martes, 23 julio 2024 - 03:33

Sáenz, Villarruel y toda la casta. El nefasto pacto de Güemes de Salta

Luego del fallido Pacto de Mayo de Milei, el gobernador Gustavo Sáenz comenzó a tejer el Pacto de Güemes para las provincias del Norte Grande aunque finalmente solo recibió el apoyo de cuatro gobernadores (Jaldo de Tucumán, Zamora de Santiago del Estero, Sadir de Jujuy y Jalil de Catamarca), quienes entregaron a Victoria Villarruel el Pacto de Güemes y una propuesta para el régimen de coparticipación federal.

Durante semanas se sucedieron reuniones de un pacto con un texto secreto y de espaldas al pueblo, que juntó las firmas de los exgobernadores Romero y Urtubey, intendentes, legisladores provinciales, la iglesia, la CGT Salta, Unión Industrial de Salta, Sociedad Rural, Cámara de minería, Banco Macro, la UCR, el PJ y algunos partidos salteños, entre otros.

En el marco de los actos oficiales a Güemes en una reunión se llevó adelante la firma del pacto, donde Saénz declaró “Pelear por lo que nos corresponde sin ninguna obediencia a ningún dirigente nacional”, el mismo que desde un principio declaró estar a favor de las políticas de ajuste de Javier Milei y que lo demostró cuando mandó a sus diputados Calleti, Outes y Vega a votar a favor de la ley bases. Favores por los cuales luego en la Casa Rosada se reunió con Guillermo Francos y Luis Caputo para acordar transferencia de fondos a la provincia.

Caudillo del pueblo o cipayo del imperialismo

Cuando Sáenz posa de gaucho salteño y hace referencia de la situación crítica que vive el pueblo por las malas decisiones de los gobiernos anteriores y éste, lo hace tratando de ocultar que siempre fue parte de esos gobiernos acompañando y siendo cómplice. Menciona que nadie podría estar en contra de la obra pública que él dice reclamar, cuando la realidad es que la mayor parte de esa obra es para mejorar la infraestructura para aumentar el saqueo que llevan adelante las corporaciones extranjeras en el territorio salteño. Y no para los salteños que sufren los índices más altos de desocupación, trabajo precarizado, pobreza e indigencia.

Hace años viene insistiendo en la necesidad de transformar la matriz productiva de la provincia, y sin dudas lo está llevando adelante, con el desmonte y el avance de la soja, el extractivismo con la megaminería del oro y ahora con el botín más preciado por las grandes mineras: el litio.

Por eso para las cámaras montan un show donde los diputados de la LLA se retiran tras los altisonantes discursos del gobernador salteño, pero en la realidad están unidos para entregarnos al saqueo de los bienes comunes, es por eso que ambos están a favor del RIGI y es por eso que Patricia Bullrich visitó Salta hace unos días y manifestó que en la zona de La Puna de donde se extrae el litio, nación y provincia en conjunto trabajarán “un fortalecimiento de la fuerza federal con el objetivo de pensar una seguridad productiva”. Lo que ocurre es que los trabajadores de la minería vienen llevando adelante fuertes manifestaciones con paros totales y movilizaciones por la muerte de sus compañeros y las malas condiciones de trabajo, algo que pone en peligro la libertad de saquear.

Utilizan una fecha tan importante del pueblo salteño para hacer un pacto de entrega, cuando Güemes es un icono por haber enfrentado al imperio de entonces junto a los infernales y el pueblo salteño.

Malvenida a Villarruel

Por Güemes y los que murieron luchando por la independencia este 17 de junio repudiamos la presencia de Victoria Villarruel en Salta, y además exigimos la libertad de los presos políticos que tiene este gobierno, criminalizando el derecho a manifestarse.

El pueblo trabajador de Salta ha enfrentado muchas veces a estos gobiernos entregadores incluso superando la traición de la burocracia de la CGT, que hoy muestra una vez más de qué lado está. Se vendrán luchas importantes por defender nuestros bienes comunes, entre ellos el más importante, el agua, derechos y libertades democráticas y los salarios. Solo la unidad y coordinación de todos los sectores en lucha podrá enfrentar y derrotar el frente común que demuestra este pacto entregador de Saénz. Y abrir la puerta para pelear con una alternativa política de los trabajadores y sectores populares por una segunda y definitiva independencia.

Andrea Villegas, referente del MST en el Frente de Izquierda de Salta

Noticias Relacionadas