martes, 23 julio 2024 - 03:26

Rosario. Presentamos precandidata a gobernadora de Santa Fe

El viernes pasado estuve en la Ciudad de Rosario acompañando al lanzamiento de mi compañera docente, Jimena Sosa, como precandidata a gobernadora de Santa Fe por el MST en el FIT Unidad por la provincia. Hace poco Rosario fue tendencia en todo el país por los hechos de violencia relacionados al narcotráfico en la provincia, que es una de las patas de la crisis y descomposición del sistema que estamos viviendo. Sin embargo, en la provincia, como en todo el país, se sufre el ajuste y la pobreza.

En la presentación en el bar El Cairo estuvieron presentes trabajadores del servicio 107 que denuncian el vaciamiento al sistema de salud. También docentes que, ante el inicio de clases más de 30 mil trabajadores de la educación, votaron ir a paro en reclamo por salario y presupuesto y en contra del 33,5% de aumento en cuotas. También activistas socioambientales, que siguen luchando por una Ley de Humedales, ley con la que el gobierno hizo campaña, pero dejó arder el fuego en las islas y nunca la aprobó. Jóvenes precarizados, trabajadores ocupados y desocupados que padecen las políticas de ajuste y precarización del gobierno y se organizan para dar respuestas. En una ciudad donde cerró el 2022 con un superávit de 33.000 millones de pesos y la política de Estado es el recorte de presupuesto, hace falta una izquierda que se plante.

Omar Perotti trasladó el ajuste del gobierno nacional a la provincia de Santa Fe, gobernó para los ricos y el agronegocio y las corporaciones financieras mientras ignoraba los reclamos de las y los trabajadores y reduciendo la ayuda social en una provincia con enormes bolsones de indigencia.

El negocio del narcotráfico demuestra eso. Y es así porque sin complicidad estatal, policial y judicial, no se puede mantener semejante actividad ilegal. Somos desde la izquierda quienes denunciamos esto y tenemos propuestas concretas: la estatización de los puertos y la Hidrovía, seguir la ruta del dinero. También terminar con los privilegios políticos, sacarles los fueros absolutos a legisladores, por ejemplo, el senador Traferri que se demostró que está involucrado en el narcotráfico y el lavado; democratización del sistema judicial y disolución de la policía.

Además, aplicar un plan integral para los pibes en los barrios, a los que la desprotección y el abandono en el que se encuentran los empuja a ser “soldaditos narcos” de las grandes mafias. El Frente de Frentes no es más que la derecha metida en bolsa. Dicen que vienen a ser el combo “anti-PJ” pero han sido claves en la profundización del ajuste y van por más. Y por su lado, Ciudad Futura agachó cabeza y se unió al peronismo, dejando de lado su principio de estar alejado de la vieja política tradicional. Es un desafío para la izquierda hablar con todo el sector de votantes desencantados con los partidos tradicionales, para que esa decepción y descreimiento de la política se vuelva en organización para fortalecer algo nuevo, un polo de izquierda como el que planteamos desde el MST para el Frente de Izquierda Unidad.

Rosario siempre estuvo cerca

Sí, Rosario siempre estuvo cerca y es una de las ciudades más importantes del país. Por eso, ante el corrimiento a derecha del PJ, Juntos por el Cambio, el PS, los panqueques de Ciudad Futura, la centroizquierda local de Del Frade y los liberfachos de Milei hace falta más y mejor izquierda.

Pero primero tenemos que debatir qué modelo de izquierda queremos. Si queremos seguir con la vieja manera de ser que tiene el FIT Unidad y conformarnos con nuestro techo de llegada o si queremos ser un polo de izquierda que sea referencia de millones. Porque hoy hay millones que ya sienten que esta política no va más, que nadie les da respuesta a sus reclamos y que cada vez viven peor. Aún hubo un sector que no gobernó ni es responsable del desastre en el que estamos: la izquierda. A ese desafío están dispuestas mi precandidatura y la de Jimena, como así también la de toda la militancia de nuestro partido, a convencer a millones de que hay otra salida y es por izquierda gobernando los que nunca gobernamos: las y los trabajadores. Creando un movimiento político donde estén presentes todos los luchadores de causas justas y laburantes de todos los días y no de forma testimonial, sino de manera activa, participando activamente del debate y la construcción de una herramienta política que tenga como objetivo que quienes sufrimos la desidia en nuestros puestos de trabajo y estudio, hospitales, escuelas, transporte y barrios, seamos quienes decidamos qué y cómo hacer para salir de la crisis. Porque las pocas manos que hoy están tomando decisiones lo están haciendo para los empresarios y el FMI, y no para la población. Te invito a vos que estás leyendo a sumarte a construir al MST en el FIT Unidad, para que el frente sea más fuerte y unido.

Voy a seguir llevando este debate a cada punta del país junto a los candidatos de cada provincia. El 11/3 me voy a encontrar en Bariloche y luego seguiré por Neuquén, Salta y por supuesto, Capital Federal y la provincia de Buenos Aires junto a mi compañero Alejandro Bodart, como precandidato a vicepresidente.

Noticias Relacionadas