lunes, 26 febrero 2024 - 00:56

Sábado 24 en Sociales de la UBA. Vení al 12º Encuentro Nacional Educativo

Milei quiso descargar su ajuste educativo y atacar derechos de docentes y estudiantes. Caída su Ley, podría buscar otras vías, pero el golpe fue durísimo.
Está en dudas igual la paritaria nacional y el envío de fondos para salarios y educación, mientras los gobernadores también ajustan. ¿Cómo enfrentarlos? El sábado 24 sumate al 12º Encuentro Nacional Educativo con Alternativa Docente.

Con su DNU y la derrotada Ley Ómnibus, Milei intentó declarar la educación como «servicio esencial» para no permitir los paros. Hablan de «libertad», pero quieren prohibir a la docencia poder protestar. Es que su ajustazo educativo y social no pasa sin represión ni anular derechos como el de huelga. En eso acordaban los gobernadores, pero todo se les cayó por la movilización nacional y el paro general que le arrancamos a la CGT y al que las CTA se tuvieron que sumar.

El Estado debe garantizar el derecho social a la educación

El gobierno de Milei va en sentido opuesto. Como culpan a la docencia por la crisis educativa, plantearon una reforma laboral contra muchos derechos del Estatuto Docente: como obligar a tener que revalidar títulos y conocimientos para acceder y permanecer en el cargo, atacar la estabilidad o introducir pagos salariales diferenciados por «capacitación».

Apuntan también a una evaluación estandarizada constante, para generar ranking de escuelas, docentes y estudiantes que lleven a la «competencia» mercantilista y al privatismo. También pretenden obligar a estudiantes a rendir un «examen de egreso» en Secundaria, que solo le sirva a las patronales para seleccionar su futura fuerza de trabajo. A la vez, plantean que no sea obligatorio asistir a la escuela desde 4to grado, al habilitar una educación virtual «híbrida», con un negocio para las plataformas educativas.

A esto apunta el ideario de Carlos Torrendell, el clerical y privatista Secretario de Educación que siempre reclamó la libertad de elección del «servicio educativo». Donde las familias puedan elegir la escuela, según su ideología y creencias, pero subsidiada con plata de todos…

Son mamarrachos contra la escuela pública, que debe ser entendida como derecho social y humano que el Estado debe garantizar y no como «un servicio» que se debe comprar. En esa vocación privatista, Milei y Sandra Pettovello, su ministra de Capital (in)Humano, evalúan un nuevo «plan social», pero para quienes no puedan pagar las cuotas de colegios privados debido a su liberación de precios. Una versión de «voucher educativo» que rechazamos.

¿No hay plata? Milei gana al mes lo que una maestra al año

Hablan de sacrificios, pero cobran sueldazos de casta: Milei gana $4.066.018 al mes y no paga alquiler ni transporte ni comida. Gana en un mes lo que una auxiliar de escuela en un año y medio o una maestra bonaerense en 11 meses. Su hermana Karina gana $3.7 millones y los ministros $3,6 millones. Como denunció Alejandro Bodart (MST FIT-Unidad), «si fueran anticasta, tendrían que cobrar lo mismo que una docente o enfermera, como proponemos desde la izquierda hace décadas para los funcionarios de los tres poderes del Estado y ningún otro bloque apoyó».

Esto vale para las provincias, legislaturas y municipios. Pero en vez de aplicarlo y cortar con todo privilegio, el ministro de Educación bonaerense, Sileoni, anuncia que peligran los salarios docentes. Al alertar sobre posibles recortes del gobierno nacional al Incentivo, a la 5ta hora, en infraestructura, libros o el Conectar Igualdad. Lo mismo dicen gobernadores del ajuste como Llaryora del PJ en Córdoba o del PRO en Chubut.

Incluso Sileoni pone en duda que las clases comiencen normalmente, ya que no darán aumentos ni cercanos a la inflación. Esto ya venía pasando, pero pegó un salto: en Santa Fe y Córdoba desconocieron los acuerdos firmados, mientras Kicillof -con su último aumento por decreto-, dejó los salarios docentes un 28.8% abajo de la inflación 2023 (gráfico). La burocracia de CTERA y los gremios docentes de la CGT dicen estar en «alerta», al ver en riesgo la Paritaria Nacional, el Fondo de Compensación Salarial a las provincias y la ley de Financiamiento Educativo. Pero no organizan la lucha que se necesita para enfrentar realmente este ajuste, como les venimos exigiendo.

¿Qué rol tiene la educación en la sociedad capitalista?

En este marco, como docentes comprometidos, asumimos la tarea de desnudar la falsa «neutralidad» con la que el capitalismo adorna el saber pedagógico. Porque los modelos educativos están ligados al proyecto de país y la organización social y económica que se da la clase dominante para producir y distribuir riquezas y conocimientos de acuerdo a sus intereses. Esto explica la crisis educativa, al poner la escuela al servicio de la construcción de una ideología ajena al interés del pueblo trabajador.

En ocho décadas y más allá de grados, ritmos, gobiernos y regímenes políticos, los ajustes y proyectos nunca salieron del marco capitalista y forjaron un modelo pedagógico de la exclusión, que pretende «incluir» en la escuela las desigualdades que genera. Reservando la excelencia educativa a quien pueda «comprarla».

Ese modelo ha degradado el rol docente como formador y referente social. Porque lo restringe a inculcar la aceptación y reproducción del orden social, con los valores, normas y contenidos útiles a la clase capitalista. Como docentes críticos, debemos organizarnos, debatir y tomar conciencia de esto para reflexionar sobre nuestras prácticas y reapropiarnos de lo pedagógico.

Junto a luchar por las reivindicaciones inmediatas, exigiendo a CTERA y los gremios un No Inicio de clases nacional y en las provincias. Impulsando a la vez jornadas de lucha nacional con la coordinación de gremios, seccionales y la FND (Federación Docente), si la burocracia no llama.

Al servicio de eso organizamos el 12º Encuentro Nacional Educativo el sábado 24 en la Facultad de Sociales (Santiago del Estero 1029). Apostamos a poner en pie una fuerte corriente político-gremial preocupada por lo que pasa en las escuelas. Que debata sobre qué tipo de docentes queremos ser, qué prácticas tenemos por convicción pedagógica y cuáles por imposición, para recuperar nuestras decisiones sobre qué enseñar y cómo.

Analizar en qué condiciones se da el quehacer educativo y sobre qué aspectos luchar para transformarlo. Tomar cada resquicio que deja el diseño curricular para incluir contenidos que nos parecen prioritarios. Disputar y no ceder a las editoriales las decisiones didácticas. Porque queremos una escuela como espacio para la construcción de conocimiento, de reflexión, crítica y participación.

Otra educación para otro modelo de país

A su vez, luchamos por democratizar el vertical y autoritario sistema educativo, conscientes de los límites que nos imponen desde arriba, pero apostando a abrir brechas en una escuela en disputa. Cuestionar también la educación como adiestramiento en técnicas y habilidades útiles al modelo extractivista, de monocultivo, exportador de materia prima sin valor agregado y de servicios. Por infancias y jóvenes rebeldes, que se construyan como personas críticas, propositivas, creativas y solidarias.

Vení el sábado 24 al 12º Encuentro Nacional a debatir qué rol debemos tener desde la izquierda, los sectores combativos y gremios o seccionales que conducimos con la Multicolor, y cómo avanzar a un nuevo modelo sindical de lucha y democrático. Frente a corrientes que sólo ven la pelea sindical, negando toda disputa en la escuela y la educación, ante eso planteamos la necesidad de un Congreso Pedagógico Nacional, donde decidamos docentes, estudiantes y familias.

También, ante quienes reniegan de la lucha política, necesaria para ir por las transformaciones de fondo. Para renacionalizar el sistema educativo, terminar con los subsidios y toda privatización educativa. Por el aumento ya del Presupuesto al 10% del PBI y un salario igual a la canasta familiar en un cargo. Plata hay, la deuda es con la educación.

Invitamos a dar esa pelea por una pedagogía y modelo educativo socialista. A construir Alternativa Docente como una fuerte corriente nacional para defender la escuela pública y enfrentar a Milei, a los gobernadores y a los sectores privatistas. El 24, ¡te esperamos!

Noticias Relacionadas