemos olvidarnos que es nuestro movimiento el que se organiza, toma las calles y le demanda al Estado respuestas.

Es por eso que exigimos una salida de fondo a las violencias que nos atraviesan todos los días; es necesaria la restitución del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades, pero con un real presupuesto y recursos que permitan realizar acciones en pos de la erradicación de todo tipo de violencia contra nosotres. Al mismo tiempo, elegir jueces, fiscales y comisarios por voto popular, con mandatos limitados y revocables por medio de juicio por jurados, como parte de una reforma institucional global mientras sostenemos y reclamamos la real aplicación de la Ley Micaela para que la justicia y la policía tengan perspectiva de género y de clase a la hora de investigar casos relacionados a la violencia de género.

Desde Juntas y a la Izquierda, en el MST, denunciamos las políticas insuficientes que nos han llevado a tener 18[1] femicidios solamente en enero de 2024. Y por esto, ahora que más que nunca te invitamos a organizarte con nosotras para denunciar y exigirle al Estado políticas de género reales para atacar este problema de raíz y terminar con este sistema capitalista y patriarcal que nos oprime, nos violenta y nos sigue matando.


[1]https://www.telam.com.ar/notas/202401/653078-registro-femicidios-2024.html#:~:text=De%20acuerdo%20a%20los%20hechos,los%20casos%20(12)%20el%20asesino

Noticias Relacionadas