jueves, 30 mayo 2024 - 09:37

Plan Gas. Subsidios millonarios a las petroleras

Alberto Fernández anunció desde Neuquén que destinará 1.491 millones de dólares para revertir la dependencia energética. El destino de esos fondos será la extracción de gas no convencional, a través del método fracking.

El presidente encabezó junto a funcionarios la presentación del Plan Gas en el yacimiento de Loma Campana, situado en la localidad de Añelo, provincia de Neuquén, uno de los mayores productores de gas no convencional en el yacimiento Vaca Muerta.

Vamos a darle a la Argentina el gas que necesitan los argentinos para vivir y las industrias para producir. Vamos a volver a poner de pie a un país que había quedado muy lastimado”, detalló.

Además, explicó «significa más trabajo, pero significa, por sobre todas las cosas, trabajar para garantizar el gas que la Argentina necesita para vivir y para producir, dejar de pensar que tenemos que importar gas, que son divisas que se nos van y por las que Martín (Guzmán) no saben lo que sufre y todos sufrimos”.

Según se puede leer en los informes del Plan, los objetivos son un ahorro fiscal para el periodo 2021-2024 de 2 mil millones y medio de dólares y la generación de miles puestos de trabajos directos. En ese sentido, el secretario de Energía, Darío Martínez, explicó que para alcanzar esos objetivos el Plan busca“generar las herramientas que incentiven nuevas inversiones en la oportunidad que brindan los recursos convencionales y no convencionales de nuestro suelo”.

La primera medida adoptada por la cartera de Energía es asegurar a las empresas un precio tope de 3,70 dólares por millón de BTU, es decir 1,70 dólares extra por sobre el valor promedio que hoy tiene el gas en el mercado nacional. Se trata de un abultado precio adicional, es decir, un subsidio a las empresas para que retomen las inversiones en el segmento del gas que cayeron, según estimaciones nacionales, alrededor de un 12%.

Se trata de una medida del mismo tenor que la tomada el 31 de diciembre de 2019 cuando el gobierno anuncio a través del decreto 488/2020 que el Estado nacional se comprometía a pagar 45 dólares por barril de crudo tipo Brent. Aclarando que dicho valor persistiría hasta que el precio internacional fuera de ese monto, establecido por diez días consecutivos. Una cuestión que aún no ha sucedido y explica en cierto modo la falta de dólares en las reservas nacionales.

En el encuentro también se anunció la mudanza de la Secretaría de Energía Nacional a la ciudad de Neuquén. Fernández expresó que tal medida es parte del proceso de descentralización que había anticipado tras su asunción como presidente.

Subsidios y dependencia

Las intenciones de hacer que el yacimiento Vaca Muerta sea la solución a los problemas energéticos del país no son nuevas.  En el año 2013 la ex presidente, Cristina Fernández, firmó un acuerdo con la multinacional Chevron, con cláusulas que hasta el día de la fecha son desconocidas, tras darse a conocer que bajo dicha extensión de 30 mil km2 aguardaba una enorme concentración de gas y petróleo listas para su extracción. La multinacional estadunidense se convirtió así en una de las primeras en hacer uso de los enormes beneficios fiscales. Fue la profundización de la extranjerización de los recursos energéticos iniciada en los años noventa por Menem.

El ingreso de nuevas empresas no solamente no revirtió el problema de la famosa crisis energética, sino que lo agravó. Una investigación de la fundación Ambiente y Recursos Naturales, dada a conocer por La Tinta, señala que entre el año 2013 y el 2014 los subsidios a las empresas de combustible fósil representaron un total del 10% de los gastos públicos.

Recientemente el propio FMI dio a conocer que el Estado nacional destina casi 20 mil millones de dólares anuales en subsidios a las empresas, lo que representa casi el 3% del PBI nacional. Un negocio que cierra por todos lados. Un dinero que podría destinarse a resolver el problema habitacional rápidamente y generar miles de puestos de trabajo. La falta de decisión política en ese sentido solamente beneficia a las grandes empresas extranjeras y nacionales.

En resumen, los únicos ganadores han sido las petroleras que han obtenido enormes ganancias gracias a los millonarios subsidios, que son los que han contribuido en casi un 80% al total de lo desarrollado en Vaca Muerta actualmente. Sin embargo, eso no se ha reflejado en una baja de precios ni muchos menos en la tan proclamada soberanía energética.

Hay plan B

Además del aspecto económico y laboral, todo lo que involucra a Vaca Muerta representa un enorme peligro para la salud de miles. Los anuncios demuestran que la intención del gobierno es seguir financiando los combustibles fósiles que contaminan nuestro planeta.

Desde nuestro espacio nos encontramos en las antípodas del proyecto de Fernández y las multinacionales. Las soluciones a los problemas energéticos no están en Vaca Muerta y mucho menos en la política de subsidios millonarios en dólares a las grandes multinacionales extranjeras, sino en la orientación contraria ¿Qué quiere decir esto? Sencillo, la crisis económica mundial requiere de un Estado cada vez más presente, pero no para beneficiar a los empresarios con eliminación de impuestos, reducción de derechos laborales, falta de controles o extender la lógica capitalista extractivista, como propone de manera indirecta el presidente.

Una real soberanía energética requiere reestatizar todo el sistema energético y la industria petrolera, ponerla bajo control de los trabajadores y usuarios y prohibir de manera inmediata el fracking. A su vez, los recursos convencionales deben ser puestos al servicio de la reconversión energética y productiva como un bien social. No hay nadie que haya dicho que esto no se puede hacer. Por el contrario, no intentarlo es hacerle el juego al capitalismo salvaje y financiero.

Las y los que bregamos por un mundo distinto tenemos ejemplos de sobra de que es posible. Uno de ellos es el pueblo mendocino que en diciembre del año pasado salió a las calles en defensa de la Ley 7722 y logró frenar el ingreso del fracking y la megaminería en la provincia. Sin dudas es nuestra mejor hoja de ruta para los enormes desafíos que tenemos por delante.

Fuentes Consultadas

(1) https://latinta.com.ar/2020/02/las-petroleras-no-invierten-el-estado-las-subsidia/

(2) https://www.pagina12.com.ar/221249-aseguran-que-el-indice-de-accidentes-en-vaca-muerta-es-alarm

(3) https://mase.lmneuquen.com/inversiones/chevron-ratifico-sus-vaca-muerta-y-va-mas-el-trapial-n680851

(4) https://mst.org.ar/2019/11/27/de-motores-economicos-segun-fernandez-vaca-muerte/

(5) https://mst.org.ar/2020/01/23/despidos-suspensiones-e-incertidumbres-vaca-muerta-proyecto-saqueo/

Noticias Relacionadas