martes, 23 julio 2024 - 15:31

Rosario. Alentador encuentro nacional LGBTIQ+

Del 20 al 22 de junio, en Rosario, se realizó un importante encuentro nacional de diversidades y disidencias sexo-genéricas. Fue convocado por Orgullo Rosario, una coordinación hegemonizada por Patria Grande, corriente política cuyo referente nacional es Juan Grabois. El encuentro tuvo una alta representatividad, ya que participamos casi 500 activistas de unas 200 agrupaciones, provenientes de la Ciudad de Buenos Aires y 20 provincias. Además, fue muy oportuno, en una situación política compleja dado el gobierno nacional de Milei y su violenta ofensiva contra todos los derechos, incluidos los de nuestra comunidad.

El 19 fue el acto de apertura en la Plaza Montenegro, frente al Centro Cultural Fontanarrosa, con una bienvenida a las delegaciones y un reconocimiento a varixs militantes históricxs del movimiento rosarino de la diversidad. El 20 hubo talleres por tema y el 19, en cambio, por identidad. Desde la Federación Argentina LGBT les propusimos a les organizadores que hubiera alguna instancia para socializar las conclusiones, no prevista al inicio, y se aceptó. Así surgió un documento político final leído al cierre el sábado 22, que resume importantes consensos (ver abajo), y en los próximos días se sistematizarán y difundirán los ejes de cada taller.

El primer encuadre de les organizadores hablaba de un “quiebre” del movimiento y por ende la necesidad de “reconstruirlo”. El debate dejó atrás esta visión equivocada, ya que más allá de avances y retrocesos el movimiento sigue activo y en todo caso hay que fortalecerlo. Otra polémica fue sobre no tildar toda crítica o balance sobre el gobierno anterior de “funcional a la derecha”, cuando fueron justamente las frustraciones causadas por el gobierno peronista las que le abrieron la puerta a Milei. A la vez, la impronta inicial muy abstracta y atemporal se fue superando con los ricos intercambios en los talleres, que aportaron mayor definición política y concreción sobre los enemigos y los desafíos actuales. También surgieron tópicos permanentes, como los vínculos intergeneracionales en el activismo o entre el movimiento y la sociedad, el rol contradictorio de los cargos estatales a los que se accede, cómo sumar activismo y otros.

Que de los 26 talleres previstos el primer día hayan funcionado 11, y que de los 9 del segundo día hayan sido 5, habla de inexperiencia o cierta desconexión academicista con el movimiento real y sus necesidades. Tampoco faltó algún chisporroteo, ya que mientras “por error” banderines de Patria Grande aparecían en los talleres, pretendían que el MST no tuviéramos identificación, actitud que luego cambiaron. A su vez, en el documento final Orgullo Rosario buscó recoger los consensos que nos incluyen a todes y esto es positivo. En la marcha hubo más de 1.000 personas, se hizo un alto en el Monumento a la Bandera para homenajear a les 30.400 -a iniciativa nuestra- y se cerró con fiesta en el Galpón de las Juventudes, en la costanera. Queda pendiente resolver la sede del próximo encuentro, quizás Córdoba, que esperemos no se supedite a ninguna interna del PJ como pareció…

La FALGBT tuvo una intervención muy destacada que aportó significativamente al encuentro, con la presencia de más de 90 compañeres de varias agrupaciones, entre ellas nuestra Libre Diversidad-MST. Es más: 7 u 8, casi diez grupos provinciales se sumaron a la Federación. Propusimos también dos petitorios, muy firmados, para que los jueces del lesbicidio de Barracas y del travesticidio de Sofía Fernández en Pilar los caratulen como lo que son: crímenes de odio. A diferencia del resto de la izquierda, de presencia ínfima, nuestra mesa funcionó todo el encuentro, intervinimos en los principales talleres, vendimos una veintena de ejemplares de 30.400, derechos humanos y diversidad, marchamos con una vistosa columna y nos contactamos con muches activistas que se interesan en nuestras posiciones.

Noticias Relacionadas