lunes, 17 junio 2024 - 04:54

Reclamo en las puertas de la AFA. Las pibas paran la pelota

Este lunes por la tarde jugadoras, periodistas, hinchas, organizaciones feministas y más se congregaron en la puerta de la AFA, Viamonte 1366, para exigir entre otras cosas la desvinculación de Diego Guacci del ámbito deportivo y que se le inicie una investigación paralela a la que llevó adelante FIFA.

La FIFA anunció, después de un año de un proceso que contó con testimonios contundentes de abuso y acoso sexual aportados por más de 5 denunciantes, que el Comité de Ética  resolvió cerrar la investigación y  no aplicar sanción al DT Diego Guacci, ya que reconoce los hechos de abuso y violencia pero no puede hacer nada si no hay una denuncia judicial en Argentina. El denunciado dirigió adolescentes en River, de donde surgen las denuncias en las cuales les pide fotos desnudas a las jugadoras, las amenazaba con que no jugarían si no lo hacían o que contaría cosas de su vida personal. Además tuvo comentarios denigrantes y malos tratos.

La denuncia fue hecha por FIFPro, pero durante el último año la AFA le siguió pagando el sueldo mientras estuvo dirigiendo en Estados Unidos a algunos equipos universitarios masculinos. A fines de 2021 volvió a Argentina y empezó con las juveniles masculinas de Defensa y Justicia para luego pasar a coordinar el plantel femenino que hoy juega en la Primera B.

La excusa de la AFA es que pese a que las pruebas son contundentes no son “suficientes”, y tampoco hay una denuncia judicial en Argentina. Es decir, no niegan que ocurrió pero deciden olvidarlo, así como si nada hubiera pasado.

Y sobre la denuncia judicial: la experiencia y la ola feminista dejó en claro que si hay un lado donde está la Justicia: no es el de las pibas y disidencias. Por eso es tan difícil denunciar, los procesos son largos y revictimizantes. Aún así, si el protocolo de género se aplica y hay pruebas suficientes, no hace falta nada más.

«Llevamos en los botines revolución»

Después de esta aberrante decisión, Defensa y Justicia lo apartó de sus funciones y busca la manera de desvincularlo. Por su parte, el último fin de semana en el marco de la fecha 13 del torneo femenino varios equipos y jugadoras salieron a la cancha con una pulsera violeta como símbolo de apoyo colectivo a lo que está sucediendo con Guacci.

Esta tarde jugadoras, hinchas y organizaciones se concentraron frente al edificio de la AFA en repudio a la decisión de cerrar la causa y exigir que se desvincule a Guacci y se le abra una investigación paralela a la de FIFA.

El caso de Guacci, como el de Villa en Boca Juniors y tantos más en la historia nos da cuenta de la hipocresía de la AFA y el encubrimiento de los violentos en el fútbol. Hoy la Coordinadora sin fronteras de fútbol femenino pide la aplicación efectiva de la Ley Micaela y capacitaciones permanentes en las instituciones, que funcionen los protocolos y que el área de género no sea una tinta violeta en la AFA para quedar bien, sino que sea de acción y compromiso hacia las jugadoras, que las asesore a las hora de denunciar y las acompañe en el proceso.

El fútbol es una pasión popular, pero para que sea realmente para todes es hora de cortar con la hipocresía futbolística y dar un giro feminista. El encubrimiento de estos casos no ayuda al avance en materia de derechos tanto de las mujeres como de los colectivos LGTBI dentro del fútbol y del deporte en general. Hace falta formación con perspectiva de género en dirigentes, futbolistas y periodistas que han crecido en el machismo y aguante de cancha, con una profunda lógica de violencia patriarcal.

La ola feminista dejó marcado una hoja de ruta que no podrán borrar: quedarnos calladas no es ninguna opción.

Julieta Luna y Leonardo Rando

Noticias Relacionadas