miércoles, 24 abril 2024 - 14:58

Rosario. Hey Latam en lucha

La empresa Contact Center & Recovery S.A que administra el call center Hey Latam, en Rosario, apenas inicio la cuarentena empezó a discontinuar los pagos de salarios y a suspender a parte de su personal. La última semana presento quiebra dejando a 300 trabajadores sin sus puestos de trabajo. 

El conflicto empieza cuando hace un par de meses atrás, de forma grupal la empresa comienza a hacer reuniones por meet con los empleados y sus respectivos supervisores, para comunicar que la empresa no estaba pasando por buen momento y que no se sabe qué pueda pasar el mes siguiente. Avisando que cada empleado iba a ser llamado para que acepte los retiros voluntarios. Hubo gente que ante la incertidumbre y el miedo de quedar sin trabajo, aceptó retiros con importes que no eran los que correspondían a su antigüedad y con cheques en cómodas cuotas.

Poco tiempo después los rumores hablaban de quiebra. Empezaron los llamados desde recursos humanos que nuevamente su speech apuntaba a convencer sobre la  mala situación de la empresa, y llamaba a ciertos empleados dándoles la oportunidad de que puedan pasarse de Contact Center  & Recovery a Key Market, esta última del mismo dueño Martín Eduardo Stauffer. Ambas funcionando en el mismo domicilio de Buenos Aires 1480 de Rosario, con el argumento que la empresa no tenía ningún problema financiero, y que debían renunciar a Contac Center para que los tomaran en Key Market, perdiendo la antigüedad y demás derechos, comenzando desde cero en periodo de prueba con la promesa de que no iban a ser despedidos.

Sumado a esto surgió el tema del sueldo. La empresa en el cuarto día hábil de cada mes deposita parte del sueldo, y la otra parte la depositaba ANSES con el ATP, siempre una semana más tarde.  Sin embargo, la empresa había rechazado el ATP y no les informo a sus empleados.  Los sueldos que a más tardar iban a estar depositando el 20 de noviembre, nunca llegó. El malestar y la angustia de pensar que quedan todos sin empleo dieron inicio a las medidas de fuerza. Se pidió urgente al sindicato de comercio la intervención, quien venia tratando el tema de los aprietes. Avalaron ir a reclamar a la puerta del call center, aunque algunos dicen que ya no están funcionando allí las oficinas, sino que se deben dirigir a Córdoba 1452 1 E, oficina del abogado Lisandro Hadad.

El día de la concentración en la puerta del call center, esto nos decía una trabajadora, que por su cuidado prefiere no revelar su nombre. “El jueves nos volvimos a ver casi todos después de 8 meses. Imaginate que lloramos todos abrazándonos. Por primera vez estuvimos todos del mismo lado, y tirando juntos para adelante. Así que fue mucha la emoción que sentimos. Mirar el edificio y tantos recuerdos ahí adentro, fue triste, pero a la vez muy bueno. Nos sentimos acompañados entre todos, y cuando estamos todos juntos creo que no hay nada malo que nos pueda tirar.

Esperamos la llegada del sindicato, y entre los bombos, los llantos, las risas, cantos y gritos pasamos la mañana en la puerta de nuestro trabajo. Nos acompañaron diferentes gremios, nos sentimos muy apoyados, y agradecemos a todos los que se acercaron para hacernos el aguante.”

El vienes  27 de noviembre la empresa tenían la audiencia en el Ministerio de  Trabajo, en donde también los trabajadores se hicieron presentes, cortando la calle con carteles que decían “Hey Latam pagá los sueldos”.

La empresa no apareció físicamente, sino que se presento en forma virtual a la audiencia. Se fue a una conciliación obligatoria por 15 días hábiles, en la que la empresa tiene que pagar y los trabajadores levantar el paro, con próxima audiencia el miércoles 02 de diciembre. El mismo día a las 14:50 hs la empresa realizó el depósito de los sueldos. El sábado 28 y lunes 30 los trabajadores les tocaría trabajar y  el martes 1 de diciembre no tendrían más acceso a la plataforma de trabajo, pero eso es parte también de la conciliación. El miércoles 2, está la otra audiencia en la que tienen que presentar los balances económicos y demostrar que no son solventes, lo que aseguran los empleados que no es cierto.

Por último, dejamos unas palabras que nos compartía una de las trabajadoras de Hey Latam:

“Quiero decir que nosotros nunca dejamos de trabajar. Por más que nos debían gran parte del sueldo de Octubre, seguimos hasta el 20 de Noviembre, que fue la fecha limite en la que ellos se comprometieron a pagarnos y no lo hicieron. Todos tratamos de ser siempre buenos empleados, más allá de que se comisione o no, siempre tratamos de que la empresa siga adelante, por nuestros propios puestos de trabajo. Nosotros no pedimos que nos regalen nada y tratamos de hacer siempre las cosas de buena manera porque todos somos personas decentes. Solamente exigimos lo que nos corresponde. Todos estamos cansados de los aprietes, amenazas, de todo lo que nos basurearon durante tantos años, de las malas formas que tienen para todo y la no comunicación hacia nosotros. Siempre aguantando. Pero ahora dijimos basta. Basta por nosotros mismos, por nuestra salud mental y basta, porque ya no aguantamos más todo esto. Somos los últimos para ellos. Pero no hay que olvidarse que la empresa empieza por nosotros. Que somos los operadores quienes mantienen todo, y generan los sueldazos que cobran los jefes. Son quienes poseen una riqueza suficiente como para haber generado varios negocios dentro de un negocio que lo hicieron millonario.  Pueden tener autos caros y vivir en un country privado e ir varias veces al año de vacaciones al exterior con toda la familia. Ellos ganan millones gracias a estas gargantas que se desgastaron para que el facture de lo lindo, algunas con problemas irreversibles. Un empresario no es nada sin un trabajador.”

Noticias Relacionadas