jueves, 29 septiembre 2022 - 00:59

Parazo este lunes 6. Un histórico sanjuaninazo docente que va por más

En la noche del viernes 3 y al no responder el gobierno de Uñac y el PJ, al pedido de 100% de aumento al básico en una sola vez (no en cuotas), la asamblea de la docencia autoconvocada votó continuar con el paro y la movilización el lunes 6 y concentrar 10 hs. en el Centro Cívico. También se decidió un bocinazo que fue importante, mostrando la decisión de seguir la lucha y mantenerse en alerta ante las novedades de la paritaria. Justamente, entre gallos y medianoche, el gobierno y las cúpulas sindicales cerraron un acuerdo del 65% sobre el básico, pero en cuotas.

El paro de este lunes 6 es masivo, un parazo con más del 90% de adhesión. Inclusive, el ministerio de Educación que siempre tira abajo la información, reconoce que hay un piso del 85% de docentes de paro en las escuelas públicas y un tercio, dicen, en las privadas. La movilización es multitudinaria, cerca de 10 cuadras de docentes, con apoyo de estudiantes, familias y el aplauso de la gente al pasar. Es el quinto y masivo paro y movilización, en una lucha que va por más.

En relacion a esto, el referente de Alternativa Docente en San Juan, Cristian Jurado, había señalado el viernes 3 por la noche: “Este viernes cumplimos la segunda jornada de paro, con una concentración y movilización que reunió a más de 5.000 personas. Un sanjuaninazo docente que no para y va por más, fue la expresión del categórico rechazo a la insuficiente oferta de Uñac y el PJ, la que intentaron cocinar junto a las conducciones gremiales, viéndose superada por esta impactante marea docente que no cesa”.

Jurado agregó: “Protagonizamos ya cuatro días de paro en dos jornadas de 48 hs. y vamos por el quinto este lunes 6, siempre con una movilización masiva, con permanencia de la docencia autoconvocada y las agrupaciones, en una lucha muy superior a la que protagonizamos en 2021. Porque ahora dimos un salto al organizar paros, vigilias, marchas, además de plantearnos poner una carpa blanca educativa. En una lucha que es una verdadera fiesta, que conlleva alegría, felicidad, al encontrarnos peleando codo a codo y escuela con escuela, estamos protagonizando un torrente de energía y de orgullo docente que se rebela, junto a trabajadores estatales y de la salud pública que también se auto organizan. En unidad y con plena democracia, la vamos a ganar”. Asi parecen demostrarlo con esta quinta jornada de lucha.

Cristian Jurado en canal de la Universidad de San Juan

¿Acuerdo? El desborde de la base aceleró la fumata del gobierno y gremialistas

A las 2 de la madrugada del viernes 3, el gobierno y las cúpulas de UDAP, UDA y AMET acordaron ese 65% en cuotas. Una suba que arranca del 40%, al sumar un 15% en junio al 25% ya otorgado en marzo y mayo, más 7% en agosto, 12% en octubre y 6% en noviembre.

En concreto, la cuota de julio se adelanta a junio y se le suma un 10%, totalizando un 15%, luego se agrega una cuota en agosto del 7%, se suma un 2% más en octubre y la cuota prevista en diciembre se adelanta a noviembre con un 6%, es decir, 1% más. Así hay un 20% más del 45% fijado por el decreto 354/22 del 18 de marzo (ver cuadro). Con una revisión en setiembre, si la inflación superara esos porcentajes. Pero es una suba en cuotas y no de una vez como pide la docencia en lucha.

A su vez, el salario inicial de una maestra pasa del piso de $ 53.333 fijados en la paritaria de febrero, a $ 70.000 en junio (aumenta 31,2%); en agosto a $ 74.000 y $ 78.000 en septiembre, con una suba del 46,2% respecto a lo previsto antes para junio. Con la lucha se logra así un aumento mayor, pero sigue por debajo de la canasta de pobreza. Y a esa “garantía” salarial solo la pagan en el primer cargo, no en el segundo.

El gobierno reconoce la legitimidad de las protestas al disponer que se pagan los dos primeros paros, también lo reconoce sobre los paros del 2 y 3 de junio, pero los deja en “suspenso” para presionar. Y aclaran que, desde el lunes, “se aplicará el principio de día trabajado, día pagado” como forma de presión para que se levante el paro del lunes 6, con nueva movilización y asamblea para evaluar y definir la continuidad.

Vale aclarar lo insólito de esta situación, con gremialistas que piden que no descuenten los paros que ellos nunca convocaron y un gobierno que reconoce la legitimidad de esos 4 primeros paros, al garantizar pagar los dos primeros, dejando en suspenso los otros dos, solo para que la docencia frene su lucha. Y dice que desde el lunes será “día trabajado, día pagado”. Esto muestra que la fuerza de la lucha otorga “legalidad” o legitimidad a las acciones. Por eso el gobierno y las burocracias sindicales tienen que reconocerlas y garantizar su pago.

Si descontaran, como dice el gobierno, sería desde el lunes. Aunque eso desnuda su carácter extorsivo, porque si está justificado y pagan los primeros paros y analizan pagar los otros dos, quiere decir que nada es “ilegal”, sino reconocido por el gobierno. Por ello, deberían hacer lo mismo ante el paro de este lunes 6, ya que la docencia rechaza la segunda oferta al considerar que el aumento sigue siendo insuficiente.

Para lograrlo no hacen falta abogados ni “asesoramientos legales”, se trata de rumores o versiones que se hacen correr, buscando tirar atrás esta lucha. ¿O acaso llamamos a un abogado o asesor para parar por 4 días masivamente? El único “asesor” fue nuestra necesidad y la decisión de decir basta ante años de atropello y ajuste de Uñac, Alberto y el Frente de Todos.

¿Acaso algún gremio convocó? Ninguno. ¿Y nos declararon “ilegales”? Para nada. Porque todo se basa en la relación de fuerzas. El gobierno recibió un duro golpe, quedó a la defensiva por nuestro cachetazo, igual que la burocracia. Ese es entonces el camino a seguir, con firmeza, superando desde las bases todas esas “recomendaciones” de luchar de “forma inteligente” o meter miedo solo para que levantemos el paro y la movilización. Porque esa fue la herramienta que nos permitió lograr todo lo conseguido hasta ahora.

Solo la lucha decidida nos permitirá avanzar, así como arriesgamos todo al salir sin respaldo de gremios cuyas conducciones transan con el gobierno, debemos jugarnos y continuar, luego de este nuevo parazo masivo y multitudinaria movilización. Así le mostrarmos al gobierno que no podrán con una docencia que perdió la paciencia, este gigante de la clase trabajadora sanjuanina que se levanta y no pueden quebrar.

Esa fuerza los obligó a adelantar la paritaria prevista recién para julio y cambiar dos veces sus ofertas. Por eso amplían ahora la suba a los radios 4 a 7 que no estaban incluidos, aunque solo con un 5% más en esos cargos que trabajan lejos del microcentro. Se mantiene además la suba en la antigüedad para quien trabaje con 24 años a 34 años de antigüedad (según el gobierno, serían 4.150 docentes). También aumentan el Código E66 que, con diferentes montos según la antigüedad (ver[1]), pasó a $5.000 para todos. Y se modifican también 57 cargos docentes del decreto 155/2011 (ver[2]), más la confección de un Recibo Único Docente, ambos puntos que son parte de un viejo reclamo, pero habrá que ver cómo se implementan.

¿Se puede lograr más?

Si quienes negociaran fuesen representantes de la docencia autoconvocada, seguro que sí. Porque los  sindicalistas responden al gobierno del PJ y el Frente de Todos, que apela a eso y a otros aprietes para hacer que, esa dirigencia que quedó “colgada del pincel” y sin representación de la masa docente, firmara esa noche, muy entrada la madrugada. Solo que ahora, esa fumata en las alturas, orquestada tras las gruesas paredes del Centro Cívico, deberá pasar la prueba de la realidad.

Pero esa posibilidad de ingresar a la negociación, aunque más no fuera en forma paralela a la paritaria como lograron muchas veces la Asamblea Provincial de Docentes Autoconvocados de Salta, se rifó cuando entraron a hablar con Rueda representantes que decían ser “independientes”, pero luego se comprobó que estaban con el gobierno. Porque, como le aclararon al funcionario, habían “logrado… levantar los paros” del viernes 27 al jueves 2 de junio, sin nada concreto a cambio, cuando el gobierno sí barajaba negociar con una representación de la docencia autoconvocada electa en asamblea general en plena lucha.

Pese a este importante traspié, nunca lograron quebrar la enorme disposición de lucha de la docencia autoconvocada, la que no decayó en ningún momento. Para ir por más, como muestra el gran paro y movilización de este lunes 6, ahora debemos evaluar la lucha y debatir en la asamblea del Centro Cívico cómo la seguimos hasta ganar. Sostener la organización democrática del movimiento de autoconvocatoria en unidad con las agrupaciones, lo que implica que todo sea decidido en asamblea general, donde se pueden expresar todas las propuestas, argumentarlas, debatir, intercambiar entre todos los presentes en la lucha, cara a cara (no por mensajes o grupos de redes sociales), cada una de las mociones. Porque todos paramos y todos decidimos. Todos arriesgamos, todos evaluamos cada pro y contra.

Al contrario también de lo que opina un pequeño sector, la clave del triunfo es la unidad y solidaridad social que le dio legitimidad a nuestra lucha, por un salario igual a la canasta familiar. La unidad con trabajadores estatales y de la salud, con las familias y estudiantes que nos vienen a apoyar como hacemos, entre otros, desde Alternativa Docente y el MST en el FIT Unidad. Por eso, la inmensa mayoría de la docencia aplaudía y festejaba cada bocinazo de los colectivos o los autos que pasaban, a los vecinos, trabajadores y comercios que nos aplaudían al marchar.

Ese apoyo de la comunidad es clave para aislar al gobierno y obligarlo a ofrecer más de lo que estaban dispuestos, según lo que dicta el plan de ajuste de Uñac, el gobierno nacional y el FMI. La gente nos apoya porque ve que, si gana la docencia, ganamos todos.

Esta lucha es una fiesta, alegría y felicidad combativa

Como cada día de lucha autoconvocada, el viernes 3 se repudió la represión policial y se festejó como otro triunfo propio la improvisada carpa blanca «viviente», producto del ingenio de esta aguerrida docencia sanjuanina que no se deja amedrentar ni patotear por un gobierno que no entiende lo que está pasando y cómo se llegó a este inmenso grado de rebeldía imparable. Ese festejo es conmocionante al ver el aplauso, los saltos, cantos y gritos de alegría al llegar “nuestra carpa blanca”.  Con una presencia valiente y sólida, desde la mañana temprano a la noche tarde, durantes días y días.

Ese viernes, como ante cada jornada, hubo un constante ir y venir de gente, de toda la joven y combativa docencia sanjuanina; renovando la fuerza movilizada a cada hora y una permanencia de miles frente al Centro Cívico, superando la patoteada del gobierno. Una lucha en la que nadie se cansa, haciendo sonar silbatos, cornetas, botellas con piedras para hacer ruido, trayendo distintas batucadas, con pitos, matracas, cornetas, panderetas, bombos, redoblantes o batiendo las palmas sin parar. Todo sirve para que se oiga el atronar permanente de la protesta, para que el gobierno escuche el malestar, obligándolo a dar un “salario digno” como grito de guerra.

De pronto se improvisó una nueva marcha y allá van por “salario digno ya”. A recorrer las calles de San Juan, a llenarlas de docentes que enseñan a luchar, que sienten orgullo de lo que están protagonizando. Codo a codo, cuerpo a cuerpo, escuela con escuela y los departamentos que han podido ir llegando.

La energía y creatividad de un pueblo que se hartó y levanta cabeza, orgullo y convicción. Sienten que esta vez se puede. Que son protagonistas de algo histórico, nuevo, que va dejando huellas en las calles sanjuaninas que vieron trastocada su calma tradicional.

A donde uno entra, hay solidaridad. Por donde la marcha pasa, hay apoyo. Comercios, trabajadores, vecinos; en las puertas y ventanas se aplaude a este río docente que dijo basta. Y no le importa qué le digan o expliquen. La indignación se hizo alegría y las iniciativas brotan de a montones. Cada docente quiere sumar algún cartel, muñeco, canto o elemento para hacerse oír.

Y ese atronar de la docencia marchando, inquieta a los funcionarios custodiados por la policía, igual que a los gremialistas, encerrados tras unas gruesas paredes para no escuchar la potencia del reclamo. Como es 3J, se cruzan justo las banderas violetas y multicolores por los derechos de las mujeres. Se saludan, se miran, aplauden y dan fuerza mutuamente.

Un sanjuaninazo que está haciendo historia

Hay bronca, pero también una enorme alegría porque saben que están haciendo historia. Docentes de más años nos decían que hay que remontarse 20 años atrás para encontrar jornadas con tanta contundencia. A diferencia de hoy, por ese entonces, la protesta había sido convocada y organizada por UDAP y la Mesa Intersindical de gremios estatales, con aval del peronismo provincial y de Gioja en el Senado, quienes agitaban contra el gobierno de la Cruzada Renovadora. Por lo que, en agosto de 2002, se tumbó al gobernador Avellín con manifestaciones masivas de 15.000 sanjuaninos, marchando a la gobernación ante cuatro meses de atraso salarial y de hundir la provincia en una profunda crisis.

En estas jornadas, la lucha no se limita a la capital: la docencia jachallera marchó por las calles de la villa cabecera. Hubo también marchas y manifestaciones en otros departamentos como Valle Fértil, Iglesia y Calingasta. También se contagió a trabajadores de la salud del hospital Marcial Quiroga, del Rawson, de Jachal, el IPEM más las zonas de la periferia APS. Y se contagió a las y los estatales que trabajan en el Centro Cívico, que manifestaron para incidir también en la negociación entre el gobierno y los gremios  (ver[3]).

Si el paro y la lucha autoconvocada no logra aún más, la responsabilidad es estos gremios y sus centrales, la CGT y la CTA, a las que les exigimos un paro provincial que se niegan a convocar, salvando a un gobierno al borde del noqueo. Lo mismo en relación a la CTERA a la que le pedimos un paro nacional en apoyo a San Juan y demás conflictos como el de Chubut o La Rioja. Esto lo hicimos con apoyo solidario de gremios de la FND, Ademys, SUTEBA Multicolor, AMSAFE Rosario, ATEN de Neuquén. A lo que se suma la importante exigencia unificada de ATECH de Chubut, ADOSAC de Santa Cruz y SUTEF de Tierra del Fuego reclamando a la CTERA un paro nacional. Porque si se concreta, nuestra lucha podría arrancar mucho más.

Por último, el conflicto ha puesto a prueba las políticas del Frente de Todos y el PJ, expresando una ruptura en los hechos. También de Juntos por el Cambio o los liberfachos de Milei que tratan siempre de acaparar y desviar la movilización, de forma bastante autoritaria y macartista hacia los sectores de izquierda y más combativos. Pero solo las fuerzas de izquierda, en particular las que integramos el Frente de Izquierda Unidad como nuestro MST, estuvimos acompañando desde el primer momento de forma incondicional, denunciando que el gobernador Uñac gana en un mes lo que una maestra cobra en un año y medio; proponiendo que todos los políticos, diputados, concejales y jueces ganen como una docente, lo que gana una directora de escuela con 10 años de antigüedad. O si no, que todos ganemos como un diputado.

Así lo planteamos con Cristian Jurado y también lo marcamos al hablar en la movilización de forma solidaria, como expresión de los proyectos de ley de Alejandro Bodart en la legislatura porteña, Vilma Ripoll en la legislatura bonaerense o Luciana Echevarría en la de Córdoba. Además de la obligatoriedad de los funcionarios políticos a atenderse en el hospital y asistir a la escuela pública con sus familias para vivir y defender lo público.

También señalamos que hay plata y de sobra en los pagos de la trucha deuda provincial y lo que se va al FMI, en los millonarios subsidios a los colegios privados y en la necesidad de poner un fuerte impuesto a la riqueza para dar los aumentos que se piden (ver nota). Como el sanjuaninazo docente puso en cuestión a todo el andamiaje político y gremial provincial, la salida es por izquierda. Sumate con Alternativa Docente y el MST.


[1] El código E66 estaba en mayo, en $ 1.420 con 0 años de antigüedad, en $ 2.636 con 1 a 4 años de antigüedad, en $ 3.143 con 5 a 9 años de antigüedad y en $ 4.056 con 10 años o más de antigüedad. Ahora pasa a $ 5.000 para todos igual.

[2] Entre otros estarían beneficiados: Maestra de grado de jornada simple y de jornada completa. Director de jornada completa. Maestro celador y Celador de internados. Preceptor. Director de Educación Secundaria Orientada y Artística. Director de Educación Secundaria Técnica.

[3] UPCN,  ATE y SOEME, de la salud como ATSA, Asprosa y el Sindicato Médico más los viales de Sitraviap

Noticias Relacionadas