René Favaloro. A 55 años del primer bypass coronario

El 9 de mayo de 1967, en la Cleveland Clinic de Estados Unidos, un médico argentino cambiaba la historia natural de la enfermedad cardiovascular. René Favaloro, de gran renombre internacional, supo pasar de lo más alto del reconocimiento científico a la depresión y finalmente al suicidio agobiado por la crisis económica del 2000.

Para el mundo, este día significó un punto de inflexión en la evolución de la enfermedad cardiovascular, más precisamente la enfermedad coronaria. A partir del descubrimiento y puesta en práctica de la operación se han salvado millones de vidas de pacientes portadores de una enfermedad que es la principal causa de muertes en el mundo entero. Para Argentina, esto tiene una significación muy especial, ya que quien la realizó -y había desarrollado todas las investigaciones que precedieron a este tipo de cirugía- fue un médico argentino: René Favaloro.

Favaloro, conocido por todos, multipremiado y hasta venerado por muchos tuvo, como la mayoría de las personalidades famosas, una vida plagada de contradicciones. Estudió y se recibió de médico en la Universidad de La Plata en un época dorada del desarrollo científico de la universidad en Argentina. Trabajó más de 12 años como médico rural, cosa que siempre valoraba y de lo que se sentía muy orgulloso. Capaz y brillante como pocos, emigró a principio de los ´60 para trabajar en la Cleveland Clinic donde desarrolló sus investigaciones en cirugía torácica y cardiovascular que finalizaron en el bypass que hoy se conmemora. Volvió a la Argentina en la década del 70.

Fue nombrado para integrar la CONADEP a la cual renunció, muchos dicen que esto debido a que no acordaba con sus principios o porque adhería a la teoría de los dos demonios, motivo por lo que fue muy criticado también por organismos de derechos humanos, estando aquí sin dudas su costado más criticable.

También se anotan entre sus contradicciones sus posiciones hacia el final de su vida en contra de la universidad pública y la supuesta plétora de médicos, que de hecho terminó materializándose en la creación de una universidad privada en su Fundación Favaloro.

En el otro extremo estaba su claro posicionamiento, hecho público en épocas donde no era frecuente, frente al aborto, sobre el cual tenía una posición clara y científica a favor de la legalización del mismo.

Contradictoria fue incluso su obra institucional más conocida: la Fundación Favaloro, ya que si bien tenía un claro tinte elitista en cuanto sanitarismo y plantel profesional, por otra parte se debe reconocer que solucionaba los problemas de miles de enfermos de todas las clases sociales, incluyendo los más humildes y sin obra social, y especialmente los jubilados. Fue precisamente la gran deuda que el PAMI tenía con su fundación, que se estima superaba los 18 millones de dólares, la que lo sumergió en la profunda depresión que lo llevó al suicidio, que trágica y simbólicamente llevó a cabo con un disparo en el corazón el 29 de julio del 2000 en plena crisis económica, que desembocaría tiempo después en el Argentinazo.

¿Por qué es tan importante y en qué consiste el bypass?

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en el mundo desarrollado y en vías de desarrollo. Son millones los que padecen aterosclerosis coronaria, la causa subyacente de más del 95% de los infartos agudos de miocardio. Estos a su vez son los principales responsables de muertes en agudo o subagudo o más alejados a través de distintas complicaciones, principalmente la insuficiencia cardíaca.

En 1967 no se contaba con demasiadas herramientas terapéuticas para prevenir o mitigar la evolución de esta enfermedad, cuyas víctimas fatales se multiplicaban año tras año. No se contaba con medicamentos eficaces y los ensayos quirúrgicos para intentar llevarle sangre oxigenada al corazón habían fracasado.

La técnica ideada y desarrollada por Favaloro en la Cleveland partió de un concepto revolucionario para la época. Consistía en la utilización de la vena safena (de las piernas) para realizar un puente o bypass, el cual saliendo de la vena aorta saltaría el sitio de la estrechez aterosclerótica de la coronaria para caer más allá de la misma, reconectándose con la coronaria del paciente y llevar así sangre oxigenada al músculo cardíaco. Tan efectiva y revolucionaria fue la técnica, que se inscribe entre los descubrimientos más importantes de toda la historia de la medicina. Y si bien mucho se ha avanzado en la terapéutica clínica a través de medicamentos y también en las técnicas de cardiología intervencionista como las angioplastias, la cirugía de bypass coronario, tal y como la desarrolló Favaloro, con las lógicas actualizaciones, aún se sigue practicado 55 años después y continúa salvando millones de vidas humanas.

La vida y la extraordinaria técnica desarrollada por Favaloro podríamos decir que se inscribe en las contradicciones históricas de un país como el nuestro, atrasado, dependiente y con crisis económicas profundas y repetitivas. Es la de un médico brillante, que tiene que emigrar para poder llevar adelante investigaciones que aquí nunca hubiera podido realizar. La vuelta con fama y prestigio, intentando llevar adelante una empresa -la Fundación- donde pudiera, a través de su “excelencia”, replicar las condiciones de países desarrollados como Estados Unidos; pero que en pocos años se ve en situación de quiebra, precisamente por las condiciones de crisis económica del país.

Favaloro es sin duda uno de los más destacados de los miles que viven el mismo o parecido periplo en sus vidas. El problema entonces no reside en tal o cual persona o profesional brillante o deprimido, exitoso o no; sino en sacar al país de esta situación de atraso y dependencia a las que nos lleva este sistema capitalista, que es capaz de fagocitarse y llevar al suicidio hasta sus más destacados habitantes.

Noticias Relacionadas