lunes, 4 marzo 2024 - 22:35

Privilegios. Legisladores nacionales millonarios

El reciente informe de declaraciones juradas presentado por la Oficina Anticorrupción señala que gran parte de los legisladores nacionales son ricos.

El análisis de las declaraciones juradas del año 2019 ubica que el senador nacional José Alperovich es el legislador más rico del país. Su fortuna declarada es superior a los 1.300 millones de pesos y su patrimonio creció un 73% en el último año.

El podio en el senado es compartido con el ex gobernador de Misiones, Maurice Cloos, con un patrimonio superior a los 783 millones de pesos. Según los datos que dio a conocer su riqueza aumento en un 800% tras la muerte de su padre que era dueño del Grupo Económico Valle que emplea a más de novecientos trabajadores su provincia natal. El tercer  de la lista el macrista  Eduardo Costa  de frondoso prontuario por causas de corrupción con más de 662 millones de pesos. Martin Lousteau integra el sexto puesto del top ten con una fortuna superior a los 77 millones de pesos y un crecimiento del 42% en el último año.

En la cámara de diputados el primer puesto es de Máximo Kirchner, actual jefe de bloque del Frente de Todos, con algo más de 291 millones de pesos. Su fortuna estaría compuesta por 27 propiedades declaras y depósitos en dólares estimados en 3 millones de dólares. Además se supo que contiene deudas con la AFIP y con la empresa Hotelsur.

El segundo puesto lo ocupa el diputado Jose Mendinguren con una fortuna de 250 millones de pesos en activos de empresas locales y cuentas en el exterior. El ex titular de la Unión Industrial Argentina actualmente se encuentra de licencia en la cámara baja y desempeña actividades en el BICE. El tercer puesto es de la diputada radical por Ciudad de Buenos Aires, Ana Carla Carrizo, con 174 millones de pesos.

El top ten diputados lo integra Atilio Benedetti con 143 millones aunque son datos no actualizados ya que el empresario ligado al agronegocio no presento aun sus declaraciones recientes. Lo sigue el jefe de la bancada del Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo,  con 120 millones pesos, Marcelo Casaretto y Álvaro González ambos con fortunas superiores a los 45 millones de pesos.

Basta de privilegios

Las riquezas declaras por los legisladores ubican que la mayoría poco tiene ver con las necesidades populares y los problemas que enfrenta día a día. En su mayoría son integrantes de los viejos partidos políticos que defienden a capa y espada los privilegios que les otorga el sistema capitalista.

Por eso José Alperovich sigue siendo senador a pesar de que tiene en su contra una causa de abuso sexual que la justicia tucumana se niega a avanzar. La decadencia se puede evidenciar en que Eduardo Costa fue acusado en el año 2016 en los documentos de la causa Panama Papers por lavado de dinero y aún así sigue en su cargo. Ni que hablar de Máximo Kirchner, que no se le conoce trabajo alguno que el de solo vivir de las regalías de la casta política burguesa pero amasa millones de pesos.

Tal como lo venimos señalando desde hace años en la izquierda y el MST los cargos de funcionario público no pueden percibir salarios superiores al de una docente, tienen que ser revocables ante faltas comprobadas por comisiones independientes. Para terminar con los privilegios deben usar ellos y su familia las escuelas y los hospitales públicos. Es necesario terminar con la hipocresía de la casta política que en tiempos electorales se jacta de la cosa pública y da discursos de compromiso.

Por eso es necesario fortalecer a la izquierda y al FIT-U como opción de gobierno que es la única fuerza política nacional que realmente esta dispuesta a darle fin a los privilegios del poder político tradicional y sus aliados.

Noticias Relacionadas