jueves, 29 septiembre 2022 - 01:58

Primeras medidas de Massa. Ajuste y un súper tarifazo para cumplir con el FMI

Entre varias medidas destinadas a cumplir el achique en el déficit fiscal del 2,5% que exige el FMI, unos de los anuncios más importantes fue un súper tarifazo para todos los que no estén alcanzados por la tarifa social. Según anunció el nuevo “súper ministro”, ya conversó con el Fondo y los banqueros. Asegura tener de inmediato U$S 5.000 millones de liquidación de los pulpos agro exportadores. Habla de estar en contra de la devaluación, pero asegura distintos tipos de dólar. Promete una miseria de recomposición de ingresos para jubilados y trabajadores. Se encamina a reducir los planes sociales, intentando garantizar mano de obra barata para las empresas. 

En la previa, la baja del dólar de U$S 350 a U$S 280 parecía indicar que en los “mercados” habría expectativas en el nuevo ministro ajustador que les prometía importantes ganancias. En el día de la asunción la especulación hizo subir el dólar nuevamente, el Banco Central gastó U$S 150 millones en intentar contener la suba, como si avisaran que son los que vienen marcando la cancha. Y eso que Massa armó un equipo que tiene personajes como Daniel Marx, un hombre de Cavallo y amigo de los mercados y el FMI. 

Tarifazo para todos 

Se terminó el verso de la segmentación. El aumento de tarifas de la energía a nivel mundial por la guerra en Ucrania ha provocado que el tarifazo programado fuera insuficiente para achicar el monto de los subsidios estatales y de esa forma llegar a las metas de acuerdo con el Fondo que se firmó en marzo. Debido a esta situación no se cumplieron los ahorros necesarios para los mandamases de Wall Street. Fueron “considerados”, le dieron más plazo, pero la meta se tiene que cumplir. Si hay guerra o no, no les interesa, no accedieron a ninguna reprogramación del acuerdo sobre la que alentó expectativas el gobierno en su momento. 

Por esto se viene un súper tarifazo que va a pagar la mayoría de los trabajadores y sectores populares ¿En qué consiste? De los 9 millones de familias que se anotaron para recibir el subsidio, solo lo tendrán hasta miserables 400 kw mensuales. A partir de allí tarifa plena. La inmensa mayoría de las familias consumen mucho más de esa cifra. Tarifazo salvaje. La tarifa se va al triple como mínimo y no está claro si los que tienen la tarifa social van a tener este cupo también. 

Te puede interesar: Anuncios de Massa. Cele Fierro: “Massajuste a la cabeza”

Una devaluación encubierta 

Mantiene el “dólar soja” para el agronegocio y promete mejorarlo. También se abre la posibilidad de estos dólares especiales para otros sectores. No es una devaluación directa pero estos distintos tipos de cambio van a empujar los precios hacia arriba. 

Achique brutal del déficit 

  • Congelamiento de la planta de empleados del Estado y de las empresas descentralizadas. No se repondrán las vacantes por jubilaciones y otras bajas.
  • Cierre de la emisión monetaria del Banco Central para asistir al Tesoro, esto es, a las necesidades de financiamiento del Estado. Esta medida lleva a que la inflación se siga comiendo el poder adquisitivo de las jubilaciones (pese que anunció una recomposición parcial y totalmente insuficiente), los salarios estatales, los planes sociales, la obra pública y los presupuestos para salud y educación pública.
  • Canje adelantado de los vencimientos de la deuda en pesos. Asegura que ya lo garantizó en un 60% (gran parte de este porcentaje son bonos de deuda en poder de distintos organismos del Estado). 
  • Con los últimos vencimientos Pesce ya aumentó tanto las tasas que muchos especuladores renovaron sin problemas. ¿Cómo van a tener problemas con tasas de interés de más del 90% anual. Esto tiene un claro efecto recesivo de enfriamiento de la economía al encarecer tanto el crédito?.  

Acumulación de reservas con concesiones a los exportadores y endeudamiento 

La corrida cambiaria se basó en que las reservas se agotaron con las importaciones y los especuladores se negaban a liquidar sus cosechas y exportaciones buscando un dólar más alto.  

Massa amenazó a los importadores que hicieron maniobras de triangulación trayendo productos importados a dólar oficial y vendiendo al dólar financiero. Sin embargo, con gran parte de los acaparadores y especuladores del monopolio agroexportador, de la pesca y de la minería. Son los que liquidarían para que el Estado pueda tener dólares para fortalecer las reservas.  

Pero además anunció nuevos endeudamientos con organismos internacionales por U$S 1.200 millones, otros U$S 700 con la CAF (institución financiera de América Latina) y tiene, según dijo, tres ofertas de Instituciones financieras internacionales (buitres) y un fondo soberano. O sea, continúa una política de endeudamiento perpetuo. 

Aumentar el superávit comercial vía concesiones a las grandes empresas 

Este es el sentido de los regímenes especiales “para los sectores de agroindustria, minería, hidrocarburos por aumento de producción y de economía del conocimiento”. Esto sugiere que sin una devaluación directa habría dólares especiales para estos sectores, lo que representa una devaluación encubierta. Cuando una periodista le preguntó sobre las retenciones se negó contestar, cuando lo que tendría que haber hecho este gobierno es subirlas mucho a los grandes empresarios del agro negocio. 

Además, el “rápido tratamiento de las leyes que benefician en términos impositivos a la construcción, a la bio /nanotecnología, a la agroindustria y a la industria automotriz” dan más facilidades impositivas a los grandes empresarios, mientras la mayoría de la población, con el IVA, somos los que más impuestos pagamos. 

Frente a la inflación: “yo no soy mago” 

Ya adelantó el nuevo ministro que la inflación en los meses de julio y agosto va a ser muy fuerte. No hay ningún anuncio de control de precios, ni de aplicación de la ley de abastecimiento. Apenas una tenue ayuda a los ingresos de jubilados y trabajadores.  

Es que como le dijo Ilan Goldfajn, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo a la renunciante ministra Batakis en su reciente viaje a Washington, con una inflación del 90% anual se puede licuar el presupuesto del Estado y cumplir con la pautas de déficit fiscal que exige el FMI. 

La “recomposición” de los ingresos populares 

Un bono para los trabajadores que cobran entre $ 50.000 y $ 150.000 junto a una dudosa “recomposición” de los haberes jubilatorios son sus medidas en este sentido. El bono con monto fijo para los que ocupan la franja más baja de los trabajadores tiene el efecto de achatar los convenios y no se sabe aún cual va a ser su monto, frente a un ajuste salvaje de los precios y ahora de las tarifas. 

La auditoría que anunció en los planes sociales tiene el objetivo de beneficiar a los empresarios, ya que podrían tomar beneficiarios del Potenciar Trabajo, mientras el Estado paga el plan durante un año en el cual los empresarios completan la diferencia. O sea, es un subsidio a los empresarios. Va en el sentido que los patrones que pagan miserias de salario, a los cuales les molesta para su negocio que los trabajadores informales que tienen un plan se resistan a trabajar por dos pesos. 

Sobre alentar el “trabajo cooperativo”, no lo aclara en detalle, pero tiene un tufillo a acuerdo con algunas organizaciones oficialistas, que hoy asistieron a su asunción en forma sonriente.  

El “responder a las situaciones de vulnerabilidad” solo como un título es un anuncio tramposo. La realidad indica que van a seguir reduciendo vía inflación e intentando sacar a las organizaciones sociales del medio, de acuerdo a las necesidades planteadas por el FMI. 

Acuerdos 

Aunque no lo mencionó como tal, el principal acuerdo es con el FMI. Luego sostiene que va a tratar de acordar con la oposición en el Congreso y con los popes de la “Mesa de Enlace”. O sea, con todos los responsables de este desastre para las mayorías populares y grandes ganancias para buitres acreedores, bancaros y grandes empresarios. 

En resumen, este es el verdadero significado de las prioridades de orden fiscal, superávit comercial, fortalecimiento de reservas y redistribución del ingreso: es ajuste tremendo para los trabajadores y la mayoría de la población, para sostener sus acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, los fondos buitres y los grandes empresarios. 

Para imponer el plan va a tener que doblegar la resistencia obrera y popular. La que ya existe y la que lo va a enfrentar, pese a las traiciones de las dirigencias gremiales de la CGT, las CTAs y las organizaciones sociales oficialistas. Se viene un periodo de luchas para poder comer, abrigarse o tener la luz prendida.  

Por eso, desde el MST en el FIT-U estamos proponiendo para este 17 de agosto a una gran movilización a Plaza de Mayo de la izquierda política, sindical y social, con la más amplia unidad de acción, para enfrentar esta nueva de tuerca del ajuste al servicio de cumplir con el FMI y los grandes empresarios, una acción alternativa a la marcha de apoyo al gobierno que prepara la burocrática CGT. 

Este sistema sostenido por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Milei, el sindicalismo traidor y los dirigentes sociales oficialistas no va más. Este desastre para las mayorías populares es el “capitalismo eficiente” del cual tanto habla Cristina. Hay que enfrentarlo e imponer otro programa que rompiendo con el FMI y enfrentando a los grandes empresarios destine las riquezas del país a trabajo, salario, jubilaciones y planes sociales que cubran la canasta familiar. Que las riquezas naturales de Argentina se pongan al servicio de las mayorías y no de unos pocos monopolios, para que haya salud, educación, vivienda para todos.  

Hace falta un cambio total, que rompa con el régimen de la casta política y empresarial, para eso es necesario luchar por una Asamblea Constituyente libre y soberana, que ponga las decisiones de como organizar al país en manos de los que los que se levantan todos los días a construir la riqueza de esta nación, los trabajadores y el pueblo. Para pelear por este camino, invitamos a sumarse a los miles de trabajadores y jóvenes que hoy avanzan en su decepción con este gobierno.

Noticias Relacionadas