lunes, 15 julio 2024 - 05:09

Rosario. Continúa la lucha de los portuarios

Van 60 días de la paralización del puerto a raíz de una huelga por tiempo indeterminado cumplida sin fisuras por parte de los trabajadores. Pero de esta situación los únicos responsables es la patronal TPR (Vicentin Ultramar). Es que solo hay un solo muelle operando mientras los otros tres están prácticamente hundidos y por lo tanto no operables TPR, jamás mostro intenciones de repararlos y ponerlos a funcionar mucho menos el ENAPRO (Ente administrador del puerto) ya que este puerto es unos de los pocos que le queda a esta provincia bombardeada por 18 puertos privados de distintas cerealeras multinacionales. Es decir, están desguazando lo poco que queda de este puerto estatal cuya concesión por ahora la tiene el grupo Vicentin Ultramar ante esta realidad, la patronal ha venido negando los justos reclamos salariales y tratado de implementar una reforma laboral de despidos (hablaba de 200 y de modificar el régimen horario de 6hs para llevarlo a 8hs).

Esta política cargada de provocaciones contra los trabajadores también estuvo completada con el desconocimiento por parte de la patronal, de varias conciliaciones obligatorias acordadas con ambos Ministerios de Trabajo tanto provincial como nacional.

Pero la huelga se mantiene por más que TPR ya no hable más de reforma laboral, es decir despedir cientos de compañeros y reconoce las 6hs por turno de trabajo, también reconoce un aumento salarial del 100%, un bono de fin de año y los días de huelga de noviembre y diciembre, pero hasta ayer mantenía la posición de despedir a 25 compañeros que en estos momentos bajo a solo 5.  El día 6 se desarrolla una nueva negociación.   

¡Esto no da para más! Dicen los compañeros y familiares en las carpas a Vicentin, ya la conocemos, ¡están dejando hundir los muelles y con eso están hundiendo a los portuarios y sus familias, pero ¡qué hace el estado provincial y el ENAPRO, nada!  Mientras exigen que el estado deje de esconderse.

La historia de los portuarios luchando contra patronales que concesionan el puerto es vieja y no será esta la excepción donde distintas patronales hayan tenido que irse del puerto, solo que esta vez la política que se deberá tener es luchar para que nunca más se concesione o privatice. ¡Los muelles hundidos y todas las instalaciones en general sólo podrán ser recuperadas con un puerto estatal controlado democráticamente por el SUPA!  Al mismo tiempo los trabajadores reclaman apoyo para el fondo de huelga y todas las medidas que están realizando los portuarios, también continúan exigiendo que no se produzca ningún despido y reclaman que Vicentin Ultramar quede fuera del puerto de Rosario y que éste sea manejado por el estado y controlado democráticamente por sus trabajadores.

Noticias Relacionadas