lunes, 5 diciembre 2022 - 21:07

Reunión del Consejo del Salario. Un pobre aumento en cuatro cuotas

Desde las 16 hs, empresarios, sindicatos y representantes del gobierno nucleados en el Consejo del Salario se reunieron nuevamente para fijar un nuevo piso al Salario Mínimo, Vital y Móvil, ante la inflación incesante y la degradación acelerada de los salarios. Hace pocos instantes, se confirmó que el aumento será del 20% del salario mínimo en cuatro tramos, es decir, una miseria y en cómodas cuotas. Aumentará 7% en diciembre, 6% en enero, 4% en febrero y 3% en marzo, y para esa fecha quedará incluso un poco por debajo de los $70.000 en total. Entre otros temas, también definieron el monto de las prestaciones por desempleo.

Ante esta convocatoria, las organizaciones que integran el Plenario del Sindicalismo Combativo y la Unidad Piquetera se movilizaron de forma unitaria hacia la sede del Ministerio de Trabajo, para denunciar el arreglo de un salario mínimo de indigencia.

Mónica Sulle, coordinadora nacional del MST-Teresa Vive señaló: “Libramos una batalla muy importante para los trabajadores, porque acaban de entregar nuestros salarios. Marchamos primero al Ministerio de Desarrollo, para decirles que cumplan con lo acordado, y después a Trabajo, porque la situación no se tolera más: la inflación se come lo poco que podemos tener. Expresamos la misma necesidad, la lucha contra la inflación y por un salario que sea acorde a la canasta familiar. Es una vergüenza que la CGT y CTA’s digan que no se puede dar más, es obvio que juegan este partido para el gobierno. Los que jugamos para los trabajadores, estamos convocados hoy frente al Ministerio”.

Desde el Sindicalismo Combativo, Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP declaró: “Hoy se ve un gran contraste: quienes peleamos en la calle por trabajo, salarios y presupuesto social. Y por otro lado, los empresarios, la burocracia sindical y el gobierno, quienes discuten un salario mínimo, vital y móvil de miseria y por zoom. Por más unidad en la diversidad: tenemos un programa común de reclamos, y también un mismo adversario: el gobierno y el Fondo Monetario”.

Noticias Relacionadas