jueves, 25 julio 2024 - 12:35

Rosario. Baigorria se despierta

Bajo el lema «Baigorria se despierta», vecinos de dicha localidad vienen realizando diversas autoconvocatorias para realizar múltiples reclamos al municipio, entre ellos denuncian un aumento desmedido de la TGI (Tasa General de Inmuebles) de hasta el 380 por ciento.

La primera reunión de vecinos en forma de protesta tuvo lugar el miércoles 11 de enero desde las 10 hs frente a la municipalidad, en la cual a modo de asamblea expresaron el descontento ante un aumento muy injusto del impuesto TGI. Se trata de un incremento que supera el 300 por ciento interanual y una diferencia de un 47 por ciento de diciembre a enero, además la actualización que se realizaba cada 6 meses, ahora será gradualmente todos los meses aplicando la alícuota mes a mes de manera  acumulativa.

Al mismo tiempo en la asamblea tuvieron lugar otros reclamos relacionados a la falta de obras públicas, a la energía eléctrica y a la inseguridad.

Vecinos ante la prensa presente expresaron:  «Está claro que los aumentos tienen que ser razonables para que la gente pueda pagar, tienen que tener lógica respecto de la inflación y, sobre todo, del salario de los trabajadores», «Hay cansancio y hartazgo que se expresa en esta reunión. De una u otra manera nos sacan plata de nuestros bolsillos. El presupuesto anual de Baigorria es de 6 mil millones de pesos anuales. Esa plata que se recauda queremos saber hacia dónde se destina».

Este aumento desmedido que afecta a la población trabajadora de Granadero Baigorria, fue ejecutado por decreto a finales del 2022, sin pasar por el concejo municipal. Sin embargo, desde el municipio y el intendente Adrian Maglia (PJ) no habían tomado ninguna posición política contraria al respecto. Fue la presión social la que obligó que algunos concejales intenten construir mesas de diálogos con los vecinos y presenten proyectos para dar marcha atrás con el aumento para destrabar el conflicto. 

Los porcentajes siderales que se reflejaron en las boletas empujó a los vecinos a organizarse, no solo rechazando el aumento de la Municipalidad sino la connivencia de los concejales por haber otorgado la potestad al Ejecutivo de aumentar la tasa y la posibilidad de ajustarla mensualmente.

Hasta ahora se realizaron tres asambleas. De la primera surgió un petitorio para que se retrotraiga el aumento, que viene siendo trabajado en los barrios de la ciudad con más de mil firmas. En otra convocatoria, que fue el Viernes 27 de enero el concejo municipal de Baigorria se reunió en sesiones extraordinarias para tratar el tema impuesto en agenda por la movilización social. 

La asamblea de vecinos se hizo presente en la puerta del concejo y se encontraron con un vallado improvisado para obstaculizar la puerta de la sala de sesiones, que no pudo frenar el ingreso de las y los baigorrenses. Una actitud antidemocrática del intendente Maglia y del concejo en su conjunto. Una decisión que fue duramente criticada a viva voz por los presentes quienes también volcaron su mal humor en las redes sociales. 

El intendente Adrian Maglia sigue a rajatabla la línea de no resolver las necesidades de los vecinos y responder con censura a la participación popular.

Desde el MST en el Fit Unidad estamos acompañando la organización de vecinos y vecinas. Sin dudas que lo primero que hay que exigir es que se retrotraiga de manera urgente el aumento desmedido. Pero eso no es todo, creemos que hay que avanzar en una gran reforma tributaria, para dar vuelta todo. Por ejemplo lo que hace falta es unificar la titularidad y diferenciar mucho más la escala de alícuotas: tasa cero para la vivienda única y, en cambio, elevada proporcionalmente para los multipropietarios, grandes inmuebles urbanos y rurales, countries e inmuebles de lujo, incluyendo las iglesias que, como establece la ordenanza 4340/14, están exceptuadas del pago de la TGI.

El otro factor decisivo de los impuestos es a qué objetivos el Estado municipal destina los fondos recaudados. Como plantean los vecinos, la ley de transparencia (Decreto 0692/2009) aprobada hace 5 años no se cumple. Todo lo recaudado de los impuestos que paga el pueblo trabajador debe estar bajo control social de los y las vecinos.

En ese sentido, por supuesto, proponemos que el eje del presupuesto del Estado se destine a la tan postergada «deuda interna» de las necesidades sociales, que son las que reclaman los vecinos y que conocen muy bien. ¿Quién mejor que el pueblo baigorriense para tomar las decisiones sobre qué es lo que hace falta para mejorar la calidad de vida de los vecinos?.

Para todo esto, creemos fundamental que se sigan desarrollando las asambleas y espacios de coordinación unitaria, que sean democráticas para poder tomar las acciones a seguir y golpear con un solo puño. Si algo demuestra nuestra historia es que luchar sirve. 

La próxima concentración será este jueves 2 de febrero a las 19 hs frente al municipio.

Noticias Relacionadas