lunes, 22 abril 2024 - 22:41

Paro del 24. Masiva convocatoria de CICOP

El 24 fue un día como pocos. Hacía largos años que la CGT y demás centrales sindicales no llamaban a un paro. La bronca desde abajo y los conflictos crecientes obligaron a los dirigentes a concretar la convocatoria. La caída tremenda de nuestros ingresos por el ajustazo y el rechazo al paquete de Milei se expresaron con un parazo en todo el país. Pero también porque parte de la población refresca la memoria y recuerda la rebelión de 2001 y el ajuste de los 90.

En los hospitales y centros de salud el paro fue contundente. Y marchamos más de 600 trabajadores de la salud en una columna nutrida y combativa, llena de banderas bordó de CICOP y el entusiasmo de la lucha.  La jornada empezó temprano, hacía calor y había una bronca mezclada con incertidumbre. Lxs que fuimos a movilizar no estamos dispuestxs a retroceder en derechos, ni libertades democráticas, ni deterioro del sistema de salud público. Algunxs vinimos del AMBA, otres del interior. Asumimos el sindicato como nuestro y varixs tomamos tareas asegurando que la marcha fuera segura, que estemos unidxs, y que sigamos pensando sobre cómo continuar. Se debatió en el terreno de la lucha misma, en la vereda y la calle, aplaudiendo y cantando. CICOP y FESINTRAS demostramos que se puede levantar la puntería por encima de lo sectorial para una pelea de conjunto con todo el pueblo contra el ajuste de Milei. Nuestra agrupación Alternativa Salud fue parte de la movilización, así como de los demás procesos de lucha en todo el país.

Después del paro, esto tiene que seguir con un plan de lucha. Y lo tenemos que impulsar nosotrxs. Uniendo en la movilización a todos los que luchan. Trabajadores, sectores barriales y de la cultura.

De la misma forma que arrancamos éste del día de hoy tenemos que salir a difundir la idea de la continuidad de las medidas de fuerza entendiendo que no hay garantía en el cabildeo de los legisladorxs que se mueven por las roscas económicas y políticas. Y menos en la justicia patriarcal, cómplices del poder político. Si bien el paquetazo se puso en discusión y se introdujeron cambios, no hay garantías que sean favorables para el pueblo y, en nuestro caso, para la salud pública. Tenemos que volver a llenar las calles.

Tenemos el desafío de enfrentar el gobierno de las grandes corporaciones. Tenemos memoria y la usamos por el resguardo de nuestros derechos sociales y democráticos y para mejorar el salario que quedó varios puntos por debajo de la inflación. El equipo de salud dijo: la salud y nuestros derechos no se negocian ni se venden.

Raúl Laguna Bosch

Secretario de Organización de CICOP

Alternativa Salud (ANCLA / MST)

Noticias Relacionadas