Paro docente. Acto y protesta en el ministerio de Educación

Una importante caravana educativa arrancó este miércoles 14 desde el Obelisco porteño, recorrió las principales calles y avenidas, realizó una concentración y un primer acto frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires. Y coronó la jornada con un importante acto unitario de los SUTEBA Multicolor y Ademys, frente al ministerio de Educación de la Nación. La dirigente de izquierda, Cele Fierro (MST-FIT Unidad) acompañó la protesta docente.

En representación de Alternativa Docente, ANCLA / MST (en el FIT Unidad), corriente que fue parte activa de esta convocatoria en los dos distritos, habló nuestra compañera Andrea Lanzette, referente de los SUTEBA Multicolor y Directiva de la CTA Autónoma en Lanús. Entre otras cuestiones, Andrea expresó: “Hoy le sacamos luz roja en su ‘semáforo’ al ministro de Educación, Nicolás Trotta, a los gobiernos de Kicillof y de Larreta, pero también a los intendentes que quieren hacernos regresar al aula en las peores condiciones. Porque ajustan nuestros salarios y condiciones de trabajo, establecidas en el Estatuto Docente. La burocracia Celeste realizó una de las tradiciones más grandes, firmando un salario a la baja, sin amagar siquiera a un plan de lucha”.

Andrea Lanzette agregó: “Esta jornada es importante, pero es insuficiente. Desde Alternativa Docente y varias agrupaciones, en el Plenario Provincial de los SUTEBA Multicolor proponíamos 48 horas de paro. Para desarrollar esta jornada y también la defensa de las tomas, en particular la de Guernica. Lamentablemente hubo varias agrupaciones que se opusieron. Hasta a llamar al paro se oponían. Pero la realidad, en cada distrito, se impuso y por eso salió el paro. La lucha debe continuar con medidas progresivas de 48hs y de 72hs, ante un gobierno que quiere imponer las peores condiciones salariales, laborales y hacernos volver a la presencialidad, en el peor momento de la pandemia”.

Lanzette concluyó: “No lo va a hacer la burocracia. Lo tenemos que tomar en nuestras manos. Y estar convencidos que si no nos postulamos, si no salimos a la calle, nadie va a defender la escuela pública. No lo va a hacer la Celeste. Lo tenemos que hacer nosotros. No nos podemos dormir. Gestemos el plan de lucha. Mañana vayamos a los cortes, digamos fuerte: No al desalojo de Guernica. La Multicolor tiene que encabezar el enfrentamiento al ajuste y nos viene costando. Pero demos ese primer paso. Fuerza y a seguir”.

Por todo esto y como expresó Vanesa Gagliardi al inicio de la Caravana, la CTERA debe convocar a una gran acción nacional para que no se aplique este ‘semáforo epidemiológico’ que aprobaron en el Consejo Federal de Educación, tanto el ministro Trotta, como los ministros de Educación que responden a Larreta, a Kicillof y al resto de los gobernadores. Porque allí decidieron reducir drásticamente las exigencias epidemiológicas que contenía el Protocolo Marco nacional. Con lo que habilitan a volver a las actividades presenciales en las escuelas con riesgo bajo, pero también medio. Con eso exponen al virus a estudiantes, docentes y familias. Basta de decisiones tomadas a espaldas de la docencia y la comunidad educativa.

Para decidir y disputar el sentido de la educación, como señaló la dirigente de izquierda, Cele Fierro (MST en el FIT Unidad), quien acompañó la protesta docente, exigimos la convocatoria urgente a un Congreso Pedagógico Nacional donde docentes, estudiantes y las familias debatamos y decidamos los cambios y transformaciones de la escuela pública, en clave de mayorías sociales, no las corporaciones, sectores privados de la educación, burócratas sindicales y gobiernos que responden a los lineamientos del Banco Mundial y la OCDE para poner la educación al servicio del mercado y las necesidades de la producción capitalista.

Momento en que llegaba la Caravana Educativa a la Casa de la Provincia

Noticias Relacionadas