lunes, 22 julio 2024 - 06:01

Prestadoras de servicios de salud. ¿Qué es la Red Basa y qué hay detrás de su acuerdo con PAMI?

Hace meses PAMI tiene caído su sistema por un hackeo y no da turnos para la atención de las distintas patologías. En paralelo crece la injerencia de una de las principales asociaciones que prestan el servicios de atención a los afiliados, la Red Basa. Massa, Luana Volnovich y el gobierno del Frente de Todos le están abriendo paso a la tercerización de los servicios en los hospitales, al ajuste y al vaciamiento de la mano de este grupo empresario.

¿Qué es la Red Basa?

Es una de las redes prestacionales más grandes del país. Alcanza a 800.000 afiliados de 139 obras sociales y empresas de medicina prepaga en todo el país. Es el prestador más importante en la Obra Social de la Unión Obrera Metalúrgica y uno de los más grandes para el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI). Brinda su servicio en 9 provincias y tiene 18 consultorios, 10 policlínicos y 9 CETET.

Pertenece al Grupo Olmos, del economista Raul Olmos y del abogado Marcelo Carbone, presidente y vice del holding. El Grupo Olmos surge en Mendoza en los 2000 y gracias a un acuerdo con la UOM para hacerse cargo de las prestaciones de su obra social ha crecido en lo que refiere a la salud y se desarrolló a partir del 2005 en los medios de comunicación al adquirir el diario Crónica. Actualmente tiene también un canal de televisión Crónica TV, una revista y dos diarios en papel. Además en 2015 puso en marcha un laboratorio propio en Zarate.

Un manejo paralelo en el Milstein

La Red Basa es uno de los prestadores más importantes de PAMI pero tiene manejos dentro de los hospitales que son perjudiciales para los trabajadores y el servicio que prestan. Hace unos meses desembarcaron en el Hospital Cesar Milstein, ex Hospital Francés. Desde su llegada los trabajadores denuncian que hay persecución, hostigamiento y hasta despedidos. Desde las nuevas jefaturas que se han instalado, dirigen a su antojó y no han escuchado a los trabajadores que se encuentran en constante estrés, ni escucharon sus propuestas para mejorar sus condiciones de trabajo y el servicio que prestan. Desde que están hubo despidos de compañeras, desplazamiento de cargos y tareas sin ningún tipo de causa obviando la trayectoria de más de 10 años en algunos casos.

Los distintos sindicatos que se encuentran al interior del hospital hacen la vista gorda ante los maltratos. Lo mismo sucede con los directores del Milstein que dejan que estos nuevos funcionarios hagan y deshagan como quieren.  Además crece la inestabilidad laboral ya que hace más de 90 días, con la paritaria firmada en Junio, los gremios había anunciado con bombos y platillos el pase a planta de todos los compañeros y aún no hay noticias de eso y crece la preocupación ante un posible cambio de gestión.

Expertos en vaciamientos

Tanto el Grupo Olmos cómo su Red Basa tienen experiencia en el vaciamiento de los lugares de trabajo, tanto en materia de comunicación como en Salud. Hay dos casos testigo de su accionar. En el 2014 los trabajadores del diario Crónica denunciaron el cierre de una planta histórica, el traslado de trabajadores a otras plantas, el vaciamiento de la editorial Sarmiento S.A, la división de las tareas de los trabajadores y la persecución sindical. En 2015 lo hicieron con el diario El Atlántico de Mar del Plata y en 2016 con la revista Veintitrés.

En el año 2019, la Red Basa desembarcó en el Centro Gallego. Este es un centro de salud encuadrado como mutual que se encuentra intervenido por el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) desde octubre de 2012. En octubre de 2019 un grupo de asociados votó por el gerenciamiento. Las autoridades electas no tomaron posesión del cargo y el grupo empresarial controla y administra el Centro Gallego en su totalidad. Su política fue despedir trabajadores esgrimiendo causas falsas, persecución sindical a quienes se organizaran y reclamaran, modificar unilateralmente las condiciones de trabajo, extorsionar a cambio de pagar los salarios adeudados, violar varias de la leyes laborales vigentes y continuar prestando servicios de pésima calidad a los afiliados.

¿Cómo le paramos la mano y frenamos el vaciamiento?

Hace falta unidad y organización entre todos los trabajadores del hospital para defender las condiciones de trabajo y el salario, los servicios que se prestan y también priorizar la atención a las y los jubilados. No nos podemos estar dividiendo entre los trabajadores de los distintos servicios, ya sea por las tareas o porque estamos afiliados a distintos sindicatos. Tampoco podemos ignorar lo que pasa a nuestro costado cuando hay compañeros que están siendo despedidos u otros que se los saca de sus tareas. Tenemos que reaccionar.

Sabemos que esto es responsabilidad de la actual gestión del PAMI, a cargo de Luana Volnovich y del gobierno nacional. Pero tenemos en claro que lo que venga gane quien gane, sea Milei o Massa, va a ser peor y tenemos que organizarnos en asambleas por abajo y exigirles a las conducciones de los sindicatos que se pongan al frente de la pelea para denunciar el ajuste actual,  el maltrato y evitar el vaciamiento de nuestro hospital.

Alternativa Estatal – Hospital Cesar Milstein

Noticias Relacionadas