miércoles, 24 julio 2024 - 09:15

Radiografía de los aumentos en febrero. Sube todo, menos el salario

Comienza un nuevo mes y, como ya nos tiene acostumbrados el gobierno, comienzan nuevos aumentos. La luz, los alquileres, el gas, el internet y la telefonía celular vuelven a incrementar sus tarifas y se profundiza aún más el ajuste. En lo que va del 2023 (apenas un mes) aumento todo menos los salarios.

Mientras se prevé que la inflación de enero rondará un 6%, los salarios no han aumentado y el gobierno busca ponerle un techo a las paritarias, que no recupera la pérdida de poder adquisitivo que arrastra el pueblo trabajador, ni tampoco alcanzaría a la inflación que se prevé para este año.

Te puede interesar: Por orden del FMI. Techo a las paritarias

La Junta Interna de ATE-INDEC calcula que una familia tipo debería tener un ingreso de $320.700, sólo para tener sus necesidades básicas satisfechas. Cuando la realidad es que la inmensa mayoría del pueblo percibe salarios con los que a duras penas puede llegar a fin de mes.

¿Cuál es el rumbo?

Es este contexto de crisis absoluta, ni bien comenzó el año, las políticas que surgen desde el Ministerio de Economía que dirige Sergio Massa, se enfocan en los lineamientos marcados por el FMI, buscando no retrasarse ni un día en los pagos de los vencimientos y tomando más deuda. El volumen que ha tomado la deuda externa argentina obliga, para el gobierno, ajustes cada vez más brutales y políticas diseñadas para beneficiar a los sectores más concentrados y acomodados del país.

Como si todo esto fuera poco, el presidente Alberto Fernández habla sobre la “inflación autoconstruida en la cabeza de la gente”. Una muestra del cinismo negacioncita del presidente, que busca encubrir en estas palabras el acelerado crecimiento de la pobreza estructural del país.

Te puede interesar: Panorama económico. Sequía en el campo y en los bolsillos, lluvia de plata para los buitres y grandes empresarios

Y no seamos ingenuos al pensar que “el gobierno no encuentra el rumbo en lo económico”, cómo dicen varios medios de comunicación y distintas figuras políticas, tanto del oficialismo cómo la oposición. Es un rumbo elegido, diagramado y que eligen llevar a cabo día a día. Un rumbo pactado con el FMI, de carácter liberal y que beneficia al círculo rojo.

Aumentos punto por punto

Gas y electricidad: Los aumentos definidos serán aplicados a partir de febrero, pero todavía no fue comunicado oficialmente el porcentaje. De todos modos, los usuarios recibirán el impacto concreto cuando lleguen las facturas de febrero, a partir del mes siguiente.

Telefonía, cable e internet: El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó incrementos de hasta 9,8% en febrero y 7,8% en abril para los servicios de telecomunicaciones. 

Combustibles: El Ministerio de Economía acordó a fines de 2022 con las empresas petroleras un esquema de subas escalonadas para la nafta y el gasoil, tendrán un incremento de 4% en febrero. En marzo volverá a aumentar un 3,8%.

Alquileres: Quienes deban renovar sus contratos de alquiler en febrero y estén regidos por la ley vigente tendrán subas en torno al 86%.

Además de estos aumentos, a partir de marzo se sumarán otros ya previstos como en el transporte público, agua y colegios privados, entre otros. Todos aumentos que alentaran el ritmo inflacionario, que sólo es construido por la política implementada por el gobierno. Organizarse para detener esta orientación política, va a ser necesario para que los trabajadores dejemos de ser quienes suframos el peso de la crisis económica.

Nahuel Schiavoni

Noticias Relacionadas