Salta. Continúa la huelga docente autoconvocada

Este domingo por la noche en conferencia de prensa, el ministro de Educación, Matías Canepa, junto a los ministros de Trabajo y de Economía, volvieron a amenazar con descuentos ante el inicio de la 5ta semana de paro. La política del gobierno de Sáenz-PJ es la de intentar quebrar la lucha, con represión, ataque mediático, desgaste y ahora aprietes, cercenando el derecho de huelga. Pero la lucha sigue fuerte.

La docencia autoconvocada ha rechazado en asambleas el nuevo aumento ofertado del 15% en cuotas. Con un 4% en octubre, 5% en noviembre y un 6% en diciembre, siendo percibido en su totalidad recién en enero del 2022. Este acuerdo fue firmado el viernes pasado entre el gobierno y los gremios de la Intergremial: ADP, ATE, UPCN, UDA, AMET y SADOP, quedando sin firmar SITEPSA, un gremio minoritario que participó por primera vez en la mesa de paritarias y viene siendo parte de las acciones de Autoconvocadxs, con un pliego de reivindicaciones propio.

Decir que nuestro salario superará la inflación, termina siendo otra mentira más de este gobierno. Por eso la mayoría de la docencia se encuentra llevando adelante un importante paro, un acampe en la Casa de Gobierno que crece a medida que llegan docentes del interior y cortes de rutas.

Debemos recordar que, a principios de año, habíamos logrado un aumento del 36% en cuotas hasta septiembre, del cual nos adelantaron ese último tramo al cobro de agosto para intentar frenar el malestar de la docencia. Pero hablar de percibir un 51% de “aumento” en cómodas cuotas de acá a fin de año, aunque supere el dibujo de la paritaria nacional del 45.5% del ministro de Alberto Fernández, Nicolás Trotta, no impacta de manera sustancial en un salario inicial actual de $28.000. Un aumento paupérrimo que no se acerca al verdadero costo de la canasta familiar.

La lucha continúa

En Casa de Gobierno, donde padecimos las últimas represiones, hasta con disparos «disuasivos» según la policía, se fortalece el acampe con docentes y se encuentran cinco maestras encadenadas, como símbolo de protesta. Socialmente, el repudió al gobierno es generalizado, además expresan su apoyo sectores de trabajadores, organizaciones sociales y familias. En este contexto la docencia tiene las condiciones para poder torcerle el brazo al gobierno y su política de ajuste.

La docencia autoconvocada está dividida en dos sectores: uno son los docentes autoconvocados de la Plaza, más influenciado por el PJ y el kirchnerismo, que lamentablemente se niegan a abrir el espacio a agrupaciones, a espacios políticos y sobre todo a la izquierda. Y por otro, Docentes Autoconvocadxs de Salta que recoge el histórico nombre, pero que está más debilitado. En este sector es en el cual participamos el conjunto de las agrupaciones que nos referenciamos en el espacio de oposición Multicolor a nivel nacional. Y donde participamos junto a distintas agrupaciones, aunque con un menor nivel de incidencia, pero llevando adelante asambleas democráticas, con voz y voto.

Desde Alternativa Docente Salta creemos que, con la tremenda fuerza de la lucha en curso, debemos fortalecernos en la unidad de toda la docencia, con un espacio de debate y deliberación unificado, plural, sin coerción. Donde se pueda compartir la mesa de conducción y expresar todas las opiniones con total libertad. Lograr superar cualquier tipo de división nos permitirá construir un pliego de reivindicaciones y plan de lucha que nos lleve a una verdadera mejora salarial, que cubra el costo de la canasta familiar y tenga cláusula gatillo.

Se necesitan decisiones políticas y no ataques oficiales, el gobierno debe recibir a Autoconvocadxs y hacer una propuesta superadora. Plata hay, es necesario dejar de pagar la deuda provincial y ajustar a la minoría que amasa las grandes fortunas con un verdadero impuesto a la riqueza.

Denunciamos el ninguneo y violencia de Sáenz como así también la responsabilidad del gobierno de Alberto Fernández, que sigue sin tomar medidas al respecto, dejando a su suerte los arreglos paritarios de cada provincia y solo aportando un mísero incentivo, cuando debería garantizar nuestros salarios.

Esto refuerza la lucha por volver a nacionalizar la educación pública y avanzar a que sea un sistema educativo único, estatal, gratuito y laico. Por un inmediato aumento del presupuesto al 10% del PBI para defender nuestros derechos y rechazar la normalización de una presencialidad insegura en las escuelas. Esta lucha y reclamos están en nuestras manos.

Para eso exigimos a la conducción Celeste de la CTERA que rompa el pacto social con el gobierno y actúe en apoyo a la docencia que viene padeciendo el ninguneo y la violencia, convocando a paro y plan de lucha. Como lo hacen hoy los SUTEBA Multicolor y Ademys, en una acción de solidaridad en la Casa de Salta, en apoyo a nuestra lucha.

Andrea Villegas

Alternativa Docente Salta, ANCLA

Asamblea de Docentes Autoconvocadxs

Candidata a diputada nacional, FIT Unidad – MST

Noticias Relacionadas