lunes, 22 abril 2024 - 13:40

Punk rock veganism. Los caminos unidos de las contraculturas

Este año el músico, productor y DJ Moby decidió, impulsado por su gusto por el punk y su actividad por los derechos de los animales, sacar un documental que une estas dos cuestiones. A la vez, decidió dejarlo de manera gratuita en YouTube porque: “Es la esperanza del director y los productores que nadie pague por ver esta película, ya que es un trabajo de amor y activismo”.

Porque como dice el documental: “cuando las bandas punk gritan, gritan sobre todo: sobre su vida, sobre las fallas de los medios de comunicación, sobre la política y por el bien de esta película que estamos haciendo, gritaban por los derechos de los animales”.

La película usa entrevistas, archivo de recitales de diferentes momentos, ilustraciones, algunas escenas satíricas e imágenes de mataderos o de granjas industriales para ir contando y reforzando la línea conceptual que desarrolla.

Los inicios del camino conjunto

El largometraje de 90 minutos arranca con una pequeña historia del punk para apoyarse en la época en donde comienza este camino conjunto entre el veganismo y el punk. El cual tiene su primer paso en Inglaterra a finales de los ‘70 con Crass y The Damned. Estas bandas impulsaron esta unión y fueron influencia de la camada Hardcore de Estados Unidos con bandas como: Bad Brains, Black Flag, Minor Threat, entre otras, y que es el centro de esta película ya que fue la escena de la que Moby fue parte al inicio de su carrera.

En la película se reconoce el trabajo que hacen las bandas en la concientización de la escena y como ésta se convierte en comunidad donde los músicos son público y viceversa.

En este punto habla de algunos músicos que abrazan la ideología/filosofía Hare Krishna, que frente al nihilismo Punk, presenta una salida espiritual a la crisis material que se vivía a finales de los 70 en Inglaterra.

Straigh edge

En este punto el documental refuerza un movimiento que nace a mediados de los 80, en Estados Unidos, contra el consumo de drogas, y rápidamente el consumo de carne, enfrentando el estilo hedonista y autodestructivo del Punk original. En un momento social marcado por el impulso de medidas neoliberales esta escena planteaba “estar despierto” para poder enfrentar al sistema que nos oprime. Algunas de las bandas centrales de esta movida y que hacen vida en este documental son minor threat, gorilla biscuit, Youth of Today, entre otras.

Comunidad

El documental refleja muy bien una serie de elementos que si uno va a un recital hardcore hoy los puede seguir viendo, la feria con fanzines que cuentan sobre música, pero también que relatan temáticas sociales, los recis solidarios para apoyar comedores, discos hechos por sellos autogestivos, la feria de comida vegana y la concientización sobre el derecho de los animales (y cómo eso impacta hoy en la defensa del ambiente).

Aunque oculta toda una discusión sobre el rol que juega el sistema al impulsar la industria cárnica, por las ganancias que genera y no es un eje que se pueda obviar, porque no se puede separar el plano político general de la lucha por otro tipo de alimentación. Y resulta extraño porque el hardcore punk tiene una historia de ser crítico al sistema. Sin ir más lejos el año pasado entrevistamos a Norberto Alfaro. En la entrevista repasaba la importancia en los ‘90 de Fun People, para que todo un sector conociera la lucha sobre derechos humanos, feminismo y otras temáticas en la Argentina.

Y en el documental una de las bandas «nuevas» que entrevista es Raise Against banda que milita los derechos de los animales y es muy crítico al sistema capitalista. El documental lo podes ver de manera gratuita acá.

Pedro Pallero

Noticias Relacionadas