viernes, 21 junio 2024 - 04:45

Pilar. Surge un nuevo frente de mujeres y disidencias

Desde el año 2017, desde Juntas y a la Izquierda, Libre Diversidad y el MST en el FIT Unidad, junto a otras organizaciones e independientes, conformamos el espacio de unidad de acción llamado Asamblea de Mujeres de Pilar. Con diferencias y matices, en el mismo convivíamos una multiplicidad de organizaciones, sociales, políticas y feministas junto con muchxs compañerxs independientes.

Durante cuatro años, agrupaciones peronistas, anarquistas y trotskistas, entre otras vertientes ideológicas, logramos consensuar de manera amplia y democrática múltiples e importantes acciones, declaraciones y movilizaciones en el territorio de Pilar. Pero lamentablemente, cuando cambió el contexto político y asumió el nuevo oficialismo Fernández-Fernández la situación empezó a cambiar.

La burocracia oficial es burocracia igual

Cada vez que las acciones propuestas de alguna manera se contrapusieran a posturas o medidas oficialistas, los sectores peronistas empezaron a trabar, actuando de manera burocrática y con maniobras en defensa del gobierno, sin importar el motivo, lo que fue paralizando la asamblea.

A la vez, empezaron a impedir la expresión discrepante y disidente de diversos sectores, criticando y acusando a las fuerzas políticas, en especial de la izquierda. Se negaron a condenar la represión policial en Guernica, y lo mismo ante graves atropellos a derechos humanos como lo fue la desaparición forzada de Facundo Castro, o ahora ante el caso de Tehuel, entre otras. En cuanto al propio Pilar, se negaron a participar en las acciones por los casos de Iris, Thiago y las amenazas a nuestra compañera Mariel Unayche.

Junto con eso, el sector peronista sistemáticamente se opuso a la habitual consigna feminista el Estado es responsable ante hechos de violencia de género, abusos sexuales y femicidios. A su vez, se vio cada vez más claramente su dependencia económica del municipio a través de la Secretaría de Género, por lo que dificultaron toda declaración u acción que cuestionara alguna postura oficial.

Estos sectores llegaron a manipular al extremo y montar una “asamblea” fraudulenta, sin nuestra presencia, para expulsar a una agrupación, Pan y Rosas, y para revertir acuerdos ya consensuados desde que se fundó la Asamblea, como por ejemplo el derecho democrático a participar de las acciones con remeras, banderas y canciones políticas.

Esta situación, de meses de desgaste, llevó a muchas compañeras independientes a hartarse de estos manejos y alejarse de la Asamblea. Hasta hace poco intentamos dar los debates necesarios para recuperar la asamblea como un espacio feminista de lucha plural y democrático, pero la política funcional al gobierno y el manejo aparatista del sector peronista se han consolidado. Por estas razones, Juntas y a la Izquierda, Libre Diversidad y el MST resolvimos dejar atrás un ámbito que ya no sirve para la lucha por nuestros derechos.

Por una nueva coordinación feminista y democrática para Pilar

Por estos motivos, el viernes 16 de abril junto con varias organizaciones y sectores independientes definimos hacer una reunión abierta para volver a debatir de qué manera nos organizamos y coordinamos en nuestro territorio, que se caracteriza por una importante presencia de los sectores antiderechos.

En dicha reunión resolvimos articular, con la misma intención y propósitos que en 2017: un espacio de coordinación y acción callejera, política, cultural, artística y de lucha por todos los derechos que el Estado nos adeuda a las mujeres y disidencias. Sobre estas bases y con muchas ganas, fundamos una nueva asamblea feminista: el Frente de Mujeres y Disidencias en lucha de Pilar. Si tenés ganas de participar y fortalecer la lucha feminista y disidente para dar vuelta todo, te invitamos a ser parte de este nuevo frente unitario y a organizarte con Juntas y a la Izquierda.

Sandra Lucero

Noticias Relacionadas